Alfonso Gil, presidente de la Comisión de Movilidad de la FEMP: “Calmar el tráfico es una ventaja y tiene cero inconvenientes”

El teniente de alcalde de Bilbao se muestra convencido de las ventajas de la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora en vía urbana que entra en vigor el próximo 11 de mayo

Alfonso Gil, presidente de la Comisión de Movilidad Sostenible de la FEMP, en una imagen de archivo.
Alfonso Gil, presidente de la Comisión de Movilidad Sostenible de la FEMP, en una imagen de archivo.santos cirilo

Alfonso Gil (53 años), presidente de la Comisión de Transportes, Movilidad Sostenible y Seguridad Vial de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se muestra convencido de las ventajas de la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora en vía urbana, que entra en vigor el próximo 11 de mayo, una medida que ya se lleva aplicando desde hace más de medio año en la ciudad de la que es teniente de alcalde, Bilbao.

Pregunta. ¿Cómo se están preparando los ayuntamientos para la entrada en vigor de la nueva legislación?

Respuesta. Los ayuntamientos ya llevaban un tiempo calmando el tráfico. Dos grandes ciudades como Madrid o Barcelona ya tienen zonas habilitadas como 30, no es una cuestión ex novo. Esto nos da un respaldo normativo ante situaciones que se estaban produciendo, pero todos estamos preparados para calmar el tráfico y estamos convencidos. El municipalismo español está convencido de que calmar el tráfico es una ventaja y tiene cero inconvenientes.

P. ¿Por qué es importante una medida como esta?

R. Esta medida tiene muchos beneficios. Reduce el impacto acústico —que, se ha demostrado, puede generar cardiopatías—, se emiten menos gases efecto invernadero, y un estudio ha mostrado recientemente que las ciudades con calles 30 hacen que el comercio local florezca más. Una “calle 30″ tiene todos los ingredientes para ser comercialmente más atractiva.

P. ¿Temen que algunos conductores se resistan al cambio?

R. Si. Algunos lo interpretan como una medida contra el coche, y nada más lejos. Lo que queremos es contextualizar su uso. Las ciudades estamos apostando por una movilidad sostenible y saludable a la vez, pero no renunciamos al vehículo privado, hay gente que lo necesita. Pero lo que queremos es que lo usen aquellos ciudadanos que no tengan otra alternativa. Tenemos que seguir apostando por el transporte público y que este sea sostenible.

P. ¿Qué otras medidas importantes en el ámbito de la seguridad vial en el ámbito local quedan pendientes de aprobarse?

R. Hay que hablar de convivencia. A las ciudades ha llegado la bicicleta, ha llegado el peatón, ha llegado el patinete, están llegando las motos eléctricas y ha llegado algo muy importante: un incremento exponencial de las cargas y descargas de mercancías. Después de la covid se ha multiplicado el comercio electrónico y, si a eso le unimos que le estamos pidiendo a nuestro comercio de proximidad que se digitalice, podemos tener problemas, no con el transporte de personas, si no con el de mercancías. Y a esto tenemos que estar muy atentos.

P. En su experiencia tras aplicar esta medida en Bilbao, ¿constataron un descenso en el número de accidentes?

R. En Bilbao, seis semanas después de la implantación de la limitación a 30 kilómetros por hora, constatamos que, con respecto al mismo mes del año anterior se había producido un descenso del 16% en el número de accidentes y un descenso del 43% de las sanciones generadas por saltarse el semáforo en rojo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS