Récord histórico de incautaciones de marihuana en 2019: 1.538.995 plantas

Galicia vuelve a convertirse en la puerta de entrada de la cocaína, según el último informe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado

Cinco agentes de Policía Nacional, frente a una incautación de 10.170 plantas de marihuana en Almería.
Cinco agentes de Policía Nacional, frente a una incautación de 10.170 plantas de marihuana en Almería.Europa Press

El análisis de los datos del Balance anual del tráfico de drogas del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) arroja algunas conclusiones acerca de cómo está evolucionando el narcotráfico en España, uno de los negocios ilícitos más lucrativos a escala mundial y que sirve de financiación a muchas de las grandes organizaciones criminales. El “negocio” parece haberse escorado hacia drogas de más fácil producción local y distribución, como la marihuana. España bate un récord histórico y supera con creces el millón de plantas de cannabis incautadas: 1.538.995 (si se suman a los incautaciones de la Policía Nacional, Guardia Civil y Aduanas, las de las policías autonómicas), un 57% más que en 2018, cuando ya se vislumbraba esta rápida tendencia con 799.616 plantas aprehendidas, por miembros de las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

La segunda conclusión llamativa, a la luz de los datos, y que viene a corroborar hechos recientes, es que Galicia se ha vuelto a convertir en la principal puerta de entrada de cocaína de España. De los 37.768 kilos incautados en 2019 (casi un 20% del total incautado en 2018), más de 7.500 fueron aprehendidos en Galicia. Así, mientras bajan sustancialmente (66,86% menos) las incautaciones de esa droga en Andalucía, la costa gallega vuelve a ser uno de los puntos más calientes en el tráfico de cocaína, la droga que sin embargo implica más riesgos e inversiones para las organizaciones criminales pero también la que les reporta mayores márgenes de beneficio. En 2019, solo en Galicia, fueron incautados 7.642 kilos, una cantidad nueve veces superior a los 824 kilos del año anterior. Un crecimiento exponencial en esa zona en la que se interceptó el pasado 16 de diciembre un narcosubmarino, con 3.000 kilos de polvo blanco a bordo.

De manera más genérica, los datos insisten en que la droga con la que más se trafica en España es el hachís. En 2019 se aprehendieron casi 350 toneladas (349.147 kilos), casi un 20% (19,52%) menos que en 2018. Le sigue la cocaína con 37 toneladas incautadas (37.767 kilos), lo que supone un 19,86% menos que en 2018. Y el tercer lugar de la clasificación lo ocupa la marihuana, con 32.566 kilos intervenidos (un 10,15% más que en 2018). Pero lo que rompe todas las previsiones, como se indicaba al inicio, son las plantaciones, con más de 1,3 millones de plantas incautadas, un 65,12% más que el año anterior.

El estudio también vuelve a señalar como principales puntos de tráfico de drogas a Cataluña, Madrid, Valencia y Andalucía, donde en todo caso se deja notar la presión del Plan Especial para el Campo de Gibraltar puesto en marcha por el Ministerio del Interior en julio de 2018. En esta última región descienden las aprehensiones de cocaína (en un 66,83%) y de hachís (un 19,60% menos), aunque no se resiste a la tendencia general del auge de la marihuana y de las plantaciones de cannabis, cuyas incautaciones suben casi un 18,50% y un 73,64% respectivamente.

En total, 20.437 personas (un 12% más que en 2018) fueron detenidas por tráfico de drogas y se interpusieron 363.483 denuncias (un 5% más que el anterior año). La mayor parte de los arrestos se llevaron a cabo en Andalucía, que asume más del 32% de los detenidos por tráfico de drogas de toda España y más de 91.400 denuncias.

Disfunción eréctil y otras curiosidades

Entre las curiosidades que revelan los datos, destacan la sorprendente posición de la comunidad Navarra en la clasificación, ya que en 2019 se aprehendieron 1.653 kilos de hachís (mil veces más que el año anterior), 68 kilos de cocaína (lo que supone un 93% más que en 2018), 30 kilos de heroína (200% más que en el anterior periodo) y 6.859 plantas de cannabis, entre otras drogas. Cantabria, por su parte, se convierte en una suerte de nicho para la marihuana, con un 99% de incremento en las incautaciones de esa droga. Y también llaman la atención los 5.394.000 de “medicamentos para la disfunción eréctil” intervenidos en Valencia y los 1.315.600 de estos mismos fármacos interceptados en Andalucía.

Más información

Lo más visto en...

Top 50