Ayuntamientos

Los alcaldes díscolos reclaman un fondo estatal sin condiciones de 5.000 millones para todos los Ayuntamientos

Los regidores de 13 partidos distintos y 31 ciudades, entre ellas Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza, acuerdan asistir la próxima semana a la votación del decreto municipal en el Congreso, que solo apoya el PSOE

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en el encuentro telemático que han mantenido regidores de 31 ciudades contrarias al acuerdo suscrito entre el Gobierno y la FEMP para el reparto de los remanentes de los municipios.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en el encuentro telemático que han mantenido regidores de 31 ciudades contrarias al acuerdo suscrito entre el Gobierno y la FEMP para el reparto de los remanentes de los municipios.Javier Cebollada / EFE

Los 31 alcaldes de 13 partidos diferentes, que representan a ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza, han acordado este martes solicitar al Gobierno un fondo estatal incondicionado de 5.000 millones para todos los Ayuntamientos que se reparta por criterios de población y otro específico de 1.000 millones para la financiación del transporte municipal. El ejemplo que ponen es el fondo de 16.000 millones no reembolsables que el Ejecutivo ha destinado a las comunidades autónomas. Los alcaldes también reclaman la ampliación del plazo de las inversiones financieras sostenibles y la eliminación de la regla de gasto, el concepto de déficit y de estabilidad, al menos para 2020 y 2021.

La petición se produce después que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, constatara la falta de apoyos al real decreto municipal ―la previsión es que se vote el 10 de septiembre― que establece, entre otras medidas, que los Ayuntamientos saneados cedan sus 14.000 millones en remanentes al Gobierno, que se los devolverá en un plazo de 10 a 15 años. A cambio los alcaldes interesados recibirían un anticipo del 35% de sus ahorros entre 2020 y 2021 que no tendrían que devolver. Una fórmula que, pese a las presiones del Gobierno —Madrid ingresaría por ejemplo 374 millones según los cálculos de Hacienda y Barcelona, 79― cuenta con el rechazo frontal de todos los grupos parlamentarios salvo el PSOE.

Como alternativa, los alcaldes defienden un decreto exprés que no incluya los remanentes municipales, para los que piden una solución consensuada más adelante. “Solicitamos la apertura inmediata del proceso de diálogo con el Ministerio de Hacienda que llevamos semanas reclamando las entidades locales para iniciar unas nuevas negociaciones que permitan establecer unos criterios de reparto de los fondos basados en la igualdad y en la solidaridad, tal y como ya se ha hecho con el conjunto de las comunidades autónomas”, suscriben en un comunicado conjunto,

“Si ha sido posible poner de acuerdo a tantos alcaldes de tantos partidos distintos es por la sana intención de defender los intereses de nuestras ciudades. Ha sido un encuentro histórico, no hay precedentes de alcaldes de tantas formaciones políticas, con ideologías diferentes y de distintas partes de España, que se pongan de acuerdo en algo así. Hay que ponerlo en valor sobre todo en el momento actual de crispación de la política española”, ha afirmado tras la reunión telemática Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza (PP) e impulsor del movimiento de regidores rebeldes.

Fuentes del Ministerio de Hacienda recuerdan que el objetivo principal del decreto era encontrar una manera de que los Ayuntamientos saneados pudieran usar al menos una parte de sus remanentes. Y no habilitar un fondo de 5.000 millones como ya propusieron algunos grupos, entre ellos el PP pero también Unidas Podemos, socio minoritario del Gobierno, este lunes en la comparecencia extraordinaria de la ministra en el Congreso. Hacienda se abrió el lunes a que el contenido actual del decreto se tramitara como proyecto de ley para que la oposición introdujera modificaciones a través de enmiendas. Algo que tampoco convence al resto de partidos salvo los socialistas. “Nos hemos cansado de ofrecerle diálogo a la ministra. Cuando vio que todos los portavoces menos el del PSOE le dijeron no al decreto, no reaccionó abriéndose a uno nuevo”, reprocha Azcón.

El movimiento de alcaldes ha acordado en la reunión asistir conjuntamente a la sesión del trámite de convalidación en el Congreso para reafirmar con su presencia sus peticiones “y mejorar, desde la justicia y la igualdad, la situación financiera de las entidades locales”. El documento firmado este martes cuenta con el respaldo de los alcaldes de Alicante, Almería, Badajoz, Badalona, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Girona, Granada, Lleida, Madrid, Málaga, Marbella, Murcia, Ourense, Oviedo, Pamplona, Pontevedra, Pozuelo de Alarcón, Reus, Salamanca, Santander, Santa Cruz de Tenerife, Tarragona, Telde, Terrassa, Teruel, Torrelavega, Valencia y Zaragoza.

Más información

Lo más visto en...

Top 50