Caso 8-M

Marlaska desvincula el cese de Pérez de los Cobos del informe del 8-M y dice que fue por “redistribución de equipos”

El ministro anuncia un aumento de salario para la Guardia Civil y la Policía en plena tensión interna con el cuerpo

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la ministra Portavoz, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros este martes en Moncloa. En vídeo, Marlaska asegura que el cese de Pérez de los Cobos está dentro de "un proceso normal de la sustitución de los equipos".Ballesteros (Efe) | Efe

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este martes un importante aumento salarial de la Guardia Civil, en un momento de máxima tensión en este cuerpo debido a la destitución el lunes de Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Guardia Civil en Madrid, tras conocerse el envío de un informe a la juez que investiga la autorización de actos multitudinarios como la manifestación del 8-M poco antes de decretarse el estado de alarma por la covid-19. A las críticas de la oposición se ha sumado la renuncia del número dos de la Guardia Civil, el teniente general Laurentino Ceña, que ha presentado su dimisión tras la destitución de Pérez de los Cobos. Marlaska ha anunciado que Pablo Salas Moreno, jefe del Servicio de Información, responsable máximo de la lucha antiterrorista, relevará al hasta ahora número dos de la Guardia Civil y ha asegurado que la destitución, la dimisión y el relevo no tienen nada que ver con el polémico informe sobre el 8-M. “Es sencillamente una política normal de redistribución de nuevos equipos”, ha asegurado.

Ante las preguntas de la prensa, dada la evidencia de que la destitución se ha producido por ese informe, Marlaska, que ha decidido a última hora comparecer –se había convocado la rueda sin anunciar su presencia–, ha evitado dar ningún tipo de explicación sobre el asunto central de la polémica. “Es un cambio de equipos, un proceso natural de sustitución basado en la confianza, no tiene ninguna otra razón ese cese del coronel Pérez de los Cobos. Respeto las alegaciones de asociaciones de jueces, pero es un proceso normal de sustitución de los equipos. En los últimos tiempos se han realizado distintos cambios que se han visto paralizados como consecuencia de la pandemia”, ha insistido.

En su afán por no explicar el asunto que originó la destitución, el titular de Interior ha llegado a hacer juegos verbales extraños. “No es ni perder la confianza ni no perder la confianza, es rodearse de las personas de mayor confianza”, ha dicho. En una última pregunta, el ministro ha asegurado que el 8 de marzo hubo muchos actos, “también deportivos, políticos". "Lo que me entristece es que todo se focalice en el 8-M, que es el iceberg de las políticas de igualdad”, ha lamentado.

Marlaska también ha negado que él tenga el informe y que haya ningún tipo de injerencia en la labor judicial, con explicaciones igualmente confusas: “Después de 30 años de juez he tenido siempre muy claro cuál es la función del juez. Siendo yo ministro, ninguna de esas circunstancias van a apartarme de mi camino y del equipo que he elegido. Este ministro sabe perfectamente cuál es la competencia de un ministro y cuál es la de un juez. Hay una palabra que no conjugaré nunca: injerencia”. El malestar en el cuerpo por el cese de Pérez de los Cobos es mayúsculo y podría derivar en otras dimisiones. El ministro le relevó ayer lunes por “falta de confianza” tras el envío de un informe la magistrada Carmen Rodríguez-Medel. Interior cree que ese texto, que señala a Fernando Simón, director de Emergencias y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad, refleja “falta de neutralidad política” por parte de Pérez de los Cobos.

También los grupos de la oposición han mostrado su absoluto rechazo a la decisión del ministro y han pedido su dimisión. El PP ha exigido al presidente del Gobierno el cese de Marlaska y Ciudadanos ha considerado que a Marlaska “debería darle vergüenza el inmenso daño" que está causando a las instituciones. “Quien debe dimitir es él”, ha dicho el portavoz de esta formación, Edmundo del Val. Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, también ha exigido en Twitter que se depuren “responsabilidades de inmediato”. Casado ha dicho que “es un insulto a la Guardia Civil y al Estado de derecho” que Marlaska tape este cese “con la equiparación salarial que aprobó el PP hace dos años y se había negado a pagar”.

Horas después de conocerse la destitución de Pérez de los Cobos, el ministro ha anunciado la aprobación en el Consejo de Ministros del “pago del tercer y último tramo del proceso de equiparación de salarios con otros cuerpos autonómicos, y por ello el desbloqueo de una partida de 247 millones de euros para el aumento de las nóminas” de la Guardia Civil. Marlaska ha arrancado su intervención con una reivindicación del instituto armado, y ha recordado que durante su mandato se ha hecho “una inversión de más de 600 millones en infraestructuras para la Guardia Civil”. Además, ha explicado, que el año pasado hubo una oferta superior a 5.000 efectivos. “Pero nuestro compromiso es la equiparación salarial”, ha añadido. El ministro asegura que este aumento estaba previsto antes de la polémica por la destitución de Pérez de los Cobos.

Impulso al turismo internacional

El Gobierno está especialmente interesado ahora en reactivar el turismo a partir de julio, tanto el nacional como el internacional, en especial el europeo, aunque este último tendrá muchas más limitaciones que el español. “España siempre ha destacado por ser un destino seguro. Habrá temporada turística este verano, animo a los españoles a planificar sus vacaciones”, ha señalado la ministra de Industria, Reyes Maroto. “Estamos trabajando de forma muy intensa con nuestros socios europeos para fijar las reglas de la reapertura. Queremos garantías de seguridad, deben levantarse los controles para zonas que evolucionen satisfactoriamente. Es necesario garantizar la transparencia de la situación de los viajeros. Y además nos gustaría que se estudiase la apertura de fronteras no solo por países sino también por regiones. Queremos evitar rebrotes. El turismo necesita seguridad”, ha rematado.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la declaración de diez días de luto oficial por las más de 26.000 víctimas del coronavirus. La ministra ha dejado caer que el Gobierno aún no tiene decidido si pedirá una nueva prórroga del decreto de alarma de dos semanas para terminar la desescalada en las comunidades más afectadas. Montero ha insistido en que esto no es una responsabilidad exclusiva del Ejecutivo y ha invitado a todos los grupos a asumir que también les toca a ellos. “El PP dice a todo que no y solo quiere tumbar al Gobierno”, ha insistido.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50