Partidos políticos

Vox suspende de militancia a tres de sus cuatro diputados en Murcia

El partido es clave para dar la mayoría al Gobierno regional, del que forman parte PP y Ciudadanos

El portavoz del grupo parlamentario de VOX en la Asamblea Regional de Murcia, Juan José Liarte.
El portavoz del grupo parlamentario de VOX en la Asamblea Regional de Murcia, Juan José Liarte.Marcial Guillén

La dirección nacional de Vox ha suspendido de militancia a tres de los cuatro diputados que forman el grupo parlamentario en la Asamblea Regional de Murcia, según han confirmado a este periódico fuentes cercanas al partido, que han insistido en que su Comité de Garantías está ahora estudiando la situación en que quedará la formación a nivel regional.

La suspensión de militancia, según adelantó Efe, afectaría al hasta ahora portavoz parlamentario, Juan José Liarte; al secretario primero de la Asamblea, Francisco Carrera, y la diputada Mabel Campuzano. Todos ellos habrían suscrito sin consultar con Madrid el despido de varios de los trabajadores del grupo parlamentario, entre ellos, Javier Pérez, que fue nombrado coordinador del grupo por la dirección nacional. Además, habrían quitado a los dirigentes nacionales de la formación que figuraban como titulares de las cuentas del grupo parlamentario en las que se reciben las asignaciones en función de la representación parlamentaria de cada partido.

Los de Santiago Abascal fueron la fuerza más votada en la comunidad autónoma en las últimas elecciones generales, con casi un 28 por ciento de los votos. En las autonómicas de mayo de 2019 se quedaron muy lejos de ese resultado, con un 9,46 por ciento de los apoyos (fueron la cuarta fuerza), pero sus diputados regionales son fundamentales para el Gobierno murciano, porque la coalición formada por PP (16 escaños) y Ciudadanos (6) se queda a uno de la mayoría absoluta.

El único diputado que mantiene su afiliación es Pascual Salvador, ex presidente regional del partido y su cabeza de lista en las autonómicas, y que se habría negado a respaldar esas decisiones sin consultar con Madrid. La duda ahora radica en saber si los tres diputados suspendidos dejarán sus escaños, que ocuparían los siguientes candidatos en la lista de los ultraconservadores, o si por el contrario deciden mantener las actas y pasar al Grupo Mixto, que actualmente integran los dos diputados de Podemos. Vox se quedaría entonces también sin grupo propio y con un único diputado, cuyo voto seguiría bastando al Ejecutivo regional para alcanzar la mayoría absoluta de la Cámara.

Lo más visto en...

Top 50