LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Vox dice que “el confinamiento ha ido demasiado lejos”

Abascal teme que “el remedio acabe siendo peor que la enfermedad”

El líder de Vox, Santiago Abascal, durante el pleno celebrado el pasado miércoles en el Congreso.
El líder de Vox, Santiago Abascal, durante el pleno celebrado el pasado miércoles en el Congreso.Sebastián Mariscal / EFE

En un vídeo que circula por las redes sociales, el hijo de un supuesto Rocky Balboa (Sylvester Stallone) lo alcanza cuando deambula por una calle solitaria:

―“Papá, no puedes estar en la calle. Debes estar en casa confinado. Así que vuelve por favor antes de que nos multe la policía.

―Yo ya pasé esta situación. Y preferí morir del virus o con el virus que morir en casa esperando a que un impresentable me diera permiso para salir. Pero, eso sí, a las ocho todos con el aplauso. ¡Aplaude gilipollas!”

El vídeo no es de Vox sino de un actor de doblaje, pero triunfa en sus grupos de Facebook y WhatsApp y refleja lo que piensan muchos simpatizantes del partido ultra, aunque sus dirigentes no lo dijeran en público. Hasta ahora.

El pasado jueves, en una sesión de la Comisión de Libertades del Parlamento Europeo en la que se debatía la deriva autoritaria del húngaro Viktor Orban, cuya nueva legislación le permite gobernar por decreto indefinidamente, el eurodiputado de Vox, Jorge Buxadé, criticó la “doble vara de medir” de la UE por criticar a ese Gobierno, al que el partido ultra pone como modelo, y no al de Pedro Sánchez que, además de imponer la censura y dejar morir a los mayores, habría sometido a la población española a un “confinamiento forzado” que “vulnera libertades”.

Este sábado, en una entrevista con un canal de Youtube, el presidente del partido, Santiago Abascal, aseguró que el Gobierno “ha llevado demasiado lejos este confinamiento” con su “voluntad política” de mantener a los españoles encerrados en casa y cuestionó la legalidad de las multas impuestas a quienes lo incumplen. El líder del partido ultra denunció el “brutal daño a la economía” que están causando las medidas adoptadas por el Gobierno y expresó su temor a que “el remedio acabe siendo peor que la enfermedad, un remedio que ha ido demasiado lejos como consecuencia de la negligencia del Gobierno”. Además, criticó la imposición de un precio máximo de 0,96 euros a las mascarillas para evitar la especulación y culpó a esta medida de provocar desabastecimiento, aunque solo lleva 48 horas en vigor.

Vox ha anunciado que llevará la declaración del estado de alarma al Tribunal Constitucional, por considerar que algunas de sus medidas son propias del estado de excepción, a pesar de que el partido ultra es el único que ha reclamado en España la imposición del estado de excepción y de que apoyó la primera prórroga del estado de alarma.

El rechazo al confinamiento de un partido de corte autoritario, aunque paradójico, encaja con una tradición de irresponsabilidad social de la derecha española. La abanderó José María Aznar, referente ideológico de Vox, cuando criticó a Tráfico por imponer una tasa máxima de alcohol a los conductores; la prosiguió su sucesor, Mariano Rajoy, que apareció en un vídeo circulando sin cinturón de seguridad; y tuvo su máxima exponente en Esperanza Aguirre, financiadora y madrina política de Abascal, quien se resistió a aplicar la ley antitabaco en la Comunidad de Madrid.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50