Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Analizamos los mejores altavoces ‘gaming’

Ponemos a prueba cuatro modelos que hacen que los ‘gamers’ disfruten de una experiencia inmersiva durante las partidas que disputan

No es la primera vez que desde EL PAÍS Escaparate se analizan productos destinados al público gamer, dispositivos que se caracterizan fundamentalmente por dos cosas: un diseño original y llamativo, y la incorporación de un conjunto de características que hacen que los usuarios disfruten de una experiencia enriquecedora e inmersiva a la hora de jugar a sus títulos favoritos con independencia de si utilizan una videoconsola o un ordenador, ya sea de sobremesa o portátil. Así, y tras haber realizado una comparativa de cascos gaming y otra de teclados gaming es el turno de los altavoces.

¿Qué altavoces para gaming hemos elegido?

La siguiente selección está compuesta por estos cuatro modelos: JBL Quantum Duo (8), LG UltraGear GP9 (9,25), Logitech G560 (9) y Trust GXT 629 Tytan (7,5). Al analizarlos y valorarlos, los aspectos que se han tenido en cuenta son:

  • Diseño: a partir de la estética que lucen y también la calidad de construcción.
  • Iluminación RGB: todos ellos se iluminan al ritmo de la música resultando si cabe más llamativos. ¿Cómo es esta iluminación?
  • Sonido: cómo suenan los altavoces, si el sonido es limpio y no distorsionado, ¿garantizan una experiencia inmersiva y enriquecedora?
  • Experiencia de uso: si los altavoces responden a nuestras expectativas, qué opciones de conectividad ofrecen, las tecnologías que han aplicado sus fabricantes, si incluyen alguna característica que les hace diferentes, cómo se controlan…

Comparativa los mejores altavoces para gaming: así los hemos probado

Para la realización de las pruebas, se ha utilizado un ordenador Windows. En concreto, se han disputado diferentes partidas de videojuegos en los que la acción y la aventura predominan. Esto ha permitido comprobar cómo es su sistema de iluminación RGB y la experiencia sonora que proporcionan a partir de la tecnología que incorporan.

El altavoz para gaming LG UltraGear GP9 ha sido el modelo ganador, a pesar de que no proporciona la potencia más alta. Es innovador por su formato portátil, lo que no le impide ofrecer una experiencia envolvente gracias a su tecnología, un apartado de conectividad completo y una característica que los demás no tienen: un micrófono para hablar durante las partidas. Además, la aplicación a la que va ligado, LG XBoom, funciona bien.

Altavoces para gaming LG UltraGear GP9: nuestra elección

Con una estética acorde al estilo que lucen los dispositivos gaming en la que no falta la iluminación RGB, su diseño es completamente diferente a los demás. Se trata de un altavoz compacto (mide 376 x 108 x 86 milímetros) y ligero (1,5 kilos) que incorpora en la parte central una llamativa rejilla. Su presencia no solo protege los dos radiadores, el tweeter de 20 milímetros y woofer de dos pulgadas que integra, también la batería que funciona como fuente de alimentación: el proceso de carga se completa en unas tres horas y media aproximadamente y la autonomía puede alcanzar hasta las cinco horas según señala el fabricante, aunque todo depende del uso que se le dé.

Ficha técnica

  • Canales: dos.
  • Componentes internos: dos radiadores pasivos, woofer de dos pulgadas y tweeter de 20 milímetros.
  • Potencia: 20 vatios.
  • Sonido: audio de alta resolución Quad DAC, SBC, AAC, Dolby Audio, ecualización personalizable del altavoz (juegos FPS, RTS, cine, estándar, personalizable y sound boost) y ecualización personalizable para auriculares (DTS Headphone:X y personalizable)
  • Conectividad: Bluetooth, USB-C, salida auriculares de 3,5 milímetros, salida auxiliar de 3,5 milímetros y entrada óptica.
  • Batería: indicador de batería, hasta cinco horas según fabricante.
  • Dimensiones: 376 x 86 x 108 milímetros.
  • Peso: 1,5 kilos.
  • Otros: aplicación LG Xboom, micrófono integrado, iluminación LED, comandos de voz (Siri y Google), tecnología 3D Gaming Sound. 

Si en la parte trasera se ubican las conexiones físicas disponibles (un puerto USB-C, una entrada óptica, una salida auxiliar de 3,5 milímetros y otra específica para auriculares), en la superior delantera se encuentran los controles para su manejo. Uno de los más llamativos es la perilla, no tanto porque desde ella se controla el volumen sino porque es posible activar su micrófono interno -siempre y cuando el altavoz se conecte a una fuente a través de USB)- y mantener conversaciones con otros jugadores sin necesidad de llevar puestos unos cascos con micrófono incorporado. Esta es, sin duda, una de sus principales características diferenciadoras, así como el empleo de la tecnología Clear Voice Chat, que aporta una notable nitidez.

Mientras, y desde el punto de vista del sonido, proporciona una de las mejores experiencias de la comparativa al proyectar un sonido de calidad, claro y realista, que acrecienta la sensación de inmersión a pesar de no ofrecer la potencia más alta. Además, al incluir Bluetooth es posible descargarse en el teléfono móvil o la tableta la aplicación gratuita LG Xboom y, por ejemplo, ajustar y personalizar la ecualización en función de las características de cada uno de los títulos que se juegan.

  • Lo mejor: su diseño portátil y la integración de un micrófono.
  • Lo peor: proceso de carga lento y autonomía de la batería mejorable.
  • Conclusiones: sus reducidas dimensiones y contenido peso no le impiden ofrecer un gran rendimiento a pesar de que su potencia no es la más elevada. Además, cabe destacar que incorpora un micrófono con cancelación del eco y la tecnología DTS:X para auriculares que reproduce audio envolvente virtual 7.1 con buenos resultados.

Altavoces para gaming Logitech G560: la alternativa

La firma suiza concede habitualmente a sus productos un diseño diferente y especialmente cuidado, y este sistema 2.1 no es una excepción, sobre todo por la estética futurista que muestran sus dos altavoces satélites. Mientras, el subwoofer apuesta por un estilo clásico y sus dimensiones que son de 404 x 255 x 207 milímetros pueden dificultar su ubicación, sobre todo si se tienen problemas de espacio. En lo que respecta a su conectividad, estas son las opciones disponibles: puerto USB, toma de auriculares y tecnología Bluetooth 4.1.

Junto al altavoz para gaming LG UltraGear GP9 ofrece la mejor experiencia y sus 120 vatios RMS prometen mucho. Además de esta potencia, cabe señalar que el sonido que arrojan denota una alta calidad y que el sistema, por lo general, se desenvuelve bien en las distintas frecuencias, sin notar nada extraño. Eso sí, conviene descargarse en el ordenador el programa gratuito Logitech G Hub por dos razones. La primera porque es posible ajustar diferentes aspectos relacionados con este audio como, por ejemplo, la activación del ecualizador, el preajuste de ciertas opciones (la intensificación de los graves, FPS para los juegos en primera persona, los dedicados al campo de batalla…) o la activación de un sonido envolvente. La segunda, porque se puede personalizar la iluminación de los satélites (tanto la parte frontal como posterior) a través de diferentes efectos y modos de color de forma cómoda y rápida.

Altavoces para gaming JBL Quantum Duo: mejor relación calidad-precio

Junto al juego de altavoces, en la caja se incluye un cable de alimentación, otro USB y uno de audio, todos de 1,5 metros de longitud. Además, al integrar Bluetooth reproducen de manera inalámbrica las canciones que, por ejemplo, están almacenadas en el teléfono móvil y la tableta. En color negro y con una calidad de fabricación que se percibe duradera como en el resto, ocupan muy poco espacio, por lo que resultan ideales para los escritorios donde la ausencia de espacio puede ser un problema, ya que sus medidas son de 89 x 210 x 176 milímetros.

En este caso, las dos unidades se reparten los controles disponibles, entre los cuales destaca el botón que activa su iluminación RGB mediante tres efectos: esta no solo se proyecta desde la parte delantera sino desde los laterales creando un efecto visual más impactante al que se le puede incrementar el nivel de brillo. ¿Y cómo suenan? Aprovechan bastante bien sus 20 vatios de potencia, aunque si se comparan las impresiones que ‘transmiten’ a este respecto con los altavoces para gaming LG UltraGear GP9 -con quienes comparten idéntica potencia- los de la coreana lo hacen un poco mejor. Esto, sin embargo, no les impide proporcionar una experiencia más que acertada en las partidas: las distorsiones son mínimas y el sonido tiene el sello de la tecnología Dolby Digital. La sensación de envolvencia, sin llegar al nivel de otras propuestas más avanzadas, no defrauda.

Altavoces para gaming Trust GXT 629 Tytan

Está formado por un subwoofer y dos satélites, pudiendo arrojar una potencia máxima de 120 vatios. En la práctica, conviene no ‘forzarle’ y subir al máximo el volumen porque distorsiona bastante y la sensación es que el sonido parece enlatado. Si se tiene en cuenta este aspecto, la experiencia mejora notablemente.

Puede utilizarse no solo con una consola de juegos (modelos Xbox 360, Wii y PS3), sino televisores Smart TV y ordenadores, tanto modelos de sobremesa como portátiles. A este respecto, el proceso de configuración y puesta en marcha no resulta complicado, como tampoco lo es familiarizarse con el mando a distancia (las pilas se incluyen) que viene en la caja. Se maneja de forma cómoda, se siente muy ligero y, como incorpora un número reducido de botones, la curva de aprendizaje resulta sencillísima. Con estos botones no solo se controla el volumen, se ajustan los graves o se activa la opción ‘mute’ si fuese necesario. También es posible activar y regular la iluminación RGB con LED que proyecta el subwoofer. El resultado es llamativo, ya que el abanico de colores que propone ofrece los siguientes colores: blanco, azul claro, amarillo, púrpura, verde, rojo y azul. Se pueden combinar todos a la vez o elegir solo uno.

Para finalizar, destacar que el subwoofer está fabricado en madera y que el sistema incluye una función que permite ahorrar energía gracias a su modo en espera. En este caso, si los altavoces están encendidos, pero la partida se ha detenido y ha pasado más de una hora, se ‘desactivan’. Se encienden automáticamente al reanudar el juego.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 22 de septiembre de 2022.

[Recuerda que si eres usuario de Amazon Prime, todas las compras tienen gastos de envío gratuitos. Amazon ofrece un período de prueba gratuito y sin compromiso durante 30 días.]

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS