Las casas de Gjirokastra

La gestora cultural Victoria Cano siempre busca en sus viajes pistas sobre patrimonio arquitectónico. Nos cuenta sus descubrimientos de su estancia en Albania

La gestora cultural Victoria Cano.
La gestora cultural Victoria Cano.

Victoria Cano idea y organiza actividades de la Casa-Museo de Lope de Vega, en el barrio de las Letras de Madrid. Cuando viaja suele buscar pistas sobre patrimonio arquitectónico, por eso en un recorrido por Albania el verano pasado visitó dos casas tradicionales otomanas. Aquí nos lo cuenta.

¿En qué ciudades estaban las casas otomanas que visitó?

En Gjirokastra, la ciudad natal del escritor Ismaíl Kadaré. Mi intención era conocer su casa, pues mi curiosidad hacia Albania surgió tras leer su libro El año negro, así que le debía una visita. Lamentablemente estaba cerrada, pero sí pude visitar dos casas otomanas típicas: la de la familia Zekate y la casa Skandeli. La primera la enseñan los descendientes de los Zekate, y la segunda tenía un detalle que me resultó similar a la de Lope de Vega: un estrado de influencia árabe donde se sentaban las mujeres de la época sobre cojines. Allí había algo parecido, pero en un porche. Se llama çardak.

¿Le costó comunicarse?

En absoluto: los albaneses son un pueblo simpatiquísimo. Muchos hablan italiano porque tienen familia en ese país, así que a mi chico y a mí nos fue fácil entablar conversación. Se nos estropeó el coche de alquiler y hubo gente que nos trajo hasta comida mientras esperábamos a los del taller, cerca de la ciudad de Shkodër, al norte del país.

Exterior del Marubi National Museum of Photography, en la ciudad albanesa de Shkodër.
Exterior del Marubi National Museum of Photography, en la ciudad albanesa de Shkodër.Christian Richters (getty images)

¿Qué vieron allí?

Un museo precioso de fotografía llamado Marubi. Se exponen imágenes de tres generaciones de fotógrafos que registraron la vida cotidiana en Albania hasta los años setenta del siglo XX.

¿Se movieron también por el sur?

Sí, fuimos a Butrinto, un sitio arqueológico maravilloso con muchas capas de ruinas. Comienzas por el medievo temprano y viajas hacia atrás en el tiempo. El interior del sur de Albania, más montañoso y verde de lo que esperaba, también nos gustó mucho.

¿Y la capital, Tirana?

Tiene zonas peatonales animadas y una plaza central que resume el país entero y su tolerancia religiosa. En ella se ven iglesias, mezquitas, edificios nuevos y arquitectura antigua, todo junto.

Concurso

Elige la plaza más bonita de España y gana una escapada rural
PARTICIPA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS