Comer
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Noi, sabroso viaje al Mezzogiorno

Pastas secas, pizzetta frita y pescados en el restaurante del chef italiano Gianni Pinto en Madrid

Restaurante Noi, en Madrid.
Restaurante Noi, en Madrid.Santi Burgos
Puntuación: 7
Pan6
Bodega7
Café

7

Ambiente7
Aseos7
Servicio7
Cocina7,5
Postres6,5

Noi es un restaurante diferente donde el chef Gianni Pinto reinterpreta platos italianos conocidos a la vez que recupera recetas inéditas de su propio país. A grandes rasgos, propuestas retro actuales, innovadoras, que se valen de buenos ingredientes y conceden particular notoriedad a la despensa vegetal. Aunque en su carta, pretendidamente ecléctica, intenta realizar un sucinto viaje por toda Italia, no puede disimular su devoción por los sabores del Mezzogiorno, la mitad sur del país, de donde es originario. De ahí su inconfesada debilidad por las pastas secas, que antepone a las frescas, y su inclinación por los pescados, que en el orden de sus preferencias figuran antes que las carnes. Nada tiene de extraño que en la carta figure la típica pizzetta frita, más popular en Nápoles, incluso, que la pizza al horno y antiguamente objeto de venta callejera, oficio femenino cuyo papel interpretó Sophia Loren en el filme El oro de Nápoles (1954). Para esta especialidad, Pinto prepara una masa ligera que se infla al freírse y cubre con pesto, rúcula y mozzarella.

Plato de espaguetis a la carbonara del restaurante Noi. 
Plato de espaguetis a la carbonara del restaurante Noi. s. burgos

Entre Pinto, que durante siete años dejó constancia de su inconformismo culinario en el restaurante madrileño Sinfonía Rossini, y su segundo, Javier Gassibe, logran composiciones que se desmarcan de convencionalismos. En bastantes ocasiones, con aciertos plenos; en otras, con algunos reparos. Su versión de la caponata, con berenjena y tomatitos, constituye una acertada evolución de la receta siciliana, mientras que el carpaccio de atún rojo con tropezones de piña a la salsa vitel toné (pescado más fruta dulce) no termina de convencer. En el queso stracciatella con calabacines escabechados apenas se aprecia la botarga de mújol rallada, y en el plato de panna cotta ahumada con anchoas y trufa de verano, espléndido, sobran los higos frescos. Más allá de los entrantes y de los segundos, las pastas acaparan lo mejor de esta casa. Sorprenden los espaguetis a la carbonara, donde el tartar de atún reemplaza con acierto a los tropezones de papada (guanciale); son muy gustosos los gnocchi con anguila y salsa de cacciucco (pescado); agradables los raviolis rellenos de osobuco al azafrán, y suculentos los tagliatelle a la salsa de sepia.

Por el contrario, los postres (tiramisú; cannolo siciliano), que también bucean en la tradición, no alcanzan, a pesar de su apariencia, el nivel de lo salado. Gabriel Medina y Gabriele Manzuto, que gestionan la bodega y atienden a la sala, contribuyen a redondear el positivo balance de la casa.

Noi

  • Dirección: calle de Recoletos, 6. Madrid
  • Teléfono: 910 69 40 07
  • Web: restaurantenoi.com
  • Cierra: no cierra
  • Precio: entre 50 y 60 euros por persona. Pizzetta frita con mozzarella de búfala, 14 euros. Espaguetis a la carbonara con tartar de atún y botarga, 15. Chipirones con pesto ligero de albahaca y emulsión de patata, 18. Tiramisú, 7.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS