15 fotos

Asesinatos en nombre de la superstición

La violencia colectiva relacionada con la creencia de que la brujería existe se ha convertido en un problema de violación de derechos humanos. Sucede en Malaui, pero no solo en la última década, se han perpetrado más de 5.000 asesinatos por esta causa en todo el mundo

Mike, el padre de Jean Hauli (en la foto), fue asesinado y quemado por una muchedumbre el 16 de agosto de 2021. Había ido a visitar a la familia de su hermano Edvin en la provincia de Karonga, en el norte de Malaui, y un grupo de vecinos y familiares que se había reunido para llorar la muerte repentina de Edvin a causa de una perniciosa enfermedad le atacó porque pensaban que él había usado la brujería para matarlo. Cuando Mike ya estaba sin vida, lo arrastraron a una pira y prendieron fuego al cuerpo. Tras el asesinato, la joven ha recibido llamadas anónimas con amenazas.Torbjörn Wester
Jean Hauli muestra una foto de su padre en su teléfono móvil. Cada año se producen en Malaui casi 150 casos de violencia colectiva relacionada con la brujería. Pero el problema no es exclusivo de este pequeño país africano. Según la organización Red de Información sobre Brujería y Derechos Humanos, en la última década se han denunciado más de 20.000 episodios en más de 60 países de los que más de 5.000 fueron asesinatos.Torbjörn Wester
Jean Hauli tiene en su teléfono imágenes de la quema de su padre que alguien le mandó. Los crímenes relacionados con la brujería son especialmente frecuentes en India, Papúa Nueva Guinea y África subsahariana, y las víctimas son, en su mayoría, ancianas, niños y personas con albinismo. Torbjörn Wester
En la provincia de Karonga, en el norte de Malaui, la violencia colectiva relacionada con la brujería está muy extendida. Los expertos en la materia piensan que el fenómeno está aumentando en todo el mundo, y el verano pasado, un mes antes del asesinato de Mike Hauli, Naciones Unidas adoptó por primera vez una resolución condenando las violaciones de los derechos humanos relacionadas con estas supersticiones.Torbjörn Wester
En septiembre del año pasado, en el pueblo de Kafikisira 2, una muchedumbre intentó matar a dos hombres a los que se acusaba de brujería. Torbjörn Wester
El subinspector Enock Livasoni, de la policía de Karonga, afirma que se están esforzando por acabar con las cazas de brujas. Torbjörn Wester
Los aldeanos intentaron quemar a Kumbukani Mvula y a su tío Green Mwanyongo (ambos en la imagen) bajo un árbol de mangos, pero llegó la policía y pudo salvarlos.Torbjörn Wester
Green Mwanyongo y Kumbukani Mvula siguen viviendo en el mismo pueblo que las personas que intentaron matarlos, y están siempre atemorizados. Torbjörn Wester
Aparentemente, Kafikisira 2 es una aldea pacífica, pero no hace mucho, una muchedumbre intentó matar a dos hombres acusados de brujería.Torbjörn Wester
Karonga es uno de los distritos de Malaui en los que violencia relacionada con la brujería alcanza cotas más graves. A finales de diciembre de 2021, la Comisión Jurídica de Malaui publicó un informe muy controvertido en el que recomendaba que se modificase la ley para reconocer la existencia de la brujería y penalizar así sus aspectos perjudiciales. Muchos se oponen.Torbjörn Wester
Mike Hauli (asesinado y quemado por una turba) y su hija Jean en una foto familiar. “Muchos de los acusados son parientes nuestros, pero después de que quemaran a mi padre dejé de considerarlos mi familia. Las palabras no pueden describir lo que hicieron”, comenta Jean.Jean Hauli
Green Mwanyongo y Kumbukani Mvula. “Cuando volvíamos del hospital después de la muerte de mi hermano, una multitud nos atacó. Coreaban ‘hoy vais a morir’, y nos arrastraron a un mango donde iban a quemarnos vivos utilizando gasolina”, recuerda Mvula. La policía apareció en el último momento y los salvó.Torbjörn Wester
El curandero Voster Ngona asegura que es capaz de "ver" quién es un brujo. Para ello utiliza un objeto en forma de cola. La gente acude a estos personajes, que ocupan un lugar importante en la sociedad malauí, en busca de curaciones y remedios tradicionales contra toda clase de dolencias. Muchos también identifican a los brujos a cambio de un pago en dinero. Estas “identificaciones”, a su vez, pueden acabar en ataques colectivos.Torbjörn Wester
Alice Mwakhwawa, viuda de Mike, desconoce si algún curandero participó en el asesinato de su marido, pero en realidad eso le da igual. Su esposo ya no está y su vida se ha derrumbado. No sabe cómo mantener a su familia y pagar el colegio de sus hijos.Torbjörn Wester
Malaui es un país en el que el pensamiento mágico y la creencia en lo sobrenatural forman parte inseparable de la sociedad. Una inmensa mayoría de malauíes cree en la brujería. Torbjörn Wester