Maravilla de Topálov a medio plazo

Unos meses antes de ser campeón del mundo, el búlgaro firma una obra maestra del ataque

Véselin Tópálov (Ruse, Bulgaria, 1975) es un ejemplo excelente de cómo el trabajo duro y muy planificado es imprescindible, por mucho talento y pasión que haya antes, para llegar a la primera fila mundial. Dos años después de empezar a entrenarse con quien luego fue una especie de segundo padre, Silvio Danáilov, fue campeón del mundo sub 14, en Puerto Rico. Ambos decidieron que la mejor jugada para progresar rápido era ir (en 1992) a España, el país que ya empezaba a distinguirse como el que más torneos internacionales organizaba. Lo hicieron (4.000 kilómetros) en un automóvil de segunda mano, en pleno invierno. Y ahí, tras recorrer 25.000 más jugando torneos, empezó un meteórica racha ascendente que le llevó del puesto 1.500 del mundo a entrar en los diez primeros y asentarse en Salamanca. Y a ser campeón del mundo oficial en 2005.

Además, Topálov fue desde el principio una de las estrellas favoritas de los organizadores: sencillo, modesto, simpático y con un estilo muy creativo, combativo, proclive al alto riesgo. Todo ello se aprecia con creces en la impresionante partida de este vídeo, frente a otro campeón del mundo, Viswanathan Anand, en el torneo de Sofía de 2005, pocos meses antes de lograr la corona en San Luis (Argentina). El búlgaro de Salamanca sorprende con un sacrificio de pieza en la jugada 14, que no se traduce en la ventaja de un peón limpio hasta 17 lances después.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS