Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
incendio moira lesbos

Un segundo incendio se declara en el campo de refugiados de Moria

18 fotos

Tras el incendio originado durante la pasada madrugada, un segundo foco ha obligado a evacuar otra zona del campo de Lesbos, que no había sido alcanzada por las llamas

  • Un segundo incendio ha sido declarado este miércoles en el campo de refugiados de Moria, afectando a zonas que no habían sido alcanzadas por las llamas hasta ahora. En la imagen, varios refugiados abandonan el campo de Moria con algunas pertenencias. A sus espaldas, una gran columna de humo.
    1Un segundo incendio ha sido declarado este miércoles en el campo de refugiados de Moria, afectando a zonas que no habían sido alcanzadas por las llamas hasta ahora. En la imagen, varios refugiados abandonan el campo de Moria con algunas pertenencias. A sus espaldas, una gran columna de humo. REUTERS
  • El nuevo foco ha tenido lugar en menos de 24 horas desde que se originara el primer fuego, que, aparentemente, podría haber sido provocado durante una protesta por la cuarentena de una treintena de positivos por coronavirus. En la imagen, un camión de bomberos intenta apagar las llamas del segundo suceso.
    2El nuevo foco ha tenido lugar en menos de 24 horas desde que se originara el primer fuego, que, aparentemente, podría haber sido provocado durante una protesta por la cuarentena de una treintena de positivos por coronavirus. En la imagen, un camión de bomberos intenta apagar las llamas del segundo suceso. REUTERS
  • Migrantes huyen del campo de refugiados de Moria
    3Migrantes huyen del campo de refugiados de Moria AP
  • Pese a las peticiones de evacuarlos, el Gobierno ha prohibido a los refugiados y migrantes abandonar Lesbos por miedo a un contagio.
    4Pese a las peticiones de evacuarlos, el Gobierno ha prohibido a los refugiados y migrantes abandonar Lesbos por miedo a un contagio. AFP
  • Las familias que habían permanecido en el campamento al no haberse visto incendiadas sus carpas durante el primer fuego, han tenido que salir corriendo para huir de las llamas, muchas de ellas con niños en brazos.
    5Las familias que habían permanecido en el campamento al no haberse visto incendiadas sus carpas durante el primer fuego, han tenido que salir corriendo para huir de las llamas, muchas de ellas con niños en brazos. AFP
  • En la imagen, refugiados y migrantes huyen del segundo incendio.
    6En la imagen, refugiados y migrantes huyen del segundo incendio. REUTERS
  • Un refugiado rescata a un gato de las carpas afectadas por las llamas.
    7Un refugiado rescata a un gato de las carpas afectadas por las llamas. AP
  • Un hombre huye de las llamas.
    8Un hombre huye de las llamas. AFP
  • Una mujer carga con su bebé en brazos mientras huye de las llamas del segundo incendio.
    9Una mujer carga con su bebé en brazos mientras huye de las llamas del segundo incendio. REUTERS
  • Un migrante camina entre los restos de viviendas improvisadas calcinadas por el fuego.
    10Un migrante camina entre los restos de viviendas improvisadas calcinadas por el fuego. REUTERS
  • Vista general de las zonas afectadas por el primer incendio, que se declaró en la noche del martes al miércoles, según informaron las autoridades locales.
    11Vista general de las zonas afectadas por el primer incendio, que se declaró en la noche del martes al miércoles, según informaron las autoridades locales. AFP
  • Un grupo niños migrantes observa el incendio del campamento de Moria.
    12Un grupo niños migrantes observa el incendio del campamento de Moria. AFP
  • Las llamas devoran el campamento de refugiados de Moria. Médicos Sin Fronteras criticó duramente la medida del confinamiento impuesto al considerarla “contraproducente” y Oxfam advirtió del riesgo de una “catástrofe” por las “condiciones inhumanas” en las que viven los refugiados de Moria, el 40% de los cuales son niños. En la imagen, vista aérea del campamento de refugiados durante el incendio.
    13Las llamas devoran el campamento de refugiados de Moria. Médicos Sin Fronteras criticó duramente la medida del confinamiento impuesto al considerarla “contraproducente” y Oxfam advirtió del riesgo de una “catástrofe” por las “condiciones inhumanas” en las que viven los refugiados de Moria, el 40% de los cuales son niños. En la imagen, vista aérea del campamento de refugiados durante el incendio. AP
  • En la foto, una mujer embarazada observa los destrozos del fuego.
    14En la foto, una mujer embarazada observa los destrozos del fuego. AP
  • A primera hora de la mañana del miércoles, varias brigadas de bomberos habían controlado el primer fuego pero aún seguía activo en partes del campamento, que ha quedado prácticamente destruido. En la imagen, una pareja de migrantes camina por el interior del campamento durante el incendio.
    15A primera hora de la mañana del miércoles, varias brigadas de bomberos habían controlado el primer fuego pero aún seguía activo en partes del campamento, que ha quedado prácticamente destruido. En la imagen, una pareja de migrantes camina por el interior del campamento durante el incendio. REUTERS
  • Refugios calcinados por las llamas.
    16Refugios calcinados por las llamas. REUTERS
  • Tras la reunión del primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, con varios de sus ministros se ha anunciado la declaración del estado de emergencia en Lesbos y se han enviado refuerzos policiales. En la imagen, migrantes cargan con sus pertenencias mientras huyen del incendio.
    17Tras la reunión del primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, con varios de sus ministros se ha anunciado la declaración del estado de emergencia en Lesbos y se han enviado refuerzos policiales. En la imagen, migrantes cargan con sus pertenencias mientras huyen del incendio. REUTERS
  • El campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, aloja a unos 13.000 refugiados. En la imagen, una mujer traslada sus pertenencias tras el incendio.
    18El campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, aloja a unos 13.000 refugiados. En la imagen, una mujer traslada sus pertenencias tras el incendio. REUTERS