Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
11 miradas al mundo de la comida en Latinoamérica

11 miradas al mundo de la comida en Latinoamérica

11 fotos

Ruda Colectiva, una organización integrada por fotógrafas latinoamericanas, relata a través de imágenes cómo la pandemia ha afectado el modo de comer y de relacionarse con los alimentos de los colectivos más vulnerables en la región

  • Las amas de casa bolivianas van al mercado central de Ciudad de la Paz cuidando todos los detalles de su vestimenta, para prevenir el contagio de la covid-19. Desde que inició la cuarentena, este centro de abastecimiento tiene restricciones horarias.
    1Las amas de casa bolivianas van al mercado central de Ciudad de la Paz cuidando todos los detalles de su vestimenta, para prevenir el contagio de la covid-19. Desde que inició la cuarentena, este centro de abastecimiento tiene restricciones horarias.
  • Desde que la pandemia llegó a Chile, solo tres de los de los 20 restaurantes del mercado de abastos de la ciudad de Valparaíso intentan sobrevivir con la modalidad de entregas a domicilio. Todos los demás dejaron de funcionar.
    2Desde que la pandemia llegó a Chile, solo tres de los de los 20 restaurantes del mercado de abastos de la ciudad de Valparaíso intentan sobrevivir con la modalidad de entregas a domicilio. Todos los demás dejaron de funcionar.
  • Pilar Xochitecatl, de 23 años, es hija de una familia mexicana de comerciantes ambulantes y actualmente se dedica a ayudar a sus padres en el negocio. Durante 13 años, la familia Xochitecatl ha ofrecido verduras y frutas a los clientes. Pilar cuenta que fue muy duro durante las primeras semanas de pandemia, cuando se declaró la emergencia sanitaria, ya que muchos clientes dejaron de visitar el puesto por el miedo de ser contagiados por el virus. Pese a esos inconvenientes, ella y su familia siguieron armando su tienda.
    3Pilar Xochitecatl, de 23 años, es hija de una familia mexicana de comerciantes ambulantes y actualmente se dedica a ayudar a sus padres en el negocio. Durante 13 años, la familia Xochitecatl ha ofrecido verduras y frutas a los clientes. Pilar cuenta que fue muy duro durante las primeras semanas de pandemia, cuando se declaró la emergencia sanitaria, ya que muchos clientes dejaron de visitar el puesto por el miedo de ser contagiados por el virus. Pese a esos inconvenientes, ella y su familia siguieron armando su tienda.
  • En Guatemala, el sector agrícola es uno de los que genera más divisas por exportación. Sin embargo, para el segundo trimestre de 2020 se han reportado 40.000 casos de desempleos en esta área, en el contexto de la pandemia por la covid-19.
    4En Guatemala, el sector agrícola es uno de los que genera más divisas por exportación. Sin embargo, para el segundo trimestre de 2020 se han reportado 40.000 casos de desempleos en esta área, en el contexto de la pandemia por la covid-19.
  • La mandioca o yuca cultivada por doña Ángela Gómez en la ciudad de Ñemby-Paraguay, llegó a su punto de cosecha aproximadamente un poco después del inicio de la cuarentena. Este tubérculo, junto con el maíz, es ingrediente principal de la cocina tradicional. El huerto de doña Ángela es para el autoconsumo familiar y ha adquirido una relevancia mayor en el marco de la crisis profundizada por la covid-19.
    5La mandioca o yuca cultivada por doña Ángela Gómez en la ciudad de Ñemby-Paraguay, llegó a su punto de cosecha aproximadamente un poco después del inicio de la cuarentena. Este tubérculo, junto con el maíz, es ingrediente principal de la cocina tradicional. El huerto de doña Ángela es para el autoconsumo familiar y ha adquirido una relevancia mayor en el marco de la crisis profundizada por la covid-19.
  • La cantora y lideresa afrocolombiana Nidia Góngora, compra, empaqueta y entrega personalmente víveres a 70 familias del Pacífico en Cali, los gastos se cubren por medio del aporte de una red solidaria.
    6La cantora y lideresa afrocolombiana Nidia Góngora, compra, empaqueta y entrega personalmente víveres a 70 familias del Pacífico en Cali, los gastos se cubren por medio del aporte de una red solidaria.
  • Gran parte de la población venezolana migrante en Lima (Perú) no consigue satisfacer sus necesidades nutricionales básicas diarias. Si bien esta situación no es nueva, la crisis de la covid-19 profundizó las dificultades.
    7Gran parte de la población venezolana migrante en Lima (Perú) no consigue satisfacer sus necesidades nutricionales básicas diarias. Si bien esta situación no es nueva, la crisis de la covid-19 profundizó las dificultades.
  • Mucha gente de clase media y alta aprendió a cocinar por primera vez en medio de su aislamiento preventivo. En Brasil, las búsquedas de cómo hacer brownie aumentaron un 139% a finales de marzo según Google Trends, en comparación con el promedio del año.
    8Mucha gente de clase media y alta aprendió a cocinar por primera vez en medio de su aislamiento preventivo. En Brasil, las búsquedas de cómo hacer brownie aumentaron un 139% a finales de marzo según Google Trends, en comparación con el promedio del año.
  • En Ecuador, el aumento de los puestos de trabajo como repartidores de comida a domicilio en el marco de la pandemia, vino acompañado de un aumento de denuncias por precarización laboral por parte de estos trabajadores.
    9En Ecuador, el aumento de los puestos de trabajo como repartidores de comida a domicilio en el marco de la pandemia, vino acompañado de un aumento de denuncias por precarización laboral por parte de estos trabajadores.
  • La mayoría de la población venezolana migrante en Bogotá (Colombia) carece de documentos, lo que profundiza sus dificultades para conseguir trabajo en la crisis de la covid-19. Además del acceso a los alimentos, esto genera barreras en todos los demás aspectos de sus vidas.
    10La mayoría de la población venezolana migrante en Bogotá (Colombia) carece de documentos, lo que profundiza sus dificultades para conseguir trabajo en la crisis de la covid-19. Además del acceso a los alimentos, esto genera barreras en todos los demás aspectos de sus vidas.
  • Al comienzo de la pandemia, se colocaron escáneres térmicos en dos sucursales de supermercados en Tierra de Fuego (Argentina), que miden la temperatura de los clientes que ingresan. Al llegar, la persona debe detenerse y esperar el resultado. Si el escáner detecta una temperatura superior a 37,5 grados, se activa un protocolo de seguridad. Este ritual se ha convertido en parte de la nueva cotidianeidad fueguina a la hora de acceder a los alimentos.
    11Al comienzo de la pandemia, se colocaron escáneres térmicos en dos sucursales de supermercados en Tierra de Fuego (Argentina), que miden la temperatura de los clientes que ingresan. Al llegar, la persona debe detenerse y esperar el resultado. Si el escáner detecta una temperatura superior a 37,5 grados, se activa un protocolo de seguridad. Este ritual se ha convertido en parte de la nueva cotidianeidad fueguina a la hora de acceder a los alimentos.