Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Brigadas de vacunadores buscan a los habitantes de zonas remotas

Brigadas de vacunadores buscan a los habitantes de zonas remotas

15 fotos

Sin la ayuda de la Alianza Global para la Vacunación e Inmunización (Gavi) muchos países sin recursos no podrían adquirir las dosis necesarias para proteger a su población de enfermedades prevenibles como la difteria, la polio o el sarampion. Así lo hacen en Mozambique

  • Gavi apoya a 40 países africanos para que vacunen a sus niños. Desde su creación en el 2000, esta alianza global ha contribuido a la inmunización de 319 millones de niños en África con una ayuda de 8.500 millones de dólares. Así se han evitado 7,5 millones de muertes infantiles, según datos de la organización.
    1Gavi apoya a 40 países africanos para que vacunen a sus niños. Desde su creación en el 2000, esta alianza global ha contribuido a la inmunización de 319 millones de niños en África con una ayuda de 8.500 millones de dólares. Así se han evitado 7,5 millones de muertes infantiles, según datos de la organización.
  • Mozambique —en la posición 180 de 189 en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU— es uno de esos países que recibe ayuda de Gavi para sus programas de vacunación.
    2Mozambique —en la posición 180 de 189 en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU— es uno de esos países que recibe ayuda de Gavi para sus programas de vacunación.
  • Endy, de tres meses (en el momento de la fotografía, en marzo de 2020) es el primer hijo de Amelia Antonia, de 26 años. Le ha vacunado contra el rotavirus, pero regresa a la consulta porque ha vomitado y hay riesgo de que no haya quedado inmunizado. Esta es la segunda vez que se acerca al centro de vacunaciones de Xipamanine, en Maputo y debe volver en un mes. En 18 meses acabará su rutina básica y solo tendrá que pasarse de nuevo cuando haya campañas. “Está cerca de mi casa y sé que es necesario vacunar a los niños”, comenta la madre.
    3Endy, de tres meses (en el momento de la fotografía, en marzo de 2020) es el primer hijo de Amelia Antonia, de 26 años. Le ha vacunado contra el rotavirus, pero regresa a la consulta porque ha vomitado y hay riesgo de que no haya quedado inmunizado. Esta es la segunda vez que se acerca al centro de vacunaciones de Xipamanine, en Maputo y debe volver en un mes. En 18 meses acabará su rutina básica y solo tendrá que pasarse de nuevo cuando haya campañas. “Está cerca de mi casa y sé que es necesario vacunar a los niños”, comenta la madre.
  • Todos los datos de los niños y niñas y las vacunas que se les administran en el centro de salud de Xipamanine, en Maputo, se anotan en grandes libros de papel. Gracias a ello, Arlinda Ingonane, responsable del servicio, sabe que entre enero y primeros de marzo de 2020 han inmunizado a 1.515 niños. De sus páginas se recupera también la información si alguna madre pierde la cartilla del bebé. "Esto sirve para controlar a los que no vuelven y así hacemos seguimiento, llamamos a los teléfonos que nos ha dado la madre para ver qué ha pasado y decirles que tienen que venir por aquí", señala. "Si faltan dos meses, les pasamos al libro de búsquedas".
    4Todos los datos de los niños y niñas y las vacunas que se les administran en el centro de salud de Xipamanine, en Maputo, se anotan en grandes libros de papel. Gracias a ello, Arlinda Ingonane, responsable del servicio, sabe que entre enero y primeros de marzo de 2020 han inmunizado a 1.515 niños. De sus páginas se recupera también la información si alguna madre pierde la cartilla del bebé. "Esto sirve para controlar a los que no vuelven y así hacemos seguimiento, llamamos a los teléfonos que nos ha dado la madre para ver qué ha pasado y decirles que tienen que venir por aquí", señala. "Si faltan dos meses, les pasamos al libro de búsquedas".
  • En Zimpeto, cerca de Maputo, se encuentra el principal centro logístico de vacunas del país. Aquí llegan todas las dosis que entran en Mozambique y desde aquí se distribuyen por todo su territorio. Cinco personas trabajan aquí para velar que las dosis estén siempre a la temperatura adecuada, pues necesitan frío para su conservación.
    5En Zimpeto, cerca de Maputo, se encuentra el principal centro logístico de vacunas del país. Aquí llegan todas las dosis que entran en Mozambique y desde aquí se distribuyen por todo su territorio. Cinco personas trabajan aquí para velar que las dosis estén siempre a la temperatura adecuada, pues necesitan frío para su conservación.
  • “Tenemos 11 contenedores, dos para congelar (entre -15 y -25 ºC ) la vacuna de polio, aunque se pueden congelar también la de la rubeola y la de sarampión en caso de emergencia; y nueve para refrigerar (entre 2 y 8 ºC), por ejemplo, la pentavalente o la fiebre amarilla”, explica Balvina Mario, logista del programa de inmunización de Mozambique. En la imagen una dosis del tétanos almacenada en Zimpeto.
    6“Tenemos 11 contenedores, dos para congelar (entre -15 y -25 ºC ) la vacuna de polio, aunque se pueden congelar también la de la rubeola y la de sarampión en caso de emergencia; y nueve para refrigerar (entre 2 y 8 ºC), por ejemplo, la pentavalente o la fiebre amarilla”, explica Balvina Mario, logista del programa de inmunización de Mozambique. En la imagen una dosis del tétanos almacenada en Zimpeto.
  • En este almacén central de vacunas en Zimpeto, cuentan con tecnología inteligente para controlar la temperatura de las cámaras, y también la de fuera; para avisar de que no se puede estar abriendo la puerta de los contenedores. Cuando la temperatura varía mucho, el sistema lanza una alarma; para que no se echen a perder. Primero una luz y después con sonido. Esto ayuda porque antes había que acercarse a mirar si todo andaba bien. Ahora, si salta una alarma y no hay reacción, se les manda un correo electrónico y un mensaje de texto al teléfono de los responsables de la logística. Este sistema se ha implementado con el apoyo de la Clinton Health Access Iniciative.
    7En este almacén central de vacunas en Zimpeto, cuentan con tecnología inteligente para controlar la temperatura de las cámaras, y también la de fuera; para avisar de que no se puede estar abriendo la puerta de los contenedores. Cuando la temperatura varía mucho, el sistema lanza una alarma; para que no se echen a perder. Primero una luz y después con sonido. Esto ayuda porque antes había que acercarse a mirar si todo andaba bien. Ahora, si salta una alarma y no hay reacción, se les manda un correo electrónico y un mensaje de texto al teléfono de los responsables de la logística. Este sistema se ha implementado con el apoyo de la Clinton Health Access Iniciative.
  • "Aquí las recibimos y cada tres meses organizamos un envío a las provincias que previamente tienen que haber hecho un pedido", detalla Mario (a la izquierda). "Ahora tenemos tres coches con tres rutas por el país. El desafío es que Mozambique es grande y las condiciones de accesibilidad de cada provincia son distintas". Este centro espera poder adquirir dos coches más y el Gobierno planea construir centros logísticos en el centro y en el norte; y tener allí los vehículos.
    8"Aquí las recibimos y cada tres meses organizamos un envío a las provincias que previamente tienen que haber hecho un pedido", detalla Mario (a la izquierda). "Ahora tenemos tres coches con tres rutas por el país. El desafío es que Mozambique es grande y las condiciones de accesibilidad de cada provincia son distintas". Este centro espera poder adquirir dos coches más y el Gobierno planea construir centros logísticos en el centro y en el norte; y tener allí los vehículos.
  • Los coches tienen un sistema de refrigeración que garantiza entre 15 y 30 días de frío en función del combustible. Llegar al lugar más lejano, a 2.600 kilómetros desde el centro hasta Pemba, lleva cuatro días por carretera a la velocidad permitida. No suelen ocurrir accidentes, Mario recuerda solo uno, y además el camión iba ya vacío. "Pero por si acaso, si hay obstáculos que retarden el camino o el coche sufre daños, se necesita autonomía suficiente para que las vacunas no se echen a perder", explica.
    9Los coches tienen un sistema de refrigeración que garantiza entre 15 y 30 días de frío en función del combustible. Llegar al lugar más lejano, a 2.600 kilómetros desde el centro hasta Pemba, lleva cuatro días por carretera a la velocidad permitida. No suelen ocurrir accidentes, Mario recuerda solo uno, y además el camión iba ya vacío. "Pero por si acaso, si hay obstáculos que retarden el camino o el coche sufre daños, se necesita autonomía suficiente para que las vacunas no se echen a perder", explica.
  • Desde Zimpeto, las vacunas hacen un largo camino para llegar a las poblaciones alejadas de los centros de salud, donde la población es pobre y no dispone de recursos para acudir a las clínicas. En Mozambique, el 40% de los habitantes viven a más de 10 kilómetros de la instalación sanitaria más cercana.
    10Desde Zimpeto, las vacunas hacen un largo camino para llegar a las poblaciones alejadas de los centros de salud, donde la población es pobre y no dispone de recursos para acudir a las clínicas. En Mozambique, el 40% de los habitantes viven a más de 10 kilómetros de la instalación sanitaria más cercana.
  • En Mahulane, a 20 kilómetros del centro de salud más cercano, se organiza a primeros de marzo una sesión de vacunación y de otros servicios sanitarios. Tras una actividad informativa con los vecinos, en la que se les explica qué son las vacunas, sus beneficios y cuál es el calendario, se inmuniza también a los niños. Además, se controla su estado nutricional, se pasa consulta y se dispensan medicamentos para la malaria y otras dolencias comunes en la zona, como la diarrea, así como métodos anticonceptivos para las mujeres que los solicitan.
    11En Mahulane, a 20 kilómetros del centro de salud más cercano, se organiza a primeros de marzo una sesión de vacunación y de otros servicios sanitarios. Tras una actividad informativa con los vecinos, en la que se les explica qué son las vacunas, sus beneficios y cuál es el calendario, se inmuniza también a los niños. Además, se controla su estado nutricional, se pasa consulta y se dispensan medicamentos para la malaria y otras dolencias comunes en la zona, como la diarrea, así como métodos anticonceptivos para las mujeres que los solicitan.
  • Elisabeth Xirrinsa, de 25 años, tiene una niña de un año y cinco meses (en marzo de 2020). "Nací aquí, pero vivo en Sudáfrica. Allí nació mi hija y fue vacunada, pero ahora lo será aquí hasta que vuelva al año que viene. Vendo tomates y cebollas, y no tengo marido. Es difícil", relata. “Encontré la información sobre las vacunas muy interesante e importante, para que no tenga enfermedades”, dice mientras se coloca la niña en el otro brazo. “En el futuro deseo tener una casa aquí. Quiero que ella vaya a la escuela, estudie y tenga un buen trabajo”. Eso solo será posible si encuentra un empleo, pero teme que tendrá que volver a Sudáfrica.
    12Elisabeth Xirrinsa, de 25 años, tiene una niña de un año y cinco meses (en marzo de 2020). "Nací aquí, pero vivo en Sudáfrica. Allí nació mi hija y fue vacunada, pero ahora lo será aquí hasta que vuelva al año que viene. Vendo tomates y cebollas, y no tengo marido. Es difícil", relata. “Encontré la información sobre las vacunas muy interesante e importante, para que no tenga enfermedades”, dice mientras se coloca la niña en el otro brazo. “En el futuro deseo tener una casa aquí. Quiero que ella vaya a la escuela, estudie y tenga un buen trabajo”. Eso solo será posible si encuentra un empleo, pero teme que tendrá que volver a Sudáfrica.
  • Julia Jaime, de 20 años, tiene un bebé de un año, Erish. Ella se casó en otra comunidad, pero vive aquí en Mahulane con su marido, de 22. Ninguno tiene un trabajo estable, solo consiguen empleos temporales en la agricultura o recogiendo leña. Es la primera vez que acude a una de estas actividades informativas y de servicios de salud. “Vivo cerca”. A su niño le inmunizaron al nacer. “Cuando me quedé embarazada, las enfermeras me informaron de la importancia de las vacunas. Sé que son buenas para los niños”, comenta. Cuando Erish se pone malo con diarrea, le lleva al hospital. “Pero es difícil ir. A veces tengo que caminar tres horas para ir y otras tres para volver”, afirma. Julia Jaime no solo no tiene recursos para pagarse un traslado al hospital, sino que a veces no tiene ni para comer. “Deseo vivir mejor”.
    13Julia Jaime, de 20 años, tiene un bebé de un año, Erish. Ella se casó en otra comunidad, pero vive aquí en Mahulane con su marido, de 22. Ninguno tiene un trabajo estable, solo consiguen empleos temporales en la agricultura o recogiendo leña. Es la primera vez que acude a una de estas actividades informativas y de servicios de salud. “Vivo cerca”. A su niño le inmunizaron al nacer. “Cuando me quedé embarazada, las enfermeras me informaron de la importancia de las vacunas. Sé que son buenas para los niños”, comenta. Cuando Erish se pone malo con diarrea, le lleva al hospital. “Pero es difícil ir. A veces tengo que caminar tres horas para ir y otras tres para volver”, afirma. Julia Jaime no solo no tiene recursos para pagarse un traslado al hospital, sino que a veces no tiene ni para comer. “Deseo vivir mejor”.
  • Se calcula que unos 80 millones de niños menores de un año en 68 países están en riesgo de enfermar en los próximos años si se interrumpen las campañas de vacunación contra enfermedades habituales por culpa de las medidas de confinamiento para frenar la expansión de la covid-19. Es la denuncia conjunta de Gavi, la OMS y Unicef, entre otros.
    14Se calcula que unos 80 millones de niños menores de un año en 68 países están en riesgo de enfermar en los próximos años si se interrumpen las campañas de vacunación contra enfermedades habituales por culpa de las medidas de confinamiento para frenar la expansión de la covid-19. Es la denuncia conjunta de Gavi, la OMS y Unicef, entre otros.
  • Amina es activista de ONE Youth y viajó a Mozambique el pasado marzo con un equipo de Gavi para la promoción de la vacunación y así lograr recaudar la cantidad esperada de 7.400 millones de dólares en la conferencia de donantes que se acaba de celebrar en Londres a principios de junio. Finalmente esta alianza recaudó cifra récord: 8.800 millones de dólares para garantizar que las vacunas llegan a los países más necesitados.
    15Amina es activista de ONE Youth y viajó a Mozambique el pasado marzo con un equipo de Gavi para la promoción de la vacunación y así lograr recaudar la cantidad esperada de 7.400 millones de dólares en la conferencia de donantes que se acaba de celebrar en Londres a principios de junio. Finalmente esta alianza recaudó cifra récord: 8.800 millones de dólares para garantizar que las vacunas llegan a los países más necesitados.