Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confinamiento: cinco cosas que pueden hacer niños y mayores para salvar el planeta

A pesar de que los niveles de contaminación han disminuido hasta en un 58% en España, las medidas a tomar en la desescalada resultan cruciales

Una mujer y un niño pasean por la playa de El Zapillo en Almería.
Una mujer y un niño pasean por la playa de El Zapillo en Almería. EFE

Las salidas a la calle por franjas horarias se han convertido, desde hace ya más de una semana, en una especie de “casi” vuelta a la normalidad. Y con ella, los niveles de polución. La contaminación del aire es un factor determinante para las afecciones pulmonares y cardíacas, y que están relacionadas con las tasas de mortalidad más elevadas, tal y como explicaron en un informe hace unos días desde la European Public Health Alliance (EPHA), “El daño ya está hecho, ya que dichas alteraciones están relacionadas con las tasas de mortalidad por coronavirus más altas”, aseguraba el Secretario General de la entidad, Sascha Marschang.

Y a pesar de que los niveles de contaminación han disminuido hasta en un 58% en España en las últimas semanas, tal y como confirman en otro reciente estudio realizado por Ecologistas en Acción, las medidas a tomar en estas semanas de desescalada resultan cruciales para evitar que los datos comiencen de nuevo a dispararse, y nos alejemos de nuevo de estos registros históricos alcanzados. Así, ¿Cómo podemos aplicar el sentido común con nuestros hijos para contribuir hacia un aire más limpio y un planeta más ecológico? Durante los últimos días han surgido muchas iniciativas para favorecer la importancia de los pequeños gestos cotidianos como el reciclaje, o el ahorro de agua y la energía, entre ellos, el proyecto Cada Lata Cuenta, que ha nacido precisamente para potenciar desde casa estos hábitos. A través de su cuenta de instagram @cadalatacuenta nos proponen distintos retos creativos como 'La Rulata' para echar a suertes quién baja la basura, o el #CanRecyclingChallenge, un reto para animar a separar correctamente la basura.

Cinco cosas que pueden hacer niños y mayores para salvar el planeta

  1. La lata, siempre al amarillo. El consumo de latas de bebidas ha aumentado y, en cierto modo, nos han hecho más llevadera la cuarentena, mientras socializamos por videoconferencia, así que ¡devolvámosle el gesto! Las latas, siempre al contenedor amarillo para poder darles una nueva vida. Así lo explica, Pablo García, director de Cada Lata Cuenta: “las latas de bebidas tienen vidas infinitas, pueden reciclarse una y otra vez sin perder calidad”, explica. Un proceso por el que, además, reducimos en un 95% en consumo de energía en comparación de fabricar un envase.
  2. Reciclemos bien. Ahora no puede haber excusas para no tomarse en serio esto, y dedicar dos minutos a reciclar con conciencia y a conciencia. El consumo de todo tipo se ha disparado, y por ello, debe aumentar aún más la conciencia de ese consumo, que debe ser siempre responsable. De esta forma, envases y latas, al contenedor amarillo, el vidrio al verde, y el resto, al gris o naranja. Y si alguno de los miembros del hogar sufre de covid- 19, desde esta iniciativa nos recomiendan que se debe embolsar con especial precaución, con triple embolsado, sin separar nada, y todo al contenedor de los restos, (naranja) y especialmente, guantes y mascarillas.
  3. Cerremos los grifos. Ahorrar, un verbo que no nos debería asustar nunca más. ¿Por qué no aprovechar el agua fría que sale antes de ducharnos para llenar un cubo y usarlo para regar esas plantas que están reclamando tu atención en la ventana? La jardinería reduce el estrés y las plantas aumentan los niveles de felicidad, algo que, desde luego, no viene nada mal en estos días. Una actividad, además, muy fácil y educativa para hacer con los niños y enseñarles como las plantas son el mejor aliado natural para reducir el CO2 y, que ayudan a cuidar nuestro planeta.
  4. Teletrabaja, desconecta y desenchufa. Hemos convertido nuestra casa en una oficina improvisada. Portátiles, tablets, dispositivos electrónicos... los nuestros y los de los niños. Por lo tanto, una maraña de cables puede que invadan el hogar, que también pedirán ser, como tú, y todos desconectados, las facturas y el planeta lo van a notar.
  5. Aprovecha las horas de sol. En plenos días largos de sol, podemos alargar lo máximo posible la luz natural con nuestros hijos. Si las actividades y tareas necesitan de luz artificial, será muy importante apagarlas cuando sea necesario, así contribuiremos al buen uso de los recursos naturales.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información