Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Hace nada, Ranomay se sumía en la penumbra al caer el sol

Hace nada, Ranomay se sumía en la penumbra al caer el sol

10 fotos

Hoy, el 78% de los hogares de esta comunidad rural de Madagascar tiene acceso a electricidad. Cuatro aldeanas son las artífices de este cambio de luz

  • Vista aérea de Ranomay. Esta comunidad de 670 habitantes se ubica en el Área Protegida de Amoron’i Onilahy, situada en la región de Atsimo-Andrefana, en el sudoeste de Madagascar. Este espacio natural incluye bosques, formaciones calizas, cuevas y humedales que albergan una gran diversidad de fauna y flora endémica. El lago de Ranomay (al fondo) es un sustento importante para los agricultores y pescadores de la comunidad.
    1Vista aérea de Ranomay. Esta comunidad de 670 habitantes se ubica en el Área Protegida de Amoron’i Onilahy, situada en la región de Atsimo-Andrefana, en el sudoeste de Madagascar. Este espacio natural incluye bosques, formaciones calizas, cuevas y humedales que albergan una gran diversidad de fauna y flora endémica. El lago de Ranomay (al fondo) es un sustento importante para los agricultores y pescadores de la comunidad.
  • Marie (izquierda), Marinasy (centro) y Tsiampoizy (derecha) son tres mujeres de Ranomay. En la foto, muestran los paneles y las lámparas solares que ellas mismas instalan y reparan. Viajaron hasta India para formarse como ingenieras solares. Estas aldeanas, que no saben leer ni escribir, han dado luz a 155 hogares de su comunidad rural.
    2Marie (izquierda), Marinasy (centro) y Tsiampoizy (derecha) son tres mujeres de Ranomay. En la foto, muestran los paneles y las lámparas solares que ellas mismas instalan y reparan. Viajaron hasta India para formarse como ingenieras solares. Estas aldeanas, que no saben leer ni escribir, han dado luz a 155 hogares de su comunidad rural.
  • Una mujer cocina a la luz de una lámpara solar. La iluminación nocturna a través de estas linternas facilita las tareas domésticas y permite a los aldeanos continuar con sus quehaceres al caer la noche.
    3Una mujer cocina a la luz de una lámpara solar. La iluminación nocturna a través de estas linternas facilita las tareas domésticas y permite a los aldeanos continuar con sus quehaceres al caer la noche.
  • Noëlson es propietario de la única tienda de ultramarinos de Ranomay. Su negocio ha mejorado mucho gracias a la luz eléctrica. Ahora puede mantener su pequeño comercio abierto hasta las diez de la noche, antes tenía que cerrar cuatro horas antes.
    4Noëlson es propietario de la única tienda de ultramarinos de Ranomay. Su negocio ha mejorado mucho gracias a la luz eléctrica. Ahora puede mantener su pequeño comercio abierto hasta las diez de la noche, antes tenía que cerrar cuatro horas antes.
  • Tovondray y Lahininiko estudian en el salón de su casa. La implementación de la energía solar ha permitido que muchos niños y jóvenes como ellos puedan realizar sus tareas escolares por la noche. Es uno de los grandes beneficios que destacan todos los habitantes de la comunidad.
    5Tovondray y Lahininiko estudian en el salón de su casa. La implementación de la energía solar ha permitido que muchos niños y jóvenes como ellos puedan realizar sus tareas escolares por la noche. Es uno de los grandes beneficios que destacan todos los habitantes de la comunidad.
  • Una mujer descansa en el interior de su choza iluminada. Tras la implementación de la luz eléctrica, la población se siente más segura. Los robos de ganado y aves han disminuido, y los paseos nocturnos a la luz de las lámparas son mucho más sosegados.
    6Una mujer descansa en el interior de su choza iluminada. Tras la implementación de la luz eléctrica, la población se siente más segura. Los robos de ganado y aves han disminuido, y los paseos nocturnos a la luz de las lámparas son mucho más sosegados.
  • Decenas de aldeanos ven la televisión en la plaza del pueblo. La implementación del proyecto de energía solar no se limita al funcionamiento de las lámparas solares, también permite a los habitantes de Ranomay disfrutar de otras actividades que necesitan de la electricidad para hacerse realidad, como ver la tele.
    7Decenas de aldeanos ven la televisión en la plaza del pueblo. La implementación del proyecto de energía solar no se limita al funcionamiento de las lámparas solares, también permite a los habitantes de Ranomay disfrutar de otras actividades que necesitan de la electricidad para hacerse realidad, como ver la tele.
  • Marie repara un circuito eléctrico en la Casa Solar, un edificio modesto que alberga el taller de reparaciones de las mamás solares. Aquí se encuentran todos los materiales necesarios para instalar y reparar los sistemas de energía solar: cables, herramientas, baterías, paneles… En la pared, un gran mural con los dibujos de las herramientas de trabajo clasificadas por colores.
    8Marie repara un circuito eléctrico en la Casa Solar, un edificio modesto que alberga el taller de reparaciones de las mamás solares. Aquí se encuentran todos los materiales necesarios para instalar y reparar los sistemas de energía solar: cables, herramientas, baterías, paneles… En la pared, un gran mural con los dibujos de las herramientas de trabajo clasificadas por colores.
  • Realison tiene 23 años y es pescador. A pesar de dejar horas y horas su panel al sol, no conseguía cargar la batería de su lámpara, por eso acudió al taller de la Casa Solar para que sus vecinas reparasen el kit solar. Está muy contento con el proyecto, dice que su hijo ya no inhala los humos de la madera quemada, y siente que, por fin, su pueblo se ha desarrollado.
    9Realison tiene 23 años y es pescador. A pesar de dejar horas y horas su panel al sol, no conseguía cargar la batería de su lámpara, por eso acudió al taller de la Casa Solar para que sus vecinas reparasen el kit solar. Está muy contento con el proyecto, dice que su hijo ya no inhala los humos de la madera quemada, y siente que, por fin, su pueblo se ha desarrollado.
  • Nantoany Sitra es el Secretario General de la Asociación VOI TSIFA de Ranomay, una organización que administra el proyecto de energía solar y controla los recursos naturales aledaños a la población para evitar la sobrepesca y la deforestación. También forma parte del Comité Solar, un órgano que decide sobre las cuestiones importantes relacionadas con la electrificación de Ranomay.
    10Nantoany Sitra es el Secretario General de la Asociación VOI TSIFA de Ranomay, una organización que administra el proyecto de energía solar y controla los recursos naturales aledaños a la población para evitar la sobrepesca y la deforestación. También forma parte del Comité Solar, un órgano que decide sobre las cuestiones importantes relacionadas con la electrificación de Ranomay.