Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nacidos y refugiados en el Sáhara

Nacidos y refugiados en el Sáhara

12 fotos

Retratos de jóvenes saharauis en Argelia. Crecidos en la hamada argelina, algunos apuestan por la educación como arma de futuro, otros plantean la vía del enfrentamiento como salida a 40 años de exilio y abandono de su pueblo por la comunidad internacional

  • Los jóvenes saharauis han comenzado a esbozar sus propias referencias y su particular manera de abordar el conflicto con Marruecos. Larabas Said encarna el brote de una singular visión. Recostado en el capó de un desvencijado Mercedes cuenta que, para él, el conflicto con Marruecos debe volver a los cauces del enfrentamiento armado.
    1Los jóvenes saharauis han comenzado a esbozar sus propias referencias y su particular manera de abordar el conflicto con Marruecos. Larabas Said encarna el brote de una singular visión. Recostado en el capó de un desvencijado Mercedes cuenta que, para él, el conflicto con Marruecos debe volver a los cauces del enfrentamiento armado.
  • Zahra Aymad tiene 16 años y ha vivido desde siempre en Smara, una de las 'wilayas' de los campamentos de refugiados saharauis en un territorio cedido por Argelia, en el sur del país.  Confiesa que esta tierra es la única que ha conocido y el lugar donde ha crecido. Pese a la dureza de las condiciones de vida y el injusto desplazamiento, no se ve a sí misma volviendo a un territorio que ni siquiera conoce.
    2Zahra Aymad tiene 16 años y ha vivido desde siempre en Smara, una de las 'wilayas' de los campamentos de refugiados saharauis en un territorio cedido por Argelia, en el sur del país. Confiesa que esta tierra es la única que ha conocido y el lugar donde ha crecido. Pese a la dureza de las condiciones de vida y el injusto desplazamiento, no se ve a sí misma volviendo a un territorio que ni siquiera conoce.
  • La presencia social y mediática de la lucha feminista a nivel mundial también contagia las reivindicaciones cotidianas de las mujeres saharauis. Cuentan que ahora las jóvenes quieren estudiar, formarse, hacer otras cosas que las determinadas por los roles tradicionales.
    3La presencia social y mediática de la lucha feminista a nivel mundial también contagia las reivindicaciones cotidianas de las mujeres saharauis. Cuentan que ahora las jóvenes quieren estudiar, formarse, hacer otras cosas que las determinadas por los roles tradicionales.
  • Al salir de clase, un grupo de estudiantes de la academia de formación profesional para mujeres Afad, pasea por Smara.
    4Al salir de clase, un grupo de estudiantes de la academia de formación profesional para mujeres Afad, pasea por Smara.
  • Salka Hamdi (en el centro) se casó en cuanto cumplió la mayoría de edad, después de dos años de noviazgo. Su marido es 15 años mayor que ella y trabaja en España todo el año, excepto algunas semanas que viene de visita a los campamentos. Junto a sus amigas Embatu y Malu comparten inquietudes sobre su futuro.
    5Salka Hamdi (en el centro) se casó en cuanto cumplió la mayoría de edad, después de dos años de noviazgo. Su marido es 15 años mayor que ella y trabaja en España todo el año, excepto algunas semanas que viene de visita a los campamentos. Junto a sus amigas Embatu y Malu comparten inquietudes sobre su futuro.
  • El matrimonio es por tradición uno de los pilares en que se fundamenta la cultura del pueblo saharaui. Representa la unión entre dos familias y el momento en que la sociedad reconoce el paso de joven a adulto, lo que significa construir un hogar y formar una familia. Los festejos de la ceremonia son un acto de participación y conciliación de la comunidad, y las celebraciones pueden prolongarse hasta tres días tras el enlace. rn
    6El matrimonio es por tradición uno de los pilares en que se fundamenta la cultura del pueblo saharaui. Representa la unión entre dos familias y el momento en que la sociedad reconoce el paso de joven a adulto, lo que significa construir un hogar y formar una familia. Los festejos de la ceremonia son un acto de participación y conciliación de la comunidad, y las celebraciones pueden prolongarse hasta tres días tras el enlace.
  • Wita repasa los álbumes de fotos con los recuerdos de sus viajes a Asturias gracias al programa Vacaciones en Paz. Inés, Palma y Gonzalo, con quienes sigue manteniendo una estrecha relación, la están ayudando con material fotográfico para cumplir su sueño de ser fotógrafa profesional.
    7Wita repasa los álbumes de fotos con los recuerdos de sus viajes a Asturias gracias al programa Vacaciones en Paz. Inés, Palma y Gonzalo, con quienes sigue manteniendo una estrecha relación, la están ayudando con material fotográfico para cumplir su sueño de ser fotógrafa profesional.
  • Lhaj Lelubib tiene 26 años y abrió un puesto ambulante de kebab, donde trabaja junto a su primo Sidi Moh Mulay. Para impulsar su idea, se formó como autodidacta con videotutoriales de YouTube. Gracias a ello se ha convertido en un referente en los campamentos y también para muchos jóvenes, que ven en él la esperanza de sobrevivir y labrar su propio camino sin tener que marchar a otro país.
    8Lhaj Lelubib tiene 26 años y abrió un puesto ambulante de kebab, donde trabaja junto a su primo Sidi Moh Mulay. Para impulsar su idea, se formó como autodidacta con videotutoriales de YouTube. Gracias a ello se ha convertido en un referente en los campamentos y también para muchos jóvenes, que ven en él la esperanza de sobrevivir y labrar su propio camino sin tener que marchar a otro país.
  • Hindu Mani abrió una pizzería en la wilaya de Auserd, después de recibir un curso de cocina. Al inicio tuvo que pedir dinero prestado para emprender su negocio, pero ahora se ha convertido en un ejemplo para otras jóvenes, que vienen a presentarle sus propios proyectos.
    9Hindu Mani abrió una pizzería en la wilaya de Auserd, después de recibir un curso de cocina. Al inicio tuvo que pedir dinero prestado para emprender su negocio, pero ahora se ha convertido en un ejemplo para otras jóvenes, que vienen a presentarle sus propios proyectos.
  • Hafdala Brahim regenta un pequeño kiosco donde vende cartones de tabaco que previamente compra en Argelia. Al atardecer, él y su amigo Hama Mohamed, se relajan viendo el partido de Champions entre el Barcelona y el Slavia Praga.
    10Hafdala Brahim regenta un pequeño kiosco donde vende cartones de tabaco que previamente compra en Argelia. Al atardecer, él y su amigo Hama Mohamed, se relajan viendo el partido de Champions entre el Barcelona y el Slavia Praga.
  • La escuela de boxeo Resistir y Vencer nace con la idea de que los jóvenes hagan deporte y canalicen así la energía contenida. El boxeo, por su rapidez y contacto, es muy atractivo y las instalaciones se llenan cada tarde.
    11La escuela de boxeo Resistir y Vencer nace con la idea de que los jóvenes hagan deporte y canalicen así la energía contenida. El boxeo, por su rapidez y contacto, es muy atractivo y las instalaciones se llenan cada tarde.
  • Najem Brahim tiene 20 años y lleva tres practicando atletismo. Le gusta porque disfruta y porque mejora su estado físico, pero ve que la falta de recursos dificulta su progresión. Aspira a convertirse en campeón y en ejemplo de otros jóvenes, así como para hacer llegar la realidad de su país a escenarios internacionales.
    12Najem Brahim tiene 20 años y lleva tres practicando atletismo. Le gusta porque disfruta y porque mejora su estado físico, pero ve que la falta de recursos dificulta su progresión. Aspira a convertirse en campeón y en ejemplo de otros jóvenes, así como para hacer llegar la realidad de su país a escenarios internacionales.