Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Embarazo y parto en tiempos de la Covid-19

Hay bastante disparidad entre los principales organismos en cuanto a la atención del parto y alimentación del recién nacido por parte de mujeres contagiadas o con sospecha de contagio

Coronavirus
Una mujer embarazada en su casa. getty

Cada día se conocen nuevos datos sobre la afectación de la Covid-19 en embarazadas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) está registrando las cifras de contagio en este colectivo, pero todavía hay varias incógnitas y se desconoce su incidencia real en gestantes. Las embarazadas no son más vulnerables ni sufren síntomas más severos si se infectan.

Lo que se sabe hoy por hoy es que el embarazo no es un factor de riesgo en el desarrollo de la Covid-19: las gestantes no parecen ser más vulnerables al contagio ni sufren síntomas más severos si se infectan. Los principales síntomas son fiebre y tos, y su tratamiento consiste en paracetamol, buena hidratación y reposo.

El SARS-CoV-2 se transmite por vía respiratoria, a través de minúsculas gotitas de saliva que pueden contaminar superficies. Pero todavía quedan dudas por despejar en cuanto a su propagación, como la posible transmisión vertical de la madre al feto durante el embarazo y/o el parto. No existen pruebas concluyentes evidencia de contagio de la madre al feto durante el embarazo

Se ha estudiado la presencia del virus en líquido amniótico y sangre de cordón umbilical de madres infectadas, siendo el resultado negativo en todos los casos. Sin embargo, otro estudio publicado recientemente sugiere la posibilidad de transmisión durante el embarazo: de 33 partos, en tres bebés se confirmó Covid-19 aunque, al realizarse el test dos días después del parto, no se puede descartar que el contagio se produjese posteriormente. Por lo tanto, no existe evidencia concluyente de transmisión del virus por vía transplacentaria pero serán necesarios más datos para confirmarlo. Es importante destacar que en todos los casos, el bebé se recuperó rápidamente. y, según los datos disponibles, una embarazada contagiada no lo transmite al feto.

Recomendaciones oficiales para el parto y lactancia

También hay bastante disparidad entre los principales organismos en cuanto a la atención del parto y alimentación del recién nacido por parte de mujeres contagiadas o con sospecha de contagio.

El motivo es que estos organismos basan sus recomendaciones en dos estudios, publicados en el Journal of the American Medical Association (JAMA) y realizados en China con nueve gestantes cada uno, insuficientes para establecer un adecuado grado de evidencia científica. Por eso se prevé que sus recomendaciones se vayan modificando y se alcance mayor consenso a medida que se estudie un mayor número de casos.

Existe disparidad de criterios en los protocolos de actuación durante el parto, puerperio y lactancia en mujeres infectadas

En caso de sospecha de contagio o positivo en la embarazada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no modificar la atención al parto ni separar a la madre del recién nacido. Eso sí, deberá llevar mascarilla y lavarse las manos frecuentemente.

Por su parte, varias sociedades médicas españolas desaconsejan el piel con piel y recomiendan mantener a madre y bebé separados tras el parto, situando la cuna a dos metros de distancia.

Además, en España únicamente se permite el acompañamiento de una persona durante todo el ingreso hospitalario, que no podrá intercambiarse por otra en ningún momento. Es decir, las mujeres que den a luz no podrán recibir ninguna otra visita.

Los estudios disponibles afirman que el virus tampoco pasa a la leche materna. Por eso la OMS aconseja mantener la lactancia. Por el contrario, la sociedad española de ginecología y obstetricia desaconseja la lactancia en caso de sospecha o positivo en la madre.

Consejos para el embarazo durante el confinamiento

Principales recomendaciones para las embarazadas durante estos días de confinamiento:

  1. La primera es que soliciten una consulta telefónica con la matrona para que les indique qué controles son realmente prioritarios.
  2. También conviene no descuidar la alimentación, ya que el confinamiento puede propiciar el consumo de aperitivos poco saludables. Se debe salir a comprar lo menos posible, y adquirir alimentos saludables como cremas de verduras ya preparadas o gazpachos envasados, así como verduras en conserva y congeladas.
  3. La actividad física durante el embarazo evita algunas de las principales molestias y complicaciones como el dolor lumbar o el aumento excesivo de peso, por lo que es fundamental no caer en una vida sedentaria y adoptar rutinas activas.
  4. Finalmente, existe mucha bibliografía de calidad sobre el embarazo y crianza escrita por profesionales. Una buena idea para aprovechar el tiempo es hacer una selección de libros para leer, ya que muchos de ellos se están ofreciendo gratuitamente en las redes sociales.

Jade Magdaleno es sexóloga y matrona con experiencia en el hospital La Paz de Madrid y asesora de embarazo en blogdelbebe.com.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información