X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Arcoíris solidarios en las ventanas para sobrellevar el confinamiento

Los llamamientos populares y que crean comunidad surgen de forma espontánea. Uno de ellos es que los niños hagan un dibujo con un mensaje de ánimo y lo cuelguen para que otros lo vean.

×

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

El primer mes por 1€

Suscríbete
Una niña dibuja un arcoíris.

El confinamiento en casa declarado por la crisis sanitaria del coronavirus que estamos viviendo estos días afecta mucho a los más pequeños de la casa, acostumbrados a ir al cole, jugar libremente en la calle o a ir al parque en su rutina diaria. El surgimiento de llamamientos populares que buscan que todos, en comunidad, realicen iniciativas conjuntas, hace que estos días puedan ser un poco más llevaderos para los niños en confinamiento, y también para los padres y otros familiares, y que todos sientan que forman parte de un proyecto común, que todos estamos pasando por lo mismo.

Una de estas entrañables y solidarias medidas es dibujar un arcoíris sobre una sábana o papel con un mensaje de ánimo a los trabajadores sanitarios y a otros menores. Este último puede ser personal de cada niño. Una vez finalizada la obra de arte se cuelga en la ventana, balcón o terraza para que todo el mundo la vea. Para las personas que lanzan la medida esto hace que nuestros hijos se sientan parte un grupo, que otros niños puedan ver sus dibujos y ellos los de los otros. Y tiene como objetivo último que, aparte de que las calles se llenen de color, que no nos sintamos solos, que los menores se sientan acompañados durante esta cuarentena en casa.

La iniciativa, lanzada en Twitter bajo el hashtag #desdemiventana, se ha pasado de muchas formas. Una de ellas es una nota en la que señala: “Se me ha ocurrido una idea, pero necesito darle forma. Como los niños van a estar prácticamente encerrados mucho tiempo, podríamos hacer alguna manualidad y colgarla de las ventanas y balcones. Así, cuando miren por la ventana, verán las manualidades de otros y se sentirán acompañados.

“Creo que es una buena manera de desviar la atención de los niños”, prosigue, “entretenerlos y vernos toda la población con un objetivo común. Ojalá esta u otras iniciativas grupales nos hagan sentirnos menos solos (...) ¡Todos a colgar manualidades o dibujos!".

Y la respuesta ha sido muy buena y las calles se están llenando de color y de mensajes de ánimo en muchas regiones de España. Hay quien, incluso, facilita el trabajo. Por ejemplo, el grupo de Facebook Vive Puertollano plantea la misma medida dirigida a todas las familias de "la región, a grandes y a pequeños, y consiste en colocar en las ventanas y balcones de las casas un cartel con un arco iris". Ya que, según describen, es "un símbolo de esperanza y confianza en que esta complicada situación se solucione lo antes posible". La iniciativa va acompañada de una plantilla que se puede imprimir y colorear.