El primer paso hacia nadie sabe dónde

Con la preocupación por el coronavirus, que crece, y por la economía, que tiembla, el jeroglífico catalán sonaba ayer como algo extraño y extemporáneo, como un disco rayado

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50