Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El sol que salva vidas

El sol que salva vidas

8 fotos

Un hospital de Kigulube, en el corazón de la jungla de Kivu del Sur, en República Democrática del Congo (RDC), es alimentado con energía solar. Así funciona

  • El hospital general de Kigulube (República Democrática del Congo) es el primero que ha instalado unos paneles solares como alternativa a los generadores de gasóleo para alimentarse como electricidad. Esta estructura le puede dar autonomía al centro médico para los próximos 20 años.
    1El hospital general de Kigulube (República Democrática del Congo) es el primero que ha instalado unos paneles solares como alternativa a los generadores de gasóleo para alimentarse como electricidad. Esta estructura le puede dar autonomía al centro médico para los próximos 20 años.
  • “El hospital de Kigulube está en el corazón de la jungla y alrededor solo hay caminos malos y senderos llenos de piedras. A la gente le cuesta mucho llegar a cualquier puesto de atención médica, por eso el trabajo que hacen nuestros motoristas, trasportando materiales, personal de Médicos Sin Fronteras y pacientes, es indispensable para nosotros”, explica Barbastre, uno de los encargados del proyecto con el que se ha dotado a este centro de energía fotovoltaica.
    2“El hospital de Kigulube está en el corazón de la jungla y alrededor solo hay caminos malos y senderos llenos de piedras. A la gente le cuesta mucho llegar a cualquier puesto de atención médica, por eso el trabajo que hacen nuestros motoristas, trasportando materiales, personal de Médicos Sin Fronteras y pacientes, es indispensable para nosotros”, explica Barbastre, uno de los encargados del proyecto con el que se ha dotado a este centro de energía fotovoltaica.
  • Médicos sin Fronteras forma a los líderes comunitarios en prevención de salud. Este punto intermedio entre el hospital y los habitantes de la región ha conseguido reducir el número de mortalidad materna y mejorar la salud en la zona. La intermediaria Louise Bitisho y la enfermera Jean Marie Buzima, del equipo médico externo de MSF, visita al responsable de Promay, en la aldea de Keba.
    3Médicos sin Fronteras forma a los líderes comunitarios en prevención de salud. Este punto intermedio entre el hospital y los habitantes de la región ha conseguido reducir el número de mortalidad materna y mejorar la salud en la zona. La intermediaria Louise Bitisho y la enfermera Jean Marie Buzima, del equipo médico externo de MSF, visita al responsable de Promay, en la aldea de Keba.
  • “Antes, en ocasiones teníamos que operar a oscuras porque no había luz”, explica el doctor Pacifique, director general del hospital de Kigulube, que en la imagen junto a su equipo, realiza una cesarea en un quirófano del centro médico. En 2019 se atendieron 1.623 partos, unos cinco al día, de los que 243 fueron por cesárea.
    4“Antes, en ocasiones teníamos que operar a oscuras porque no había luz”, explica el doctor Pacifique, director general del hospital de Kigulube, que en la imagen junto a su equipo, realiza una cesarea en un quirófano del centro médico. En 2019 se atendieron 1.623 partos, unos cinco al día, de los que 243 fueron por cesárea.
  • Cada año, Médicos sin Fronteras presta atención médica en este hospital a un total de más de 3.000 niños hospitalizados. El médico Cosmas Ngalla, con parte del equipo, hace la ronda en la sección de pediatría del hospital general de Kigulube.
    5Cada año, Médicos sin Fronteras presta atención médica en este hospital a un total de más de 3.000 niños hospitalizados. El médico Cosmas Ngalla, con parte del equipo, hace la ronda en la sección de pediatría del hospital general de Kigulube.
  • Hubert Mukunza Kikukam, del equipo médico del hospital general de Kigulube, hace la ronda médica en la unidad de cuidados intensivos de pediatría del centro. Más de 2.000 madres han sido atendidas en la maternidad.
    6Hubert Mukunza Kikukam, del equipo médico del hospital general de Kigulube, hace la ronda médica en la unidad de cuidados intensivos de pediatría del centro. Más de 2.000 madres han sido atendidas en la maternidad.
  • Beatrice Takugusoga, con su hijo en brazos en el hospital general de Kigulube, días después de haber dado a luz.
    7Beatrice Takugusoga, con su hijo en brazos en el hospital general de Kigulube, días después de haber dado a luz.
  • Un coche de Médicos sin Fronteras transporta material para la construcción del nuevo sistema de energía fotovoltáica del hospital genereal de Kigulube.
    8Un coche de Médicos sin Fronteras transporta material para la construcción del nuevo sistema de energía fotovoltáica del hospital genereal de Kigulube.