Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pacto de Kobe Bryant y su esposa: no viajar nunca juntos en helicóptero

Los amigos de exjugador de la NBA coinciden en señalar que a pesar de sus triunfos deportivos consideraba a su familia como su mayor logro

Kobe Bryant
Kobe Bryant y su esposa Vanessa en noviembre de 2019. GtresOnline

La trágica muerte de Kobe Bryant y su segunda hija, Gianna, de 13 años ha sacudido a su familia, a sus amigos y a los que admiraban el juego del mítico jugador de baloncesto de la NBA en todo el mundo. Mientras su esposa, Vanessa y sus otras tres hijas, Natalia, de 17 años, Bianca, de tres y Capri Kobe Coco, de siete meses, viven la pérdida de su esposo y padre, los medios de comunicación estadounidenses van desgranando noticias que tienen que ver con el accidente.

Según publica la revista People, Kobe Bryant y su esposa tenían un pacto inquebrantable: no volar nunca juntos en helicóptero. El detalle que hasta el momento se desconocía adquiere especial relevancia después del accidente que costó la vida del deportista y su hija y de las otras siete personas que les acompañaban en el vuelo. La decisión del matrimonio revela una presunción de que tomaban precauciones para evitar que un posible accidente, como el que ocurrió este domingo, les afectara a ambos. Era muy frecuente que utilizaran el helicóptero como medio de transporte. 

La revista también detalla los motivos que llevaron al jugador de los Lakers a convertir estos vuelos cortos en algo habitual. El día del fatídico accidente el exjugador de la NBA, de 41 años, y su hija Gianna se dirigían a un partido de baloncesto que la niña tenía a unos 120 kilómetros de donde vivían. Kobe Bryant había explicado, en más de una ocasión, que se aficionó a viajar en helicóptero cuando jugaba para los Lakers de Los Ángeles como una forma de ganar tiempo para estar más con su familia y menos atrapado en el denso tráfico que caracteriza a esta ciudad. Tampoco volaba con cualquiera y Ara Zobayan, el piloto que se encuentra entre los fallecidos en el accidente, era la persona en la que confiaba habitualmente para encargarse de esta tarea.

Kobe Bryant y su esposa Vanessa con sus dos hijas mayores, Natalia y Gianna en un estreno en febrero de 2018 en Los Ángeles.
Kobe Bryant y su esposa Vanessa con sus dos hijas mayores, Natalia y Gianna en un estreno en febrero de 2018 en Los Ángeles.

"Me sentaba en el coche y me sentía atrapado. Tuve que encontrar una forma de poder entrenar y concentrarme en la cancha sin comprometer el tiempo que pasaba con mi familia. Ese fue el momento en el que pensé en los helicópteros como una forma de ir y regresar en menos de 15 minutos", le confesó Kobe Bryant en 2018 a su amigo Alex Rodríguez, el exjugador de béisbol y novio de Jennifer López. 

En una entrevista que le concedió a Maria Shiver para el Sunday Sunday el pasado noviembre, Bryant también se desnudó respecto a los que consideraba los grandes logros de su vida, y la familia volvió a ser el primero de la lista. "Ser padre es lo que más me enorgullece en este mundo; es mi mayor logro", afirmó. "He aprendido mucho pero quizás lo más profundo de todo ha sido el amor feroz e incondicional que sientes por tus hijos cuando te conviertes en padre. Tengo la suerte de haber tenido esa experiencia cuatro veces y no hay nada más poderoso en este mundo", dijo entonces.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Kobe Bryant (@kobebryant) el

Un amigo cercano a la familia ha manifestado a People que precisamente pasar más tiempo con su familia era uno de los deseos que tenía cuando se retiró en 2016 como jugador de la NBA: "Estaba muy orgulloso de tener un vínculo especial con cada una de sus hijas", afirma esta fuente que la revista no identifica con nombre y apellidos. El jugador de béisbol Derek Jeter, que escribió un emotivo homenaje para The Players Tribune el mismo domingo del accidente, aseguró que en sus conversaciones con Kobe Bryant siempre notó que lo que más le gustaba era hablar sobre su familia. "A lo largo de nuestra amistad, las conversaciones más significativas que tuvimos siempre giraron sobre la familia", escribió. "Allí estaba ese tipo, más que dotado como atleta, obsesionado con ser un campeón, conocido por ser un asesino absoluto cuando tenía una pelota en sus manos, y en los momentos que pude pasar con él no habló de nada de eso. Le importaba mucho más ser el esposo de Vanessa y el padre de sus hijas. Amaba a su familia, era su familia. Ese es el Kobe que recordaré", afirmó en su homenaje.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información