Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos y tortuosos días de Ari Behn

“Estaba muy preocupado por la muerte y las cosas más oscuras. Pero no pensé que pudiera hacerlo", ha contado un amigo y colega en referencia al suicidio del que fuera yerno de los reyes de Noruega

Ari Behn, en 2016.
Ari Behn, en 2016. AP

Ari Behn convivió con varias depresiones a lo largo de su vida y vivió un 2019 especialmente duro. Así lo revelado uno de sus amigos. Espen Eirborg. Ambos se conocieron a principios de la década de los años noventa, cuando los dos eran unos recién llegados en el mundo del arte. Juntos compartieron varias exposiciones de pintura, la última el pasado mes, días antes de que quien fuera marido de Marta Luisa de Noruega se quitara la vida.

“Estaba muy preocupado por la muerte y las cosas más oscuras. Pero no pensé que pudiera hacerlo", asegura en el periódico Dagbladet en referencia al suicidio. Al parecer y según su testimonio, Ari Behn “tenía mucho dentro que no estaba resuelto”. Además también destaca que nunca llegó a desarrollarse por completo como artista por haber pertenecido a la familia real noruega.

"Tenía expectativas demasiado altas de sí mismo y se auto culpaba. Se sintió como un objetivo cuando sus libros y pinturas fueron objeto de las críticas”, ha contado Eirborg sobre Ari Behn. Sin embargo, destaca la calidad humana del que fuera yerno de los reyes de Noruega: “Nunca pronunció una palabra negativa sobre nadie y era muy bueno escuchando a la gente”, concluye.

Marta Luisa de Noruega con Ari Behn, en 2012.
Marta Luisa de Noruega con Ari Behn, en 2012. EFE

Tras conocerse el fallecimiento la casa real noruega ha difundido una nota de condolencia de los reyes de Noruega, Harald y Sonia. "Ari ha sido una parte importante de nuestra familia durante muchos años, y tenemos recuerdos cálidos y afectuosos de él", han señalado desde la Casa Real Noruega. "Estamos agradecidos de haberlo conocido. Lamentamos que nuestras nietas hayan perdido a su amado padre. Tengan una profunda compasión por sus padres y hermanos, que ahora han perdido a su amado hijo y hermano".

También los príncipes herederos, Haakon y Mette-Marit, han lamentado su pérdida. "Fue un buen amigo, un querido miembro de la familia y un tío maravilloso, con quien compartimos muchos de los pequeños y grandes momentos de la vida".

En ningún momento se ha tratado de ocultar que Behn se suicidó y así lo anunció Geir Hakosund, mánager del escritor en su momento: "Con mucha tristeza en nuestros corazones, nosotros, los más cercanos a Ari Behn, anunciamos que se ha quitado la vida. Pedimos respeto para nuestra privacidad en los días venideros". El comunicado de los reyes Harald y Sonia no se hizo esperar: "Ari ha sido una parte importante de nuestra familia durante años y tenemos recuerdos cálidos y afectuosos suyos. Estamos agradecidos de haberlo conocido. Lamentamos que nuestras nietas hayan perdido a su querido padre y tenemos una profunda compasión por sus padres y sus hermanos, que han perdido a su querido hijo y hermano". Después se pronunció el príncipe heredero, Haakon, y su esposa, Mette-Marit: "Fue un buen amigo, un miembro querido de la familia y un tío maravilloso, con quien compartimos muchos de los pequeños y grandes momentos de la vida".

La trágica desaparición de Behn, de 47 años, cierra un año que se podría calificar de horribilis para la familia real noruega. El rey Harald, de 82 años, ha tenido problemas de salud. Ha padecido cáncer, una dolencia que parece controlada, pero la semana pasada volvió a suspender su agenda oficial por enfermedad y tuvo que ser sustituido por su hijo Haakon, el príncipe heredero, en los actos que tenía previstos. Oficialmente se informó de que se trataba de una infección vírica que le mantendría de baja laboral varios días. Su recuperación se escenificó este miércoles cuando asistió a la tradicional misa de Navidad en la capilla Holmenkollen, a la que llegó acompañado por la reina Sonia, la princesa Marta Luisa, la nueva pareja de esta, Durek Verret, y tres de sus nietas, precisamente las que tuvo su hija con Ari Behn. En ese momento todo eran sonrisas sin imaginar siquiera el drama que llegaría a la familia pocas horas después.

El escritor será despedido oficialmente el viernes con un funeral que se celebrará a las 13.00 horas en la catedral de Oslo.

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >