Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un colegio para las personas del mañana  

Volver a clase y estrenar ‘tablets’, aplicaciones, monitores sensibles… En los colegios de Samsung Smart School la canción es distinta

Un colegio para las personas del mañana  

Volver a empezar otra vez. Volver a estrenar zapatos y libros. Y también tablets, aplicaciones, monitores sensibles... En los colegios de Samsung Smart School la canción cambia un poco y los profesores no regañan por mirar internet: al contrario, es parte de los deberes.

El programa, puesto en marcha con la colaboración del Ministerio de Educación, las Comunidades Autónomas y el trabajo de más de 700 docentes, trata de impulsar el aprendizaje desde la tecnología en centros públicos de Educación Primaria situados en zonas rurales, con alto índice de abandono y alto riesgo de brecha digital. El objetivo: formar a los niños en consonancia con la realidad del siglo XXI.

Mediante este nuevo método de aprendizaje y enseñanza se pone el foco en el desarrollo de competencias necesarias para los nuevos tiempos y, en especial, se busca potenciar el interés de los alumnos mediante una mayor interactividad. Todo ello utilizando la tecnología “como un medio y nunca como un fin”, afirman sus promotores. Con una inversión de casi 6 millones de euros, en el proyecto Samsung Smart School han participado ya un total de 4.000 alumnos en 108 aulas de 40 centros educativos españoles.

 DE MAYOR QUIERO SER ENCOFRADOR CUÁNTICO

Según un estudio del think-tank Institute for the Future, la mayoría de empleos que habrá en 2030 no existen en la actualidad. Para facilitar el salto a ese mundo futurista de profesiones inimaginables que aún está por construirse, Samsung Smart School potencia el aprendizaje digital: desde la puesta en marcha del programa, que ya va por su sexta edición, las habilidades en competencias digitales de los alumnos se han incrementado en un 24%, tal y como reflejan los análisis desarrollados en cada curso por la red de escuelas. De acuerdo a esas evaluaciones, se logran además mejoras sustanciales en en las competencias: lingüística, aprender a aprender, matemática y la competencia básica en Ciencia y Tecnología.

Samsung Smart School no es la única incursión de la empresa coreana en la educación. Tan importante como la formación del conocimiento es la formación en valores, por eso Samsung desarrolló además en 2017 una vídeo de realidad virtual llamada Asignatura Empatía, a través de la cual se conciencia contra el acoso escolar situando a los espectadores en el lugar del niño acosado.

Soluciones del futuro para problemas que podrían dejar de ser atemporales. Si cuando no había pelota en el patio nuestra generación cogía un bote de zumo y lo inflaba con bolas de aluminio, qué no se les ocurrirá a estos chavales punteros hijos del I+D+i.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.