Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los vecinos más resistentes de Guayaquil

Los vecinos más resistentes de Guayaquil

16 fotos

Así trabajan los comités en los barrios de la ciudad ecuatoriana donde la población más vulnerable hace frente a las catástrofes naturales y aprende la manera de reaccionar en caso de emergencia

  • Se calcula que en el área urbana de Guayaquil viven tres millones de personas. En 2013, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU la situó en el cuarto puesto entre las ciudades costeras del mundo más amenazadas por la subida del nivel del mar. A diario, los traficantes de tierra invaden y venden los terrenos, y los asentamientos de auto construcción se amplían debido a las ocupaciones.
    1Se calcula que en el área urbana de Guayaquil viven tres millones de personas. En 2013, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU la situó en el cuarto puesto entre las ciudades costeras del mundo más amenazadas por la subida del nivel del mar. A diario, los traficantes de tierra invaden y venden los terrenos, y los asentamientos de auto construcción se amplían debido a las ocupaciones.
  • En Guayaquil, el peligro acecha, sobre todo a los habitantes de los estuarios de los ríos. La causa no son solo las inundaciones, sino también la inestabilidad del terreno en caso de terremoto. Según el arquitecto Walter Mora, está prohibido construir a menos de 15 metros de las orillas de los cursos de agua, pero hace años que se empezaron a levantar casas en las riberas. El Ayuntamiento no las legaliza, pero tampoco desaloja a sus habitantes.
    2En Guayaquil, el peligro acecha, sobre todo a los habitantes de los estuarios de los ríos. La causa no son solo las inundaciones, sino también la inestabilidad del terreno en caso de terremoto. Según el arquitecto Walter Mora, está prohibido construir a menos de 15 metros de las orillas de los cursos de agua, pero hace años que se empezaron a levantar casas en las riberas. El Ayuntamiento no las legaliza, pero tampoco desaloja a sus habitantes.
  • Tras poner en marcha las primeras brigadas en El Jordán y Nueva Proserpina ‒dentro del programa de colaboración entre la Cooperativa de Asistencia y Socorro en Todo el Mundo (CARE) y el Ayuntamiento‒, el Departamento Municipal de Gestión de Riesgos ha seguido facilitando herramientas a la población y está creando nuevas brigadas en los suburbios amenazados para que aprendan cómo actuar en caso de sufrir un desastre natural.
    3Tras poner en marcha las primeras brigadas en El Jordán y Nueva Proserpina ‒dentro del programa de colaboración entre la Cooperativa de Asistencia y Socorro en Todo el Mundo (CARE) y el Ayuntamiento‒, el Departamento Municipal de Gestión de Riesgos ha seguido facilitando herramientas a la población y está creando nuevas brigadas en los suburbios amenazados para que aprendan cómo actuar en caso de sufrir un desastre natural.
  • Jaime Criana Luna cuenta por qué se unió a la brigada: "Es una oportunidad de aprender algo nuevo con lo que poder ayudar a los demás. También me gusta porque he hecho nuevos amigos. Ahora formo parte de un grupo".
    4Jaime Criana Luna cuenta por qué se unió a la brigada: "Es una oportunidad de aprender algo nuevo con lo que poder ayudar a los demás. También me gusta porque he hecho nuevos amigos. Ahora formo parte de un grupo".
  • Los comités están formados por un equipo gestor, una brigada de evacuación y otra de primeros auxilios. Sus miembros aprenden a reaccionar con eficacia en caso de emergencia e intercambian información con instituciones como el departamento de bomberos, la policía y los hospitales.
    5Los comités están formados por un equipo gestor, una brigada de evacuación y otra de primeros auxilios. Sus miembros aprenden a reaccionar con eficacia en caso de emergencia e intercambian información con instituciones como el departamento de bomberos, la policía y los hospitales.
  • Durante el aprendizaje se realizan simulaciones en las que se enseña a los habitantes del barrio a reaccionar a las catástrofes naturales y otras eventualidades. Además, cada mes de noviembre toda la ciudad participa en una simulación a gran escala. Varias personas afirman que han puesto en práctica sus conocimientos recién adquiridos en una situación real.
    6Durante el aprendizaje se realizan simulaciones en las que se enseña a los habitantes del barrio a reaccionar a las catástrofes naturales y otras eventualidades. Además, cada mes de noviembre toda la ciudad participa en una simulación a gran escala. Varias personas afirman que han puesto en práctica sus conocimientos recién adquiridos en una situación real.
  • En los últimos años se han registrado más incendios debido al aumento de las temperaturas acompañado de sequías. Los bomberos tienen que luchar cada vez contra más fuegos que amenazan a las zonas periféricas.
    7En los últimos años se han registrado más incendios debido al aumento de las temperaturas acompañado de sequías. Los bomberos tienen que luchar cada vez contra más fuegos que amenazan a las zonas periféricas.
  • El Ayuntamiento ha instalado una sala de video vigilancia y ha distribuido más de 1.100 cámaras conectadas con este centro por toda la ciudad. Desde allí, la policía, los bomberos y otros funcionarios controlan lo que ocurre. El sistema se utiliza para dar respuesta tanto a la delincuencia como a las catástrofes naturales.
    8El Ayuntamiento ha instalado una sala de video vigilancia y ha distribuido más de 1.100 cámaras conectadas con este centro por toda la ciudad. Desde allí, la policía, los bomberos y otros funcionarios controlan lo que ocurre. El sistema se utiliza para dar respuesta tanto a la delincuencia como a las catástrofes naturales.
  • En un suburbio del sur de Guayaquil, Lorenza Lozana Charcopa cuenta cómo los habitantes del barrio tuvieron ocasión de participar en el programa de capacitación. "Nuestro barrio es como una sartén. Hemos sufrido muchísimas inundaciones, ya que el agua llega de todas partes. Estamos en peligro, pero ahora sabemos qué hacer, lo cual puede salvarnos incluso de la muerte"
    9En un suburbio del sur de Guayaquil, Lorenza Lozana Charcopa cuenta cómo los habitantes del barrio tuvieron ocasión de participar en el programa de capacitación. "Nuestro barrio es como una sartén. Hemos sufrido muchísimas inundaciones, ya que el agua llega de todas partes. Estamos en peligro, pero ahora sabemos qué hacer, lo cual puede salvarnos incluso de la muerte"
  • Hace unos meses se creó un nuevo comité en Monte Sinaí, uno de los suburbios más pobres con una población de unas 300.000 personas. La media de edad de sus miembros es inferior a la de otras brigadas. Ashley Torres, su presidenta, afirma que le gusta trabajar con jóvenes: "El futuro es suyo, aprenden deprisa y pueden hacer que las cosas funcionen de otra manera".
    10Hace unos meses se creó un nuevo comité en Monte Sinaí, uno de los suburbios más pobres con una población de unas 300.000 personas. La media de edad de sus miembros es inferior a la de otras brigadas. Ashley Torres, su presidenta, afirma que le gusta trabajar con jóvenes: "El futuro es suyo, aprenden deprisa y pueden hacer que las cosas funcionen de otra manera".
  • Una parte del programa de capacitación consiste en cartografiar los distritos, decidir dónde poner las señales de evacuación e instalarlas en los barrios.
    11Una parte del programa de capacitación consiste en cartografiar los distritos, decidir dónde poner las señales de evacuación e instalarlas en los barrios.
  • Cecibel Vivero Macias señala el mapa del barrio, indicando qué lugares son seguros y cuáles son de riesgo. Además, estos mapas se han elaborado con las sugerencias de todos los habitantes de la zona. Se han colgado en el centro comunitario, donde todo el mundo puede consultarlos.
    12Cecibel Vivero Macias señala el mapa del barrio, indicando qué lugares son seguros y cuáles son de riesgo. Además, estos mapas se han elaborado con las sugerencias de todos los habitantes de la zona. Se han colgado en el centro comunitario, donde todo el mundo puede consultarlos.
  • Mónica Menéndez, subdirectora del Departamento de Gestión de Riesgos de Guayaquil, visita personalmente los comités como una manera más de reforzarlos y otorgarles capacidad de acción a fin de que puedan seguir desarrollando su labor en el futuro. "La buena organización es clave. Primero invertimos en enseñar a los habitantes de los suburbios a organizarse y luego les damos formación, tras lo cual tenemos que reforzarlos para que los comités no desaparezcan y aprovechen el nuevo vínculo para mejorar sus barrios".
    13Mónica Menéndez, subdirectora del Departamento de Gestión de Riesgos de Guayaquil, visita personalmente los comités como una manera más de reforzarlos y otorgarles capacidad de acción a fin de que puedan seguir desarrollando su labor en el futuro. "La buena organización es clave. Primero invertimos en enseñar a los habitantes de los suburbios a organizarse y luego les damos formación, tras lo cual tenemos que reforzarlos para que los comités no desaparezcan y aprovechen el nuevo vínculo para mejorar sus barrios".
  • Ashley Villacres cuenta que después de haberse formado en primeros auxilios pudo salvar a un estudiante que había tomado una sobredosis. "Me di cuenta de que controlaba la situación y supe exactamente qué pasos dar hasta que llegó la ambulancia".
    14Ashley Villacres cuenta que después de haberse formado en primeros auxilios pudo salvar a un estudiante que había tomado una sobredosis. "Me di cuenta de que controlaba la situación y supe exactamente qué pasos dar hasta que llegó la ambulancia".
  • Antonio Gonzabay (derecha) es el presidente de uno de los primeros comités organizados en el barrio de El Jordán, en Guayaquil. Lamentablemente, en la actualidad el grupo no está activo. "Era complicado organizarse. Había demasiados conflictos y poco compromiso de la comunidad".
    15Antonio Gonzabay (derecha) es el presidente de uno de los primeros comités organizados en el barrio de El Jordán, en Guayaquil. Lamentablemente, en la actualidad el grupo no está activo. "Era complicado organizarse. Había demasiados conflictos y poco compromiso de la comunidad".
  • Después de una lluvia intensa u otras calamidades, los voluntarios de las brigadas hacen una ronda por la ciudad para comprobar cómo se encuentra la población e informar sobre los daños.
    16Después de una lluvia intensa u otras calamidades, los voluntarios de las brigadas hacen una ronda por la ciudad para comprobar cómo se encuentra la población e informar sobre los daños.