Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

E.T. y Elliott vuelven a estar juntos en un anuncio destinado a hacer llorar a millones de adultos

Los protagonistas de 'E.T. el extraterrestre', una de las películas más famosas de la historia del cine, se han reunido para la campaña navideña de una famosa marca de comunicaciones estadounidense

E.T. el extraterrestre en una escena de la nueva campaña de la compañía de telecomunicaciones estadounidense Xfinity.

Es, probablemente, la reunión cinematográfica más esperada de la historia, especialmente en una época en la que la nostalgia se ha convertido casi en un subgénero que atraviesa todas las capas de la cultura. Después de 37 años, E.T. el extraterrestre se reúne con Elliott, el niño del que se hizo amigo cuando se quedó abandonado en la Tierra en 1982. La mala noticia es que no es una película, es un anuncio. ¿La buena? Que dura cuatro minutos y medio, así que computa, al menos, como cortometraje.

La casa, la iluminación, los juguetes en el armario: todo homenajea fielmente a la original de Steven Spielberg, la que fue la película más taquillera de la historia durante once años (en 1993 la superó Parque Jurásico, también de Spielberg). Pero el gusto definitivo es volver a ver a Henry Thomas como Elliott. No es un actor al que hayamos perdido en absoluto de vista: la última vez que lo vimos fue en la vitoreada y popular La maldición de Hill House, una de las setecientas series que han enamorado a Stephen King este año.

En el anuncio, dos niños escuchan ruidos en su jardín nevado (es Navidad, claro), y salen a investigar con una linterna. Se encuentran a E.T., un extraterrestre que ellos desconocen, claro. La criatura pronuncia el nombre de “Elliott”. En ese momento aparece él, el mismo Elliott, que se emociona al verlo y le grita: “¡Has vuelto!”.

Presenta a los niños como sus hijos, después le presenta también a su esposa y le invita a pasar a su casa. Allí le explica: “Muchas cosas han cambiado desde que estuviste aquí”. La familia le enseña, por ejemplo, cómo funciona una tablet. El niño se las ve canutas para intentar explicar a un extraterrestre qué es Internet. Después le deja probarse sus gafas de realidad virtual. Si alguna vez E.T. creyó que la tecnología terrestre iba a evolucionar hasta permitirle viajar a su planeta, se ve obligado a descubrir que ha evolucionado hasta hacer que no tengamos que salir nunca más de casa.

Al día siguiente juegan en la nieve y ven una película en familia ante la chimenea, pero pronto Elliott se da cuenta de que el extraterrestre echa de menos a su familia. Esa noche, el hijo se despierta y encuentra a E.T. en el cobertizo intentando subirse a una bici. Señala al cielo, dando a entender que quiere volver a su casa.

Poco después Elliott y su esposa se despiertan y ven, a través de la ventana, esa escena que llevamos esperando tres minutos y doce segundos: Elliott y los niños volando en la bicicleta, de camino a la cumbre de una montaña donde E.T. podrá coger la nave que le devuelva a su planeta.

Allí se reúne toda la familia y se repiten las frases que traumatizaron a varias generaciones (“Estaré aquí al lado”). En la nevera de la familia vemos una foto de los cuatro junto al extraterrestre y aparece un eslogan publicitario: “Reconecta por Navidad”.

La campaña ha conseguido en apenas unas horas más de dos millones de visualizaciones en Twitter y promete ser el anuncio de la temporada, aunque hay una ausencia muy llamativa: la de Drew Barrymore, la otra gran estrella de la función. Eso sí, la actriz que interpreta a la hija de Elliott se parece mucho, mucho a ella. No es la primera vez que un tótem del cine navideño resucita por estas fechas: el año pasado, Macaulay Culkin recuperó su papel de Kevin McCallister en ‘Solo en casa’ para protagonizar un anuncio del asistente Google Home.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información