Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARQUITECTURA SOSTENIBLE

“La máquina más eficiente es aquella que está apagada”

Entrevistamos al arquitecto y urbanista indio Dhiru Thadani, experto en arquitectura sostenible

Dibujo de Dhiru Thadani.
Dibujo de Dhiru Thadani.

En un día soleado, durante una visita al Arboretum de Wroclaw, en Polonia, Seres Urbanos ha tenido la oportunidad de charlar con el arquitecto y diseñador urbano de origen indio-pakistaní Dhiru Thadani. Fundador del Congreso para el Nuevo Urbanismo (CNU) y ex-vicepresidente de la Sociedad Internacional para la Planificación de Ciudades y Regiones (ISOCARP), hoy reside en Washington, desde donde difunde principios y técnicas de planificación urbana tradicional en los cinco continentes, trabajando en regeneración urbana, revitalización vecinal, campus académicos y proyectos de densificación de espacios, a la vez que acumula varios premios.

Haciendo alarde de ser hijo de una mujer pionera de su tiempo —estudiante del poeta y premio Nobel Rabindranath Tagore—, Dhiru Thandai nos habla de la necesidad de humanizar la vida ciudadana y nos da claves importantes de qué tendencias hay que seguir para hacer de las ciudades espacios habitables capaces de proporcionar todo lo que necesitamos a partir de edificios energéticamente eficientes y residentes inteligentemente responsables. 

A menudo, las ideas de ciudades inteligentes, saludables y amigables permanecen en pura retórica sin aplicación práctica. Como arquitecto indio con experiencia internacional en Asia, América y Europa, ¿cómo ve el futuro de las ciudades?

Las ciudades siguen siendo la forma más hábil y eficiente en el uso de recursos. Ecológicamente, el "talón de Aquiles" urbano es doble: el efecto isla de calor y la escorrentía de aguas pluviales.

El "efecto isla de calor" es una situación en la que el microclima de las zonas urbanizadas es generalmente más cálido que el entorno rural. Las tres causas principales son: la abundancia de superficies impermeables como carreteras y aceras, materiales absorbentes de calor con alta masa térmica y el calor residual generado por usos masivos de energía.

La degradación de la escorrentía de aguas pluviales es el resultado del alto porcentaje de superficies impermeables dentro de cuencas hidrográficas urbanas que representan amenazas significativas para la calidad del agua y el medio ambiente natural. La escorrentía urbana de aguas pluviales tiene el agua contaminada cargada de sedimentos que terminan en los hábitats marinos y nativos, lo que reduce la calidad de vida de todos los seres vivos

Dhiru Thadani
Dhiru Thadani

¿Qué pueden hacer los funcionarios de la ciudad?

Todas las ciudades deben abordar estos problemas invirtiendo en infraestructuras verdes, plantando árboles, diseñando edificios con cubiertas verdes (cuando sea posible), y reduciendo las superficies impermeables. Además, deben aplicarse políticas sólidas para reducir las emisiones de efecto invernadero y la quema de combustibles fósiles. Teniendo en cuenta lo que sabemos sobre el cambio climático no puede haber excusa para seguir usando el carbón como fuente de energía.

Las ciudades deben disponer de un Departamento de Vida Peatonal, que se centre en la calidad de vida y la seguridad para todos los grupos de edad dentro del ámbito peatonal.

¿Hay paradojas en el movimiento de ciudades inteligentes?

En la vida cotidiana hay ciertas paradojas. Los nuevos edificios llamados "inteligentes" tienen como principal objetivo el ahorro de energía. Sin embargo, la mayoría de los diseños incluyen ventanas no operativas con sellado hermético de la piel exterior del edificio. Esta práctica puede crear una calidad interior de aire insalubre y depender de la energía para el aire acondicionado y calentar los interiores. La máquina más eficiente es aquella que está apagada. En lugar de tratar a las personas como tontas y los edificios como inteligentes, debemos permitir que los habitantes abran ventanas cuando el clima es cómodo y sólo dependan de equipos que consumen energía cuando son absolutamente necesarios.

En lugar de tratar a las personas como tontas y los edificios como inteligentes, debemos permitir que los habitantes abran ventanas cuando el clima es cómodo y sólo dependan de equipos que consumen energía cuando son absolutamente necesarios.

Además, podemos tener el edificio más inteligente y eficiente, pero si se construye en el lugar equivocado, todos los ahorros de energía se pierden. Para los arquitectos, planificadores y funcionarios de la ciudad, es igualmente importante considerar la ubicación y el entorno donde se va a construir y no centrarse únicamente en el edificio.

¿Qué opina de la ciudad y sus barrios periurbanos?

Los habitantes de la ciudad emiten muchas menos emisiones y consumen mucha menos energía que los residentes periurbanos. Vivir en las zonas periféricas es insostenible.

Hay sobreabundancia de barrios periféricos en los países desarrollados. Se deben promulgar políticas para detener cualquier desarrollo adicional en las zonas verdes y periféricas urbanas a menos que estén adecuadamente comunicadas.

Actualmente, se está produciendo un movimiento ascendente en el que la sociedad trata de abordar problemas fuera de las normas habituales, ¿qué opina de eso?

Las políticas actuales dentro de las ciudades dificultan o impiden lograr el urbanismo de alta calidad. El urbanismo necesita en su núcleo una variada mezcla de usos, residentes de ingresos mixtos, habitantes de edad mixta y hermosos espacios públicos. Las ciudades prósperas dan la bienvenida y sirven a todos. El tema de la vivienda asequible en las ciudades es extremadamente complejo.

La abolición de las zonas unifamiliares proporcionaría viviendas asequibles para estudiantes, solteros y ancianos

Las iniciativas de base han presionado para abolir las zonas de vivienda unifamiliar. Se debe permitir que cada propietario de la vivienda convierta su residencia unifamiliar en una vivienda plurifamiliar. Este cambio de política de abolición de las zonas unifamiliares proporcionaría viviendas asequibles para estudiantes, solteros y ancianos. Además, a cada residente se le debe permitir tener una oficina en casa, poder trabajar en casa, incubar una pequeña empresa o utilizar su habilidad para obtener ingresos adicionales. Se debe dar toda oportunidad para ayudar a los ciudadanos a salir adelante en la vida. En un movimiento denominado "Urbanismo táctico", los residentes se han empoderado para tomar medidas para mejorar la calidad de vida dentro de su vecindario cuando los funcionarios de la ciudad les han fallado o ignorado el problema.

Nuestras ciudades se enfrentan a riesgos y oportunidades en relación con los problemas de masificación, contaminación, energía externa y dependencia de los alimentos. ¿Qué papel deben desempeñar los principales actores, tanto las instituciones públicas como las privadas, la sociedad civil, los empresarios y las asociaciones vecinales?

La clave es mejorar la calidad de vida de todos sus residentes haciendo lugares seguros, transitables a pie y atractivos.

La seguridad alimentaria es un factor de riesgo importante para las ciudades. A medida que una población se vuelve más rica, su demanda de alimentos de fuera de temporada aumenta. Esta demanda ha dado lugar a productos alimenticios que viajan largas distancias, ya que se cultivan en un lugar y se consumen en tierras lejanas. Esta práctica depende en gran medida del transporte por medio de combustibles fósiles, del aire acondicionado de los contenedores de transporte y del uso de conservantes o cepas modificadas genéticamente.

Tenemos que volver a la época en la que comíamos productos de estación y locales. Debemos dejar de comer lo que queramos y cuando queramos. Mi hija reside en la India donde comenzó una organización sin fines de lucro para educar a la gente a cultivar su propia comida orgánica en sus terrazas, tejados o balcones. Estos esfuerzos deben ser ampliados para educar a la gente sobre lo que se necesita para cultivar los alimentos que consumen. Sólo a través de la educación la humanidad tiene la posibilidad de asumir el reto del futuro desconocido.


Isabel de Felipe ha sido Profesora Titular de la Universidad Politécnica de Madrid y es miembro del Consejo de Dirección del itdUPM (Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano). Pertenece a la Junta Directiva de PRONATUR y es evaluadora de proyectos de varias instituciones. Ha dirigido numerosos proyectos de cooperación en América, Asia y África, y ha colaborado en proyectos de investigación de la UE y publicado artículos y libros sobre Naturación Urbana y Agricultura para el Desarrollo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información