Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irrepetibles

Federer, Nadal y Djokovic son los tres tenores del tenis y uno de ellos es “nuestro”. El día en que se retiren, el mundo del deporte les va a echar mucho en falta. El domingo, el español ganó el Abierto de Estados Unidos y consiguió su torneo Grand Slam número 19, toda una hazaña. Son irrepetibles, y que coincidan en el tiempo es una especie de alineación cósmica inusual. Hay que dar las gracias a Rafa Nadal por partidos como el de ayer contra Medvedev, que ganó como respuesta a su sacrificio, su trabajo, su tenacidad, su paciencia y su constancia, algo que constituye un ejemplo a seguir para los jóvenes, el de trabajar duro para que el éxito te acompañe, porque nunca se obtiene gratis.

Dionisio Rodríguez Castro. Villaviciosa de Odón (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >