Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sinead O’Connor reaparece y pide perdón

La cantante, retirada durante cinco años de los escenarios, anuncia su regreso y se disculpa por las declaraciones en las que afirmó que "no quiere pasar más tiempo con los blancos"

En noviembre de 2018 la cantante Sinead O'Connor publicó una serie de tuits que se unían a la espiral de autodestrucción que ella misma había ido tejiendo en los últimos años alrededor de su carrera como artista. "Lo lamento muchísimo. Lo que voy a decir es algo tan racista que nunca pensé que mi alma pudiera sentirlo. Pero, la verdad, no quiero volver a pasar tiempo con los blancos nunca más (sí, es así como se llama a los no musulmanes). No por un momento, no por ninguna razón. Son asquerosos", afirmaba entonces en una nueva cuenta de Twitter donde el nombre por el que se la conoce en el mundo de la música va acompañado del que recibió tras convertirse al Islam el año pasado, Shuhada Sadaqat o Shuhada Davitt.

En un tuit publicado en esta red social el pasado domingo, la cantante irlandesa, de 52 años, se ha disculpado por esas declaraciones y ha manifestado que cuando las realizó estaba "enfadada y mal" y añadió que sus comentarios "no eran ciertos en ese momento y no son ciertos ahora". La artista, que cuando hizo su polémica publicación fue rebatida por colectivos musulmanes y no musulmanes, también apareció el pasado viernes en The Late Late Show del canal de televisión irlandés RTÉ y, tras interpretar una emocionante versión de Nothing compares 2 U, anunció que vuelve a los escenarios después de estar alejada de la música en directo durante cinco años.

"Me tomé un largo período de descanso porque había trabajado tan duro durante tanto tiempo que estaba quemada. Así que es una especie de regreso, aunque haya sido un retiro pensado. Cuando era joven no apreciaba necesariamente mi trabajo, pero ahora que estoy de vuelta, lo valoro mucho más", afirmó después de interpretar la canción de Prince acompañada por una orquesta sinfónica y ataviada con un traje rojo largo y un hiyad del mismo color cubriéndole el pelo.

Octubre es el mes señalado por la cantante para su regreso, un momento sobre el que O'Connor expresó sus propios miedos tras demostrar que su voz se encuentra en forma: "En realidad pensé que ya nadie iba a estar interesado, que nadie iba a comprar entradas para ver un espectáculo mío. Realmente pensé que ni siquiera iba a conseguir hacerlos, que nadie iba a contratarme después de estar alejada tanto tiempo", dijo la cantante. 

Su regreso a la música llega después de años erráticos, vencida por la depresión y con su vida personal y profesional al albur de los cambios producidos por el trastorno bipolar que padece y que se le diagnosticó en 2003. Durante años Sinead O'Connor expuso su enfermedad públicamente haciendo declaraciones en entrevistas o a través de publicaciones en mensajes en sus redes sociales. Nadie se ocupó de asesorarla o protegerla ni de advertirle sobre el carácter absurdo de algunas de ellas o sobre el cariz punible de otras. En su lista de momentos extremos no han faltado anuncios públicos de suicidio ni dramáticos episodios familiares. 

Uno de los momentos en los que la tristeza y el morbo se entremezclaron fue cuando O'Connor concedió una entrevista al programa Dr. Phil en septiembre de 2017. Entonces se pudo ver a una mujer rota que confesaba entre lágrimas que lo que más le gustaba de su madre era "que está muerta". Unas duras palabras que después justificó afirmando que durante su infancia había recibido continuos abusos físicos, incluso sexuales, y que a pesar de ello había conseguido perdonar a su progenitora, que murió en un accidente de coche cuando ella tenía 19 años. 

Su comportamiento, que a veces precisó de la presencia de la policía para comprobar su estado de salud, la convirtió en alguien poco fiable de quien resultaba difícil valorar su punto de verdad o delirio. "La enfermedad mental es como las drogas, no le importa nada quien seas", llegó a decir la cantante. Si este es el momento definitivo para que remonte el vuelo solo lo podrá confirmar el paso del tiempo, pero sus palabras actuales hacen que las esperanzas sobre su recuperación aumenten entre sus admiradores. 

Ella cree que su transformación al Islam ha hecho que sienta que vuelve a tomar las riendas de su vida. Y en sus recientes declaraciones otorga un sentido a la palabra "transformar", que prefiere a "convertir": "Se refiere a la idea de que si estudias el Corán", explicaba en el programa Late Late Show, "te darías cuenta de que fuiste musulmán toda tu vida y no te percataste. Eso es lo que me pasó a mí".

La nueva etapa que vive la resumió explicando su búsqueda de la religión y cómo le ha influido para reencontrarse consigo misma: "Tengo 52 años. Crecí en una Irlanda muy diferente a la que existe ahora y era un país muy oprimido religiosamente. Todos se sentían miserables; nadie se alegraba de Dios. Leí muchos textos religiosos siempre, buscando la verdad de Dios. Dejé la lectura del Islam para el final porque en realidad tenía muchos prejuicios. [Al leer sobre el Islam] me sentí en casa y me dije: 'He sido musulmana toda la vida y me acabo de dar cuenta", afirmó Sinead O'Connor en su comparecencia en el canal de televisión irlandés.

La artista no se atrevió a declararse totalmente feliz pero sí afirmó: "Mi experiencia sobre el paso del tiempo es que mi cuerpo se hace más viejo, pero yo rejuvenezco". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información