Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Philips, Cecotec y Princess: probamos las mejores freidoras sin aceite del mercado

Analizamos tres modelos de freidoras que no necesitan aceite para dejar los alimentos crujientes

freidoras sin aceite
Philips Airfryer, uno de los tres modelos de freidoras sin aceite analizados.

Nuestra experta ha elegido el modelo Philips Airfryer HD9621 como la mejor freidora sin aceite del mercado con respecto a los tres modelos analizados. De fácil uso, consigue grandes resultados cocinando de forma homogénea y, pese a no ser la elección más económica, la hacen superior al resto.

Los fritos son un enemigo declarado de la alimentación sana, una de cuyas claves es reducir la ingesta de grasas. Si no quieres renunciar a unas patatas crujientes o a unas croquetas, tienes alternativa: las freidoras sin aceite. Este tipo de dispositivos emplea corrientes de aire a gran temperatura para cocinar y tostar los alimentos, haciendo que no sea necesario emplear el oro líquido (aunque en algunas elaboraciones se recomienda añadir una cucharadita para conseguir los mejores resultados).

¿Qué modelos hemos elegido?

En nuestro objetivo por encontrar el mejor modelo entre los disponibles en tiendas como Amazon, hemos consultado a los distintos fabricantes por su máquina más completa y revisado los listados de las más vendidas. Finalmente, han participado en la comparativa tres modelos, ordenados por orden alfabético: Cecotec Turbo Cecofry 4D (con una puntuación media de 8 puntos), Philips Airfryer HD9621 (8,5) y Princess Aerofryer XL (7,75).

Durante las pruebas se ha valorado:

- Diseño: Además del acabado es conveniente tener en cuenta el tamaño general del aparato, de cara a decidir su ubicación en la cocina.

- Capacidad: En función del tamaño de su cesta será posible cocinar para dos, tres o cuatro personas.

- Facilidad de uso: Al igual que ocurre con los robots de cocina, las freidoras disponen de ajustes manuales para seleccionar la temperatura y el tiempo de elaboración de las recetas, pero hay modelos que también cuentan con programas predeterminados.

- Complementos: Resultan de utilidad tanto los accesorios para poder realizar distintas elaboraciones como los libros de recetas, indicados para tener referencia del tiempo y la temperatura necesarias para cocinar los platos.

Así los hemos probado

Durante el mes que han durado las pruebas de estas tres freidoras sin aceite, las hemos empleado para preparar los mismos tres alimentos para así poder comparar resultados: patatas fritas, alitas de pollo y croquetas. En todas ellas, se ha realizado cada una de las la elaboraciones con una cucharadita de aceite y repetido el proceso para ajustar tiempos y temperaturas en caso necesario.

Aunque los resultados no son exactamente iguales que con una fritura tradicional, el modelo que más se acerca es el Philips Airfryer HD9621 y por ello es el ganador de esta comparativa. Las diferencias son mínimas con respecto a la competencia, por lo que han sido pequeños detalles los que han hecho que la balanza se decantara por ella.

Philips Airfryer HD9621: nuestra elección

Philips, Cecotec y Princess: probamos las mejores freidoras sin aceite del mercado

La firma es uno de los grandes referentes en lo que a freidoras sin aceite se refiere —lleva años con modelos en el mercado— y eso se nota en productos como el ganador de esta comparativa, que emplea un calor constante en circulación para cocinar de forma simultánea todos los alimentos incluidos en su cestillo sin necesidad de darles la vuelta.

FICHA TÉCNICA

Dimensiones: 365 x 266 x 292 mm.

Peso: 5,3 kilogramos.

Potencia: 1425 W.

Voltaje: 220 V.

Capacidad de la cesta: 0,8 Kg.

Longitud del cable: 0,8 m.

Características del producto: Desconexión automática, exterior de pared fría, recogecable, apto para lavavajillas, patas antideslizantes, interruptor de encendido/apagado, señal de listo, control de temperatura, piloto de encendido.

QuickClean: Libro de recetas y aplicación.

Tecnología: Tecnología TurboStar.

Otros: Incluido libro de recetas.

www.philips.es

En el caso de las patatas, por ejemplo, no es obligatorio remover, aunque sí recomendable para un acabado más homogéneo cuando introducimos gran cantidad de este ingrediente.

En concreto, tiene capacidad para hasta 800 gramos de alimentos (para un par de personas) y todo su funcionamiento es manual: cuenta con dos ruedas, una para adaptar la temperatura en su frontal y otra para el tiempo en la parte superior. Este manejo tan sencillo se extiende también a las labores de limpieza, permitiendo desmontar y lavar en el lavavajillas la cesta de alimentos.

A la hora de tener referencia de temperaturas y tiempos para las elaboraciones, resulta de gran utilidad una app (demoninada Philips Airfryer) gratuita que cuenta con más de 200 recetas, además del libro incluido en el paquete. Además de freír, también tuesta, hornea o asa.

Lo mejor: Cocina de forma homogénea y consigue resultados crujientes, siendo muy fácil de utilizar.

Lo peor: Su cable es bastante corto y los accesorios no están incluidos en el precio.

Conclusión: Aunque no es el modelo con mayor número de funciones ni el más económico, sí es el que consigue mejores resultados.

Compra por 168,57€ en Amazon 

Cecotec Turbo Cecofry 4D

Philips, Cecotec y Princess: probamos las mejores freidoras sin aceite del mercado

A simple vista es el modelo menos atractivo (el acabado no es tan cuidado como el de otras opciones y la combinación de colores es bastante llamativa), pero cuenta con unas funcionalidades realmente completas. Su sistema de cocción permite elegir entre cocinar por la parte superior, por la parte inferior, o por ambos lados; y ofrece la posibilidad de hacerlo en dos niveles a la vez gracias a una rejilla incluida en el pack. Con un manejo sencillo que se realiza con cuatro botones que van mostrando los ajustes en una pequeña pantalla, viene con 8 programas preconfigurados ajustables en tiempo y temperatura entre 5 y 90 minutos, y 100 y 240º respectivamente.

Una de sus características más interesantes es que incorpora una pala cuyo uso es opcional y que mueve los alimentos durante la elaboración, haciendo que se preparen de forma homogénea y que el resultado sea mejor con menor esfuerzo que el de otras alternativas. Nos gusta, además, que una zona de este dispositivo sea transparente, lo que permite que controlemos en todo momento el estado de los alimentos.

Incluye un recetario con cinco opciones por menú a modo de tutorial, ocho vídeo recetas y una opción específica para elaborar yogures caseros. Por último, destacar que, como complemento (se adquiere por separado), es posible utilizar una cubeta para pizzas que también sirve para tortillas, así como un accesorio para croquetas o nuggets.

Compra por 127€ en Cecotec

Princess Aerofryer XL

Philips, Cecotec y Princess: probamos las mejores freidoras sin aceite del mercado

Con un diseño muy cuidado y un tamaño compacto —pese a su amplia capacidad, de 3,2 litros—, este modelo permite freír, hornear, asar, cocer y tostar. Su puesta en marcha es muy sencilla, aunque las instrucciones incluidas son bastante limitadas. Por eso, se necesita un poco de práctica para conseguir platos bien acabados.

Así, todo el control se realiza desde una amplia superficie en la que hay varios botones: el de encendido y apagado; dos para subir y bajar la temperatura (entre 80 y 200 grados); dos para ajustar el tiempo; y otro más identificado con una M que permite seleccionar los programas predeterminados. Y es que, además de gestionar su funcionamiento manual, cuenta con siete ajustes para patatas fritas, carne, pescado, gambas, pollo, filetes y postres. A la hora de preparar unas patatas fritas, por ejemplo, se introdujo el alimento con una cucharada de aceite y elegimos el programa específico. Tras 20 minutos a 200 grados, las patatas salieron crujientes por arriba y medio crudas por abajo. En un segundo intento, tras moverlas a mitad del ciclo de preparado y aumentar el tiempo de elaboración en 10 minutos, quedaron perfectas. Luego, se sirven de forma muy sencilla gracias a una cesta extraíble con el asa de tacto frío.

Sus piezas, además, son lavables en el lavavajillas y está dotada de una base antideslizante para que se mantenga firme sobre cualquier superficie. Posee una potencia de 1.400W y cuenta con un recubrimiento antiadherente.

Compra por 83,06€ en Amazon 

¿Por qué debes confiar en mí?

Soy periodista con más de 10 años de experiencia en el sector tecnológico. Durante este tiempo, he elaborado reportajes, artículos y todo tipo de contenidos relacionados con los más variados aspectos relacionados con la tecnología. Además, durante los últimos años me he especializado en el análisis de productos para distintos medios —incluido EL PAÍS—, lo que me ha llevado a probar cientos de ellos, de todo tipo y gama: desde los smartphones más económicos hasta los más punteros, ordenadores, sistemas de sonido, televisores…

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 1 de agosto de 2019.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información