Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo yate de 90 millones del rey de Marruecos

El Badis 1, atracado en Casablanca, es uno de los 10 yates de vela más grandes del mundo

El nuevo yate del rey de Marruecos. En vídeo, el anterior propietario del yate explica sus características.

El rey de Marruecos, Mohamed VI, es el nuevo propietario de un gran yate, el Badis 1, de 70 metros de largo por 13 de ancho, según publicó la semana pasada el semanario marroquí Telquel en su página web. La embarcación permanece atracada en Casablanca desde principios de junio. Desde tierra pueden apreciarse sus dos mástiles, el mayor de los cuales se eleva hasta 72 metros sobre el nivel de mar. La publicación no ha podido aclarar cuánto ha costado el yate, aunque precisa que su anterior propietario, el estadounidense Bill Duker, un abogado reconvertido en hombre de negocios en la década de los noventa, dijo haberse gastado en él entre 60 y 90 millones de euros.

El barco fue construido por la empresa italiana Perini Navi en 2015. Cuando se botó recibió el nombre de Sybaris, en honor a la ciudad italiana que dio lugar al gentilicio “sibarita”, una palabra que también define a quienes aman un estilo de vida refinado, voluptuoso y sensual.  La vida de Bill Duker, su antiguo propietario, transcurrió siempre trazando un plan tras otro. Así continuó cuando en 2009 le diagnosticaron un cáncer. A la semana siguiente de recibir el diagnóstico, adoptó una resolución, según declaró en 2016 a Boat, un portal web especializado en yates: “Desde entonces, cada día que me levanto de la cama me pregunto qué voy a hacer para divertirme ese día en concreto”.

Duker superó el cáncer y debió divertirse mucho en esa nave con capacidad para acoger a 12 invitados y a 12 tripulantes que se ocupan de las labores que exige. Sin conocerse los motivos por los que tomó la decisión, dos años más tarde puso en venta el fabuloso yate a través de una sociedad, Edmiston, que pidió por él 88 millones de dólares (más de 78 millones de euros).

El rey de Marruecos, Mohamed VI, el pasado junio.
El rey de Marruecos, Mohamed VI, el pasado junio. AFP
En el anuncio de venta, la sociedad encargada de la operación citaba una frase que atribuía a Duker: “Tengo tres pasiones: el arte, la poesía y la navegación. Y el Sybaris combina las tres”. La empresa añadía en su anuncio: “Poseer un yate muy grande proporciona un inmenso orgullo y placer para usted, su familia y sus amigos. (…) Poseer algo especial, algo de renombre mundial puede costar fácilmente 100 millones de dólares (80 millones de euros)”. Y comparaba este lujo con lo que sería poseer una isla en el archipiélago Granadinas, en el mar Caribe. Pero, eso sí, especificando que la isla sería más aburrida porque no tendría ni ciudad, ni red eléctrica.

Bill Duker, con arreglo a su plan de vida, debió seguir divirtiéndose después de que Edmiston vendiera su barco en marzo de 2018. Pero no se conoce a quién lo hizo ni por cuánto.

El semanario marroquí llamó a esta compañía y no recibió ninguna respuesta. El barco fue rebautizado como Badis en octubre de 2018. Badis es el nombre que recibe en Marruecos el peñón de Vélez de la Gomera, enclave perteneciente a España desde 1564, situado en el Mediterráneo a 148 kilómetros al oeste de Melilla, entre las localidades marroquíes de Alhucemas y El Jabha. El peñón mide 1,9 kilómetros cuadrados y solo está habitado por militares. En 2012, siete activistas marroquíes, miembros del Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla, lo asaltaron para colocar banderas de Marruecos.

Lalla Salma junto Brigitte Macron, la primera dama francesa, en Rabat en junio de 2017.
Lalla Salma junto Brigitte Macron, la primera dama francesa, en Rabat en junio de 2017. GTRES

Las vacaciones griegas de la princesa Salma

Mientras Mohamed VI afronta el verano con un nuevo barco, la princesa Salma de Marruecos, de 41 años, madre de los dos hijos del rey y supuestamente divorciada desde el año pasado del monarca, llegó el sábado 6 de julio a la isla griega de Skiatos, acompañada de su hijo, el heredero del trono, príncipe Hassan, de 16 años. En esta ocasión lo hizo sin la compañía de su hija menor, la princesa Lalla Khadija, de 12 años. La noticia fue publicada por medios griegos y reproducida el pasado lunes por algunos marroquíes.
En el verano de 2017 la prensa marroquí también se hizo eco de la compra de una mansión por parte de la princesa Salma en la isla griega de Kéa, por valor de 3,8 millones de euros. La última aparición oficial de la princesa Salma data del 12 de diciembre de 2017, cuando asistió a una exposición en el museo Mohamed VI, de Rabat. Cuatro meses después, el miércoles 21 de marzo de 2018, día en que se cumplió el 16º aniversario del matrimonio con Mohamed VI, la revista ¡Hola! publicó que se habían divorciado. El Palacio Real no ha emitido jamás ningún comunicado al respecto, pero la princesa no volvió a aparecer en ningún acto oficial y nunca se le volvió a ver en público junto al rey.

El Badis fue comprado por la sociedad Project S Vessel Ltd, cuya dirección social aparece en las islas Caimán y en Abu Dabi. El pasado 8 de junio el periodista independiente @OmarRadi ya apuntó en Twitter: "Vaya, vaya, ¿quién es el marroquí que acaba de adquirir el yate construido por Perini Navi y lo ha rebautizado Badis 1?" De cómo llega el antiguo Sybaris a convertirse en propiedad de Mohamed VI, la cuestión no queda clara. En cualquier caso, la pertenencia del yate a Mohamed VI viene corroborada, según Telquel, por las bases de datos de la Organización Marítima Internacional (IMO) y del sistema europeo de información marítima Equasis. Este último señala que el yate pasó a tener bandera marroquí en febrero de 2019 y un mes después pasó a llamarse Badis 1.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información