Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coctelería y sinestesia: el nuevo sabor del brandy blanco

¿A qué saben los colores? El brandy Terry White pone el cerebro a prueba

En 1812, el doctor alemán Georg Tobias Ludwig Sachs publicó el primer artículo médico que se conoce sobre dos personas albinas y sinestésicas: su hermana y él mismo. De piel color blanco puro y una curiosa habilidad. Pero se le ocurrió escribir en latín -titulado ‘Historia naturalis duorum Leucaethiopum, auctoris ipsius et sororis eius’-, así que aquel primer tratado sobre sinestesia pasó de puntillas por la literatura médica del siglo XIX, que empezaba a teorizar sobre esta capacidad.

¿En qué consiste la sinestesia? A grandes rasgos podría definirse como “una imagen o sensación subjetiva, propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente”. Es decir, algunos cerebros extraordinarios -según los estudios se cree que afecta solo al 4% de la población mundial- cruzan o mezclan la información que perciben a través de los cinco sentidos. Esto podría resolver la pregunta: ¿a qué sabe el color blanco o de qué color es un sabor?

Tal y como explicaba el doctor Sachs, para él, “aquellas cosas que forman una serie simple adoptan colores: los números, los días de la semana, los períodos en la historia, las letras del alfabeto, las notas musicales”. Pero la sinestesia es mucho más.

Música con sabor a sorbete de naranja

La ciencia lleva dos siglos investigando este fenómeno cerebral, todavía sin acuerdo sobre su funcionamiento, y se ha llegado a la conclusión de que puede manifestarse de diferentes formas. Algunos sinestésicos detectan colores a través del tacto, otros activan sus papilas gustativas y perciben sabores cuando observan formas, y otros pueden visualizar cromáticamente la música y sonidos. Entre los sinestésicos más famosos encontramos a Kandinsky y Van Gogh, Vladimir Nabokov o el músico Pharrell Williams, que ha explicado en varias entrevistas cómo “percibe” su canción ‘Happy’: “amarilla, con toques de mostaza y sorbete de naranja”. 

Ivy Mix, la bartender de moda en Estados Unidos ha inspirado la nueva botella colorista de Terry White Brandy.
Ivy Mix, la bartender de moda en Estados Unidos ha inspirado la nueva botella colorista de Terry White Brandy.

¿A qué saben los colores ‘arty’?

Ivy Mix, la bartender de moda en Estados Unidos, no es sinestésica, pero sí es capaz de percibir sabores y colores de forma diferente. “Me encanta viajar para encontrar nuevas sensaciones, nuevos sabores, y un gran descubrimiento en mi último viaje a España ha sido conocer el primer brandy blanco español, Terry White Brandy” afirma la mixóloga.

En su visita a las bodegas, el master blender de Terry White le ofreció firmar una barrica. Mix se descubrió a sí misma rechazando la tiza blanca que le tendía, para sacar de su bolso la caja de pinturas que siempre lleva encima. Se trataba de expresar aquella bebida en colores, y acabó convirtiendo la barrica en un cuadro abstracto.

“Supongo que fue la emoción del momento, pero me salió mi lado rebelde, mi faceta creativa de cuando estudiaba Bellas Artes. Decidí hacerlo a mi manera: darle un punto ‘arty’. Creo que el arte y la mixología tienen mucho en común”, se justificaba la mixóloga, que con su diseño ha inspirado la nueva botella colorista de Terry White Brandy. “Cerré los ojos y descubrí un sabor suave, diferente, refrescante… Cuando abrí los ojos, no me lo podía creer: ¡era un brandy blanco! El blanco es como un lienzo desnudo, ideal para inventar nuevas mezclas, para saborear una puesta de sol”. Y aquí la sinestesia vuelve a estar presente.

Terry White Brandy es una bebida innovadora, artesanal, perfecta para acompañar de refresco de limón, hielo y unas rodajas de limón. Este cruce de sentidos ha llevado a la bartender a llevar el nuevo brandy de Terry White a su local ‘Leyenda’, considerado uno de los mejores 50 bares de Nueva York. “En el mundo de la coctelería tienes que ser único y estar innovando e investigando constantemente, probando nuevos sabores, e incluso nuevas texturas y colores. Solo de esta manera puedes llegar a ser un buen bartender”, describe Ivy Mix. Quién sabe si entre las nuevas tendencias de coctelería neoyorquina se pondrá de moda la sinestesia y el brandy blanco español como fuentes de inspiración.

BuenaVida no se hace responsable ni comparte necesariamente las opiniones y/o datos expresados o difundidos a través de este artículo.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información