Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

‘Tablets’ para niños: elige entre los cinco modelos que hemos probado

Estas tabletas han sido dotadas de diseños resistentes, 'apps' adecuadas a los más pequeños de la casa y sistemas de control parental

tablets infantiles 2019
Un niño se entretiene mientras dibuja en una tableta. GETTY IMAGES

El primer contacto de los niños y las niñas con la tecnología se produce a edades cada vez más tempranas. Así, y más allá de las consideraciones relacionadas con la edad a la que es adecuada dar sus primeros pasos con ella, lo cierto es que ya están familiarizados con los ordenadores, los teléfonos móviles y las tabletas que papá y mamá tienen en casa. ¿Cuántas veces hemos visto cómo los más pequeños cogen la tableta del cajón, la desbloquean y navegan por Internet o juegan con una soltura increíble?

Para evitar sorpresas desagradables y garantizar un uso completamente seguro, la solución más adecuada es que tengan una tableta adaptada a su edad; de hecho, existen multitud de modelos entre los que elegir pensados específicamente para el público infantil. [También puedes echar un vistazo a la comparativa sobre tabletas multimedia para adultos por menos de 400 euros].

¿Qué modelos hemos elegido?

En esta comparativa hemos seleccionado cinco propuestas que siguen este criterio. De ellas, cuatro comparten características comunes como un sistema de control parental y la presencia de aplicaciones pensadas no sólo para entretenerse, sino también aprender. La única que se desmarca del resto, en este sentido, es la tableta SPC Lightyear pensada para un público preadolescente.

Los modelos seleccionados son los siguientes: Cefatronic Clan Lunnis de Leyenda (con una puntuación de 7,25 puntos), Chicco Happy Tab Talent Edition (8,5), SPC Lightyear (8,25), Vtech Storio MAX XL 2.0 (7,75) y Zonmai, tableta para niños de 7 pulgadas (8). A la hora de valorar cada una de ellas, los criterios tenidos en cuenta han sido:

  • Diseño: al ser tabletas para niños, su resistencia y durabilidad son fundamentales para afrontar golpes y caídas.
  • Rendimiento: la configuración de estos modelos nunca será equiparable a la de los modelos multimedia o tope de gama. Aun así, es importante que ofrezcan una mínima fluidez para desplazarse a través de los menús y una adecuada autonomía.
  • Calidad de imagen: es importante que no se aprecie pixelado en la imagen, que la reproducción de los colores resulte natural y que el brillo permita utilizar la tableta en distintas condiciones de luz.
  • Calidad del sonido: muchas de las aplicaciones que incluyen las tabletas para niños integran contenidos musicales. Este sonido tiene que ser nítido y claro.
  • Seguridad: lo recomendable es que cuenten con un sistema de control parental. En el caso de no incorporarlo, las familias deben tener la opción de descargarse uno.
  • Aplicaciones: si la tableta integra de serie aplicaciones y juegos adaptados a los intereses de los niños, mucho mejor.

¿Cómo los hemos probado?

Qué mejor manera de analizar cada una de estas tabletas que en compañía de niños y niñas con edades comprendidas entre los 4 y los 12 años. Estuve con ellos una media de dos tardes para cada uno de los modelos. De esta manera, fue posible comprobar las limitaciones que permite establecer el control parental, qué aplicaciones llevaban incluidas y si eran adecuadas o no para cada edad, la duración de la batería...

La tableta infantil ganadora ha sido la Chicco Happy Tab Talent Edition. El segundo modelo más económico de los seleccionados ofrece un abanico de propuestas interesantes para que los más pequeños aprendan divirtiéndose.

Chicco Happy Tab Talent Edition: nuestra elección

‘Tablets’ para niños: elige entre los cinco modelos que hemos probado

Se dirige al público infantil de entre 18 meses y 6 años, y su diseño es resistente a golpes y caídas gracias al plástico que la cubre. Eso sí, pesa 898 gramos. La distribución de los botones de navegación que rodean la pantalla es muy adecuada; sirven básicamente para controlar el nivel del volumen y acceder a sus dos cámaras para hacer fotos y grabar vídeos: la calidad de ambas —una tiene 0,3 megapíxeles y la otra 2 megapíxeles de resolución— es muy limitada. Su pantalla multitáctil posee un tamaño de 7 pulgadas y 1.024 x 600 píxeles de resolución.

FICHA TÉCNICA

Pantalla: 7 pulgadas, multitáctil, 1.024 x 600 píxeles de resolución.

Procesador: Quad Core a 1,5 GHz.

Almacenamiento: 8 GB, ampliable con tarjetas microSD de hasta 32 GB.

Batería: 3.000 mAh de capacidad.

Dimensiones y peso: 32 x 23 x 6 centímetros (898 gramos).

Otros: doble cámara, micrófono, altavoces, Wi-Fi 802.11 b/g/n, control parental, aplicaciones infantiles, plástico antigolpes.

Chicco ha desarrollado para su tableta distintas aplicaciones que ordena por categorías y que sirven de inicio a la escritura, las matemáticas o la lectura: Aprendizaje, Juegos, Creatividad, Música y Libro electrónico. Los pequeños incluso pueden trabajar, junto a sus familias, ciertas habilidades como la visión espacial, la lógica o la coordinación manual, y potenciar su lado más creativo. En total son más de 30 opciones ampliables a través de la tienda ‘App Market’, que cuenta con un catálogo más amplio con propuestas gratuitas y de pago.

Los padres, además de delimitar las horas de uso gracias a un sistema de control parental, tienen la opción de seleccionar las aplicaciones que usan sus hijos creando perfiles personalizados. Desplazarse a través del menú de apps es intuitivo y la interfaz se caracteriza por el colorido, divertidos personajes y botones de acceso de gran tamaño. Ahora bien, el dispositivo cuenta con un modo Android que, tras activarse, la transforma en una tableta Android ‘de verdad’ con procesador Quad Core, una memoria RAM de 512 MB y una capacidad de almacenamiento de 8 GB ampliable a 32 GB con una tarjeta microSD en la que volcar películas o música, entre otras características.

Lo mejor: su sistema de control parental y las distintas actividades y juegos que ofrece

Lo peor: la calidad de las cámaras es mejorable. Su peso roza casi los 900 gramos

Veredicto: una tableta con la que los más pequeños no sólo se divierten, sino que también aprenden nuevas cosas.

Compra por 56,55€ en Amazon

SPC Lightyear: el aspirante

‘Tablets’ para niños: elige entre los cinco modelos que hemos probado

Disponible en dos colores (azul y rosa), esta tableta de SPC se adapta a pequeños de algo más de edad que el resto de propuestas (hasta 12 años). Posee un diseño compacto (20,8 x 12,3 x 9 centímetros) y un peso de 239 gramos; características que favorecen su transporte si deciden llevársela fuera de casa. Ofrece un buen agarre y la pantalla tiene un tamaño de 8 pulgadas y 1.280 x 800 píxeles de resolución.

Teniendo en cuenta el público al que se dirige, su rendimiento es el adecuado. Los niños incluso pueden navegar por Internet a través de una conexión Wi-Fi (802.11 b/g/n) con bastante fluidez; eso sí, siempre bajo la supervisión de un adulto y empleando algún programa de control parental. Su configuración incluye un procesador de cuatro núcleos, 2 GB de RAM y una memoria interna de 16 GB que puede ampliarse hasta los 128 GB con una tarjeta microSD. También incorpora una cámara trasera de 2 megapíxeles de resolución y una frontal para videollamadas. La autonomía de la batería se aproxima a las tres horas y media.

Compra por 79,99€ en Amazon

Zonmai, tableta para niños de 7 pulgadas: la más económica

‘Tablets’ para niños: elige entre los cinco modelos que hemos probado

Este modelo económico ofrece un modo específico para niños que incluye distintas opciones para que trabajen ciertas destrezas y pongan también de manifiesto su lado más creativo a través de la pintura o la música, entre otras disciplinas artísticas. La tableta, que mide 27 x 19 x 15 centímetros y pesa 621 gramos, dispone de una cubierta protectora de silicona en color azul (hay otra versión en naranja) que refuerza su resistencia y en la parte trasera tiene un soporte para que los niños la coloquen en cualquier superficie plana. El control parental que ofrece se llama Kidoz Playground y permite elegir el tipo de páginas web, vídeos o juegos a los que se puede acceder.

La pantalla tiene un tamaño de 7 pulgadas y 1.280 x 800 píxeles de resolución. Se ve bien para tratarse de una tableta infantil y es táctil. En uno de los laterales se encuentran las conexiones de que dispone: entre ellas, está el botón de encendido/apagado, el control del volumen y la entrada para los auriculares. El resto de sus características incluye un procesador Quad Core, una memoria RAM de 2 GB y una capacidad interna de 32 GB ampliables a 64 GB, doble cámara y Wi-Fi. Gracias a ello, permite navegar por la web con relativa fluidez y descargar nuevas aplicaciones.

Compra por 59,99€ en Amazon

Vtech Storio MAX XL 2.0

‘Tablets’ para niños: elige entre los cinco modelos que hemos probado

Para niños de entre 3 y 11 años, toda su estructura está rodeada de una cubierta de goma que amortigua los golpes, incluye una tapa protectora y en la parte trasera hay un soporte plegable para colocarla en vertical sobre cualquier superficie lisa.

Llama la atención que para utilizarla los padres necesitamos registrarnos previamente, crear un perfil para nuestro hijo y descargarnos en el móvil o la tableta la aplicación Vtech Kid Connect (tanto para Android como iOS). Con funciones de control parental para un uso seguro, es posible limitar tiempos y páginas visitadas. Cuando los pequeños van a utilizarla, tienen que desbloquear la pantalla táctil que tiene un tamaño de 7 pulgadas y 1.024 x 600 píxeles de resolución: basta con que arrastren su foto al centro y comiencen a explorar sus distintas posibilidades.

Propone diferentes contenidos educativos para que trabajen la escritura, la lectura, las ciencias, las matemáticas o su memoria de manera divertida. También incluye varios juegos, un apartado dedicado al dibujo y otro con historias que pueden ser leídas y escuchadas a la vez. ¡Hasta hay una escuela de cine! Lo único negativo es que no todos los contenidos son gratuitos. Si el niño en algún momento se muestra indeciso o no sabe cómo continuar, la tableta le guía. Cuenta, por otro lado, con una función que le permite estar en contacto con los amigos y la familia a través de mensajes (siempre que exista una conexión Wi-Fi) y una cámara giratoria de 180º para tomar imágenes y vídeos; en el caso de las fotografías es posible aplicar un montón de divertidos efectos.

Compra por 154,38€ en Amazon

Cefatronic Clan Lunnis de Leyenda

‘Tablets’ para niños: elige entre los cinco modelos que hemos probado

Los Lunnis son los protagonistas de esta tableta recomendada a partir de los seis años. Con un diseño reforzado que amortigua golpes y caídas, es posible configurar y personalizar diferentes perfiles de usuario. Incluye el sistema de control parental Kurio Genius: con funciones muy completas, en él se ha incluido un sistema de filtros para páginas web que garantiza la navegación segura (al bloquear sitios inadecuados para ellos) y la gestión de tiempos y aplicaciones. A este respecto, la tableta cuenta con apps adecuadas para que aprendan y también se entretengan, además de un atlas y un diccionario. De manera complementaria es posible descargarse otras desde Google Play y la Kidoz Store.

La tableta incorpora un procesador de cuatro núcleos, una ranura para tarjetas microSD que permite aumentar su memoria hasta los 32 GB, sistema operativo Android 6.0 y una batería que dura casi cuatro horas. Mientras, la pantalla HD tiene un tamaño de 7 pulgadas, es multitáctil y dispone de un filtro que ayuda a reducir el cansancio de la vista.

Compra por 144,26€ en Amazon

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 5 de junio de 2019.

¿Por qué debes confiar en mí?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes... No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información