Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Vivir de conservar el bosque

Vivir de conservar el bosque

16 fotos

La Amazonía peruana ha sufrido décadas de deforestación, pues sus habitantes se sustentaban de la ganadería y el cultivo de coca, cacao, café o palma aceitera. Numerosas organizaciones proponen otro tipo de actividades económicas para que también sea rentable mantener los árboles en pie

El Sauce (Perú)
  • La Amazonia peruana ocupa el 54% del territorio del país, pero está en riesgo, debido a la deforestación que no deja de aumentar año tras año. Para frenar esta tendencia, Perú tiene varias leyes para proteger sus bosques, como la recientemente aprobada contra el cambio climático. En San Martín, una de las regiones donde más se talaba, han revertido la situación y hoy cumple con los tratados internacionales respecto a la reducción de la deforestación gracias a la combinación de esfuerzos públicos y privados por conservar la selva.
    1La Amazonia peruana ocupa el 54% del territorio del país, pero está en riesgo, debido a la deforestación que no deja de aumentar año tras año. Para frenar esta tendencia, Perú tiene varias leyes para proteger sus bosques, como la recientemente aprobada contra el cambio climático. En San Martín, una de las regiones donde más se talaba, han revertido la situación y hoy cumple con los tratados internacionales respecto a la reducción de la deforestación gracias a la combinación de esfuerzos públicos y privados por conservar la selva.
  • Una de las estrategias para evitar la deforestación es explotar las riquezas del bosque sin necesidad de tumbarlo, es decir, que los habitantes de la selva rural no tengan que talar para cultivar café, cacao, palma aceitera para sobrevivir. Una de las propuestas en montar pequeños espacios para el ecoturismo, mientras se preserva el resto del territorio. Es el caso del Ecoparque La Soñada, en El Sauce, donde los visitantes pueden aprender cómo crece el cacao y hacen su propio chocolate artesanal. También descubren las formas de aprovechar todas las partes del fruto, hasta la cáscara para hacer infusiones.
    2Una de las estrategias para evitar la deforestación es explotar las riquezas del bosque sin necesidad de tumbarlo, es decir, que los habitantes de la selva rural no tengan que talar para cultivar café, cacao, palma aceitera para sobrevivir. Una de las propuestas en montar pequeños espacios para el ecoturismo, mientras se preserva el resto del territorio. Es el caso del Ecoparque La Soñada, en El Sauce, donde los visitantes pueden aprender cómo crece el cacao y hacen su propio chocolate artesanal. También descubren las formas de aprovechar todas las partes del fruto, hasta la cáscara para hacer infusiones.
  • En la provincia de San Martín, donde se ubica El Sauce, se cultivan 90.000 hectáreas de cacao, muchas de ellas se dedicaban antes a la coca. La producción de cacao es responsable de gran medida de la deforestación la zona, junto con el café y palma aceitera. En el Ecoparque La Soñada, algunos turistas descubren por primera vez el aspecto y el tacto de este fruto que, antes que para hacer chocolate, se usaba como moneda.
    3En la provincia de San Martín, donde se ubica El Sauce, se cultivan 90.000 hectáreas de cacao, muchas de ellas se dedicaban antes a la coca. La producción de cacao es responsable de gran medida de la deforestación la zona, junto con el café y palma aceitera. En el Ecoparque La Soñada, algunos turistas descubren por primera vez el aspecto y el tacto de este fruto que, antes que para hacer chocolate, se usaba como moneda.
  • En vez de cultivar grandes extensiones de cacao, lo que supondría talar bosque, en el Ecoparque prefieren usar el fruto para enseñar a los turistas a fabricar su propio chocolate. Esta es una de las actividades que pueden disfrutar los visitantes por 120 soles (32 euros) el día.
    4En vez de cultivar grandes extensiones de cacao, lo que supondría talar bosque, en el Ecoparque prefieren usar el fruto para enseñar a los turistas a fabricar su propio chocolate. Esta es una de las actividades que pueden disfrutar los visitantes por 120 soles (32 euros) el día.
  • "¿Es acaso posible salir de la pobreza conservando la selva? No hablo de hacerse rico, sino de mandar a tus hijos al colegio o ir al médico si enfermas", se pregunta Michele Lettersten, de 66 años. Ella, que pudo adquirir su tierra después de vender diversos negocios familiares, ha encontrado en el ecoturismo un modo de preservar su terreno.
    5"¿Es acaso posible salir de la pobreza conservando la selva? No hablo de hacerse rico, sino de mandar a tus hijos al colegio o ir al médico si enfermas", se pregunta Michele Lettersten, de 66 años. Ella, que pudo adquirir su tierra después de vender diversos negocios familiares, ha encontrado en el ecoturismo un modo de preservar su terreno.
  • Las visitas y la venta de productos a partir de cacao y otros frutos del bosque, permiten a Michele Lettersten, propietaria de las 150 hectáreas de la finca La Soñada, rentabilizar el bosque el pie.
    6Las visitas y la venta de productos a partir de cacao y otros frutos del bosque, permiten a Michele Lettersten, propietaria de las 150 hectáreas de la finca La Soñada, rentabilizar el bosque el pie.
  • Los visitantes en el Ecoparque aprenden a hacer la pasta de cacao, tras el tostado de la semilla. El esfuerzo será después recompensado con cata del chocolate obtenido.
    7Los visitantes en el Ecoparque aprenden a hacer la pasta de cacao, tras el tostado de la semilla. El esfuerzo será después recompensado con cata del chocolate obtenido.
  • Del cacao no solo se puede usar su semilla para la fabricación de chocolate, sino que también se puede aprovechar la cáscara para hacer infusiones. Es un ejemplo de economía circular que en el Ecoparque enseñan a los turistas.
    8Del cacao no solo se puede usar su semilla para la fabricación de chocolate, sino que también se puede aprovechar la cáscara para hacer infusiones. Es un ejemplo de economía circular que en el Ecoparque enseñan a los turistas.
  • Mientras un grupo de turistas continúa el proceso de elaborado de cacao, Lettersten les explica las maravillas del lugar. "En el Ecoparque hay 2.200 tipos de árboles, entre los que hay 13 variedades maderables. Cada uno, tiene su hongo", explica Lettersten a un grupo de atentos visitantes. "Cuando llegamos aquí, no había pájaros. Y plantamos 15.000 frutales y las aves regresaron", continúa la charla.
    9Mientras un grupo de turistas continúa el proceso de elaborado de cacao, Lettersten les explica las maravillas del lugar. "En el Ecoparque hay 2.200 tipos de árboles, entre los que hay 13 variedades maderables. Cada uno, tiene su hongo", explica Lettersten a un grupo de atentos visitantes. "Cuando llegamos aquí, no había pájaros. Y plantamos 15.000 frutales y las aves regresaron", continúa la charla.
  • Otra de las actividades que atrae a los turistas es observar las enormes mariposas que revolotean en el mariposario del Ecoparque. "Las creamos en cautividad para después dejarlas libres y que contribuyan a la polinización", detalla Lettersten.
    10Otra de las actividades que atrae a los turistas es observar las enormes mariposas que revolotean en el mariposario del Ecoparque. "Las creamos en cautividad para después dejarlas libres y que contribuyan a la polinización", detalla Lettersten.
  • Afanada en entender la lógica de la naturaleza, Lettersten y su equipo intervienen lo menos posible en la vida de la selva, que tiene sus propias normas, según la mujer. Con las mariposas han hecho una excepción y las crían en cautividad y las alimentan con comida que les gusta, como plátanos dulces. Hasta que son adultas y las dejan en libertad.
    11Afanada en entender la lógica de la naturaleza, Lettersten y su equipo intervienen lo menos posible en la vida de la selva, que tiene sus propias normas, según la mujer. Con las mariposas han hecho una excepción y las crían en cautividad y las alimentan con comida que les gusta, como plátanos dulces. Hasta que son adultas y las dejan en libertad.
  • Después del recorrido que finaliza con una comida a base de productos locales y café, los turistas son libres de bañarse en el lago o adquirir alguno de los productos de la tienda, desde ungüentos medicinales y cremas corporales, hasta bolsas estampadas con mariposas como las que vuelan por el lugar.
    12Después del recorrido que finaliza con una comida a base de productos locales y café, los turistas son libres de bañarse en el lago o adquirir alguno de los productos de la tienda, desde ungüentos medicinales y cremas corporales, hasta bolsas estampadas con mariposas como las que vuelan por el lugar.
  • Además de proyectos como el de Lettersten, que aspira a convertir legalmente sus tierras en un área de conservación privada, hay otras formas de proteger el bosque. Todas están relacionadas con mejorar la calidad de vida de los habitantes de la selva rural, donde casi el 40% de la población es pobre, sin que esto signifique tener que deforestar.
    13Además de proyectos como el de Lettersten, que aspira a convertir legalmente sus tierras en un área de conservación privada, hay otras formas de proteger el bosque. Todas están relacionadas con mejorar la calidad de vida de los habitantes de la selva rural, donde casi el 40% de la población es pobre, sin que esto signifique tener que deforestar.
  • Hay comunidades que se organizan pueden reclamar al Estado que les de tierras en concesión para la conservación. Esto significa que las pueden explotar, pero no talar. Y todos, habitantes y Gobierno tienen que vigilar que no se destruya bosque. La ONG Amazónicos por la Amazonía ayuda a estos grupos a encontrar alternativas de ingresos a los cultivos tradicionales que provocan la deforestación. En algunos lugares venden las frutas u hongos que nacen en la selva, en otros, como se hace en el Ecoparque, fabrican ungüentos curativos con plantas medicinales o cremas con propiedades estéticas.
    14Hay comunidades que se organizan pueden reclamar al Estado que les de tierras en concesión para la conservación. Esto significa que las pueden explotar, pero no talar. Y todos, habitantes y Gobierno tienen que vigilar que no se destruya bosque. La ONG Amazónicos por la Amazonía ayuda a estos grupos a encontrar alternativas de ingresos a los cultivos tradicionales que provocan la deforestación. En algunos lugares venden las frutas u hongos que nacen en la selva, en otros, como se hace en el Ecoparque, fabrican ungüentos curativos con plantas medicinales o cremas con propiedades estéticas.
  • Michele Lettersten, que adquirió hace una década 150 hectáreas de tierra en El Sauce, una zona turística de la selva amazónica peruana, observa una de las plantas medicinales que cultiva en el Ecoparque La Soñada: el Matico, con propiedades antiinflamatorias y con el que fabrican una pomada que venden en su tienda.
    15Michele Lettersten, que adquirió hace una década 150 hectáreas de tierra en El Sauce, una zona turística de la selva amazónica peruana, observa una de las plantas medicinales que cultiva en el Ecoparque La Soñada: el Matico, con propiedades antiinflamatorias y con el que fabrican una pomada que venden en su tienda.
  • "La mayoría de los meses cubrimos gastos, pero no todos", asegura Lettersten, quien tiene planes para ampliar su negocio y reforzar la protección de sus tierras. Para lo primero, ha creado la marca Huertas de El Sauce, de cuya gestión se encarga uno de sus cuatro hijos. De momento, es la que llevan sus artículos, siempre artesanales y fabricados a pequeña escala, pues no quiere estresar sus tierras. Y sueña con que otros productores del distrito se sumen a ella. "Nosotros nos encargaríamos de la distribución", detalla.
    16"La mayoría de los meses cubrimos gastos, pero no todos", asegura Lettersten, quien tiene planes para ampliar su negocio y reforzar la protección de sus tierras. Para lo primero, ha creado la marca Huertas de El Sauce, de cuya gestión se encarga uno de sus cuatro hijos. De momento, es la que llevan sus artículos, siempre artesanales y fabricados a pequeña escala, pues no quiere estresar sus tierras. Y sueña con que otros productores del distrito se sumen a ella. "Nosotros nos encargaríamos de la distribución", detalla.