Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calculadora: ¿tomas el calcio que necesitas cada día?

Más de 30.000 personas ya lo han hecho y la mayoría, más del 70%, se ha dado cuenta de que su dieta no cumple con las recomendaciones de consumo de calcio

calcio

Si el calcio fuera un empleado, sería el más versátil y multitarea de la plantilla: interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos y en el funcionamiento del corazón, participa en la coagulación sanguínea y forma la estructura ósea, entre otras muchas funciones. Es esencial en la salud, pero, ¿cómo podemos saber si tomamos el calcio diario que el cuerpo necesita? Ya existe una herramienta que nos resuelve la duda: el calciómetro. Se trata de una calculadora online que, a partir de la ingesta de alimentos con calcio que el usuario declara, evalúa si es suficiente para alcanzar las cantidades diarias recomendadas.

Más de 30.000 personas ya han empleado el calciómetro y la mayoría, más del 70%, se ha dado cuenta de que su dieta cojea en el consumo de calcio diario. En cualquier aspecto relacionado con la salud, una vez detectado el problema, lo importante es ponerse manos a la obra para resolverlo. Y esa es la buena noticia: el 60%, conscientes del papel insustituible que juega este mineral en el cuerpo, han incorporado en sus comidas y en los tentempiés que toman durante el día alimentos con mayor contenido en calcio.

“La preocupación e interés por el calcio, así como sobre la vitamina D (interviene en el metabolismo del mineral), debe estar presente cuando se hable de dieta equilibrada y estilo de vida saludable, tanto desde una perspectiva individual como desde la salud pública”, apuntan en el informe La leche como vehículo de salud para la población Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), y Gregorio Varela, presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN). ¿Por qué al hablar del calcio los nutricionistas fijan la atención precisamente en la leche? Porque, según los especialistas, es el mejor vehículo para tomarlo y, gracias a su composición en vitaminas, proteínas y fósforo, favorece su absorción en mejor media que otros alimentos. En nutrición se emplea el término biodisponibilidad para referirse a esta cualidad. La biodisponibilidad de la leche asegura que tomando tres o más raciones diarias se ingiera el calcio diario recomendado.

Los consumidores conocen que la leche tiene un elevado contenido en calcio, sin embargo muchos han disminuido su consumo porque piensan erróneamente que puede obtenerse a través de otras fuentes dietéticas. Si se compara la leche con otros grupos de alimentos, puede comprobarse que es la mejor fuente dietética de este mineral en cantidad y cantidad. El informe de las sociedades científicas explica que “aunque algunos alimentos de origen vegetal, como los cereales, las frutas, los frutos secos, las legumbres y las verduras y hortalizas pueden suponer una fuente adicional de calcio dietético, su biodisponibilidad es reducida”. Son productos imprescindibles en la dieta, pero para tomar el calcio diario necesario hay un alimento insustituible, la leche. En el supermercado existe la posibilidad de comprarla, además, enriquecida con calcio, lo que hace más fácil alcanzar las recomendaciones de los nutricionistas, porque aporta en un solo vaso más cantidad de calcio y vitaminas D y K, que contribuyen a su correcta absorción.

Según las investigaciones, ocho de cada diez españoles no ingiere la cantidad que el cuerpo necesita de calcio y vitamina D, un porcentaje que se eleva hasta el 100% de los casos en las mujeres. Como apuntaban los catedráticos Ángel Gil y Gregorio Varela, el dato representa un reto de salud pública por las implicaciones que puede tener, sobre todo, en el aumento de casos de osteoporosis. En España se estima que alrededor de dos millones y medio de personas cumplen con los criterios de esta enfermedad fijados por la OMS. De ahí que mantener la salud ósea con el consumo de calcio diario a través de la leche sea fundamental. Es la mejor prevención para garantizar que el esqueleto de los niños alcanza su pico de masa ósea y para prevenir que se pierda con la edad.

La leche, aliada de tu salud

Tomar leche también es muy saludable. No hay más que abrir la nevera para echar mano de un aliado para tu salud natural, barato, apetecible y sin efectos secundarios. “En el caso de las mujeres postmenopáusicas, la ingesta de calcio y vitamina D en combinación con la actividad física puede considerarse una medida preventiva para tratar la osteoporosis”, explica el estudio La leche como vehículo de salud para la población. Su repercusión en la salud se manifiesta en todo el cuerpo, aunque es desconocida por muchos consumidores. El informe recoge la evidencia científica disponible hasta la fecha según la cual “el calcio ingerido a través de la leche se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2 y de diabetes gestacional en mujeres embarazadas”. También puede tener un efecto preventivo frente a los accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer, como el colorrectal, el de mama y el de tiroides.

En una sociedad acostumbrada a solucionar o prevenir problemas de salud con un medicamento, hay personas que piensan que la deficiencia de calcio también puede resolverse de esta manera. Sin embargo, las sociedades científicas apuntan que estas fuentes exógenas “en ningún caso deben sustituir a los alimentos ricos en calcio y vitamina D”. La leche es la vía más eficiente para asegurarse de que el cuerpo recibe la cantidad de calcio que necesita al día. Y ahora saber si alcanzamos las recomendaciones es tan fácil como echar mano del calciómetro, tan útil para chequear la salud como un termómetro. Al fin y al cabo del calcio depende que las neuronas, hormonas y músculos del cuerpo funcionen bien y que la salud de los huesos esté asegurada.

BuenaVida no se hace responsable ni comparte necesariamente las opiniones y/o datos expresados o difundidos a través de este artículo.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.