Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARA OPEL

Recorrer 35.000 kilómetros al año con una piragua a cuestas

El piragüista olímpico Javier Hernanz pasa tanto tiempo en su coche como remando. El SUV Opel Grandland X se ha convertido en su máximo aliado gracias a su seguridad, comodidad y conectividad. El esfuerzo se queda en el agua

Con sus líneas perfiladas y su actitud poderosa, el Opel Grandland X es puro carácter alemán.
Con sus líneas perfiladas y su actitud poderosa, el Opel Grandland X es puro carácter alemán.

Puede parecer sorprendente, pero para un piragüista el coche es tan importante como la piragüa. Lo confirma el olímpico Javier Hernanz. “Siempre andamos cambiando de un centro de entrenamiento a otro, de una punta de España a otra, buscando el mejor clima. Al final hago unos 35.000 kilómetros al año”, explica este asturiano, siempre sometido a una disciplina férrea. Solo así puede mantenerse en lo más alto a nivel competitivo, estar a punto de acabar la carrera de Derecho su gran vocación y ejercer de modelo ocasional. “Necesito tener estructuradas todas mis horas: estudio, comida, descanso, entrenamiento, actividades…”, asegura mientras se prepara para la próxima Copa del Mundo de Duisburgo, que se celebra del 31 de mayo al 2 de junio en Alemania. “En la prueba de 5.000 metros voy a salir a por el oro”, promete. Luego, en agosto, llegará el Mundial en Aguas Tranquilas de Szeged, Hungría. ¿Su objetivo? “Conseguir una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio”.

Javier Hernanz viaja con mucho material deportivo y “una pala que mide 2,20 metros y tiene que entrar en diagonal en el coche”. El Opel Grandland X, con una gran capacidad de carga (hasta 1.652 litros), se ha convertido en su máximo aliado.
Javier Hernanz viaja con mucho material deportivo y “una pala que mide 2,20 metros y tiene que entrar en diagonal en el coche”. El Opel Grandland X, con una gran capacidad de carga (hasta 1.652 litros), se ha convertido en su máximo aliado.

Hasta que llegue el momento de competir, Hernanz mantiene una rutina diaria prácticamente inamovible. Como él mismo reconoce, le han educado desde niño para llevar una vida perfectamente estructurada. “Me levanto y hago en ayunas una carrerita de 45 o 50 minutos. Desayuno. Voy al pantano a entrenar en piragua durante una hora y media. Como. Vuelvo a entrenar otra vez en piragua. Después, meriendo algo tranquilamente. Sobre las ocho de la tarde, voy al gimnasio. Luego ceno y, si tengo que estudiar, estudio un poco; si no veo una serie y a la cama”, detalla.

Después del entrenamiento, y sentado a bordo del nuevo Opel Grandland X, repasa todo lo que le pide a un coche. “Estoy acostumbrado a ir al máximo, y en mi coche soy igual de exigente. Quiero lo último en tecnología y el máximo nivel de seguridad. La comodidad también es fundamental, porque después de tantas horas en la piragua necesito sentirme a gusto. Además, como hago tantos kilómetros, también pido un buen equipo de música y estar siempre conectado”.

Los avanzados sistemas de seguridad y navegación de Opel Grandland X hacen que la conducción sea más predecible y segura que nunca.
Los avanzados sistemas de seguridad y navegación de Opel Grandland X hacen que la conducción sea más predecible y segura que nunca.

El Opel Grandland X responde a todas estas necesidades. Sus avanzados sistemas de seguridad convierten la conducción en más predecible y segura que nunca. Sus asientos, con un diseño ergonómico activo, previenen los dolores de espalda. Si Javier quiere escuchar música, cuenta con el sistema Premium de sonido Denon, con ocho altavoces HIFI. Además, el sistema multimedia con navegación Navi 5.0 IntelliLink proyecta su Smartphone en la pantalla táctil, convirtiéndolo en una parte más de su Grandland X.

Otra de las ventajas del Opel Grandland X es su maletero con apertura manos libres.
Otra de las ventajas del Opel Grandland X es su maletero con apertura manos libres.

Otra cosa que no puede faltar en el coche de Javier Hernanz es el espacio, porque rara vez el piragüista viaja ligero de equipaje. “Suelo ir con una mochila con todos los enseres para entrenamiento y competición, que son bastantes porque hago carrera, gimnasio, piragua, bicicleta… Tengo que ir cargado con todo esto y, además, con la pala, que mide 2,20 y tiene que entrar en diagonal en el coche”. Todo esto y mucho más cabe perfectamente en el Grandland X, cuya gran capacidad de carga va desde los 514 hasta los 1.652 litros y dispone de apertura manos libres del maletero. No se puede negar que Javier tiene la suerte de los campeones.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.