Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primero fue el puente, luego se borró la frontera

Miles de personas cruzan a diario el estrecho de Oresund, entre Suecia y Dinamarca, para vivir más barato, trabajar con mejor salario o simplemente hacer turismo

Vista de los dos pilones del puente de Oresund desde la ciudad de Malmö, en el sureste de Suecia.

La abuela de Tomislav Vukovic tuvo cinco nacionalidades durante su vida sin moverse del sitio. Cosas del siglo XX, el de las grandes guerras. Tomislav, el nieto, nació hace 52 años a orillas del Adriático, en la ciudad croata de Rijeka. Con cuatro años viajó con su familia a Suecia y ahí se quedó. No le pasó lo que a su abuela, pero aún por entonces, cada vez que quería visitar su ciudad natal, tenía que cruzar frontera tras frontera, documentación en ristre. "Hoy puedo viajar a Croacia en coche sin enseñar mi pasaporte", relata con cierto orgullo en un café de la ciudad de Malmö, en el sureste del país nórdico. Es otra Europa. Porque el café, Tomislav se lo toma en Suecia, pero el trabajo lo tiene en Copenhague (Dinamarca). Opción: atravesar el puente de Oresund, que conecta los dos países, un mastodonte de acero de 82.000 toneladas inaugurado en julio de 2000 gracias a la obstinación de daneses y suecos y, en parte también, al dinero de la Unión Europea

El puente de Oresund había logrado ir difuminando la frontera de los vecinos nórdicos. Daneses que estudian en Suecia; suecos que trabajan en Dinamarca; camioneros que atraviesan Europa, extranjeros de turismo. Lo mismo da. Actualmente, cerca de 20.000 vehículos cruzan esta construcción a diario, más unos 31.000 viajes en tren. En definitiva, alrededor de 70.000 personas sortean cada día el estrecho de Oresund a través de este puente. Y a eso se le llama espacio Schengen, el de libre movimiento de personas por la UE. Esto es, la seña de identidad comunitaria por excelencia. Pero entre finales de 2015 e inicios de 2016, Suecia primero y luego Dinamarca decidieron suspenderlo. Hasta hoy. Empezaron por justificarlo en la entrada de refugiados; ahora aducen temas de seguridad no muy detallados.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información