Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kaspárov, incisivo y letal (II)

El campeón resuelve el momento crítico del duelo de revancha con una brillante decisión de alto riesgo

Blancas: Rh2, Dg3, Ce5, Tb7; peones en a3, d4, f3, g2 y h4.

Negras: Rh7, Ag6, Df5, Td2; peones en d5, f7, g7 y h5.

Los grandes campeones del deporte suelen tomar decisiones muy brillantes de alto riesgo en los momentos más críticos. Tienen una especie de sexto sentido que les indica cuál es la mejor decisión, a pesar del riesgo. Así ocurrió en la antepenúltima (22ª) partida del duelo de revancha (el 3º entre ambos en dos años) Kaspárov-Kárpov de 1986, disputado entre Londres y Leningrado (la actual San Petersburgo). Kaspárov perdió en la histórica ciudad rusa tres partidas seguidas (17ª, 18ª y 19ª), lo que dejó el marcador igualado, y además sufría en ese momento dos tensiones muy desagradables, relativas a una posible traición de alguno de sus analistas y a la filtración de su romance con una famosa actriz, que fructificó en una niña.

A pesar de todo ese estrés, Kaspárov acertó con una decisión tan brillante como arriesgada y difícil en la partida que glosa este vídeo. El 99% de los grandes maestros hubiera optado por un final de torres con peón de ventaja pero con muchas probabilidades de tablas, dejando el duelo pendiente de los dos últimos asaltos. Pero Kaspárov hizo lo que solo hacen los más grandes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información