Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reto de Will Smith en La Habana: preparar una media maratón en menos de un mes

El actor muestra en Facebook los resultados de un entrenamiento de solo tres semanas. ¿Es una locura o un desafío al alcance de la mano?

La crisis de los cincuenta nos afecta a todos por igual, incluso a grandes estrellas de Hollywood como el actor Will Smith. Quien un día fue hecho príncipe por la televisión, aunque solo fuera de Bel-Air, ha culminado su carrera de actor en Hollywood, con innumerables personajes tan heroicos como fibrosos. Son papeles cuyos pasos le cuesta seguir ahora. El actor rebasó el medio siglo de vida el pasado otoño sin los marcados abdominales que lució en Ali, y consciente de sus limitaciones, pero eso no significa que esté exento de ambición. Precisamente los desafíos son el hilo conductor de Will Smith's Bucket List, una serie exclusiva para Facebook en la que se embarca en los retos que siempre ha tenido en mente y nunca ha llevado a cabo. Entre ellos figura el de correr una media maratón, 21 kilómetros y 97 metros que solo pueden cubrirse con una exigente preparación, un trabajo que el icono del celuloide, para dar más suspense al asunto, ha reducido a tres semanas. ¿Es una gesta imposible?

Uno de los atractivos de la cadena de retos audiovisual del actor es que uno ve mundo, puesto que el hombre de negro trata de hacerlos en distintos países. En este caso, el lugar elegido para probar sus límites fue La Habana, en Cuba, donde el calor y la humedad hacen que el desafío sea especialmente difícil; son condiciones que favorecen que la frecuencia cardiaca se dispare, hasta el punto de que el ejercicio puede suponer un serio riesgo para la salud. En estas condiciones, preparar la carrera en tres semanas es posible, sí, pero no para cualquiera. Hace falta una buena base aeróbica, como la de los deportistas acostumbrados a practicar deportes como la natación y el remo, y practicar los ejercicios adecuados. ¿Acertó Smith respecto al último capítulo? ¿Cómo se prepara una carrera así en tan poco tiempo?

Correr sobre dunas, 'lunges' subacuáticos y baños de hielo

La serie muestra cómo el entrenamiento de la estrella de Hollywood estuvo centrado en dos aspectos principales: el trabajo de fuerza y la mejora cardiovascular. De ahí que sus rutinas de entrenamiento incluyeran lunges subacuáticos cargando mancuernas y series en cuesta subiendo dunas. También alternancia térmica, un ejercicio que consiste en pasar de una sauna asfixiante a baños de hielo para que el cuerpo aprenda a sentirse cómodo hasta con las temperaturas más incómodas.

La fortaleza de los lunges está en que el agua ejerce resistencia al acto de caminar que hace más difícil mantener el equilibrio, con lo que se fortalece mucho el tren inferior, sobre todo lo cuádriceps y los glúteos. Subir dunas es un trabajo de carrera explosivo, que aporta una sustancial mejora cardiovascular y fortalece toda la musculatura de las piernas; caminar por la arena es más difícil porque te hundes, así que subir corriendo por una superficie tan poco propicia al avance es un excelente trabajo, tanto de cardio como de fuerza. Por último, el tema de la sauna tiene el sentido de ayudar en la adaptación al calor húmedo de la capital de Cuba, que puede dar al traste con las aspiraciones de cualquier atleta no aclimatado en el momento de darlo todo en la competición.

Pero acabar la prueba no debe ser el único objetivo cuando uno se embarca en la aventura de terminar una media maratón, conseguir hacerlo sin riesgo es igual de importante. Por eso el actor se hizo una prueba de esfuerzo que determinó el estado de su corazón y hasta dónde podía hacerle trabajar. El consejo de la doctora que lo llevó a cabo fue mantener un ritmo de carrera suave. O sea, correr relativamente lento, pero no tanto como para no cumplir el objetivo de terminar la prueba en algo menos de dos horas y diez minutos. Casi lo consigue: Smith cubrió la distancia en 2 horas, 30 minutos y 11 segundos, más del doble de la hora, 11 minutos y 32 segundos del ganador.

Las imágenes de la serie muestran cómo el asfixiante calor caribeño, de 27 grados con un elevado nivel de humedad, merma notablemente las fuerzas del actor, quien, con buen criterio, se mantiene fiel a la promesa que había hecho a la doctora. La frecuencia cardiaca de Smith se mantiene entre 153 y 156 pulsaciones por minuto, hasta que el calor y el cansancio acaban derrotándole. Tanto es así que se ve obligado a parar y seguir caminando hasta casi la llegada a meta hacia el kilómetro 16. ¿Un fracaso? No. Si te pasa algo parecido, el actor tiene una enseñanza importante para ti: "Hace diez años me hubiera sentido fatal. Me ponía mucha presión para ser el mejor del mundo. Ahora no, y soy más feliz que nunca", asegura tras terminar la carrera.

Mejor tres meses que tres semanas

¿Es el proyecto de Will Smith un buen espejo en el que mirarte si buscas una preparación exprés para la próxima media maratón? Los expertos en actividad física observan el reto con cautela, y aseguran que no cualquiera puede aventurarse a correr un medio maratón con solo tres semanas de preparación específica. Un plazo tan corto definitivamente no es recomendable. "Vivimos un boom de las carreras de larga distancia, parece que ahora no eres nadie si no haces un maratón o, al menos, una media. Se le ha perdido el respeto a la distancia y cada vez te encuentras a más gente que quiere prepararse en menos tiempo", explica el licenciado en Ciencias de la actividad física y director de Coentrena, Óscar de las Mozas.

El experto subraya que la preparación y el resultado de la carrera dependen de muchos factores, y que el primero es la forma física con la que uno inicia el entrenamiento. "Si tienes una buena salud cardiovascular, estás en un peso correcto y practicas deporte de forma habitual, es posible que puedas ponerte a punto en tres semanas, pero solo para terminarla, nada más. Lo más probable es que no puedas asumir ciertos ritmos, que requieren mucho entrenamiento específico", asegura. Y añade: "Si eres sedentario y pretendes terminar la prueba en tres semanas, asumes un riesgo, y no solo a nivel cardiovascular, también muscular". Se refiere a problemas como la tendinitis y las roturas musculares por exceso de carga, trofeos sin duda indeseables... nada bueno para nuestro bienestar.

"Damos por hecho que Will Smith partía de una relativa buena forma física y que se preparó a conciencia, aunque solo fueran tres semanas. Ha hecho deporte toda su vida y suponemos que tiene un buen consumo de oxígeno máximo, que es lo que nos va a determinar su capacidad cardiorrespiratoria. Pero todo esto son suposiciones porque los datos exactos de la prueba de esfuerzo no salen en la serie", detalla. Lo que el experto aplaude es la idea de Will Smith de entrenar la fuerza para mejorar el estado físico de sus piernas.

"Antes se pensaba que para este tipo de prueba no quedaba otra que correr y correr. Ahora sabemos que hay que potenciar mucho el trabajo de fuerza, que es lo que él hace con los lunges en la piscina con las mancuernas, porque para correr hacen falta unos buenos glúteos para estabilizar cada paso y unos cuádriceps robustos para proteger las rodillas. De hecho, no hace falta salir a correr todos los días", explica.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información