Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez razones para que una embarazada se apunte a la revolucionaria forma de tomar ácido fólico

Puleva Mamá es la alternativa más natural, práctica y deliciosa a las pastillas tradicionales para antes, durante y después del embarazo

Diez razones para que una embarazada se apunte a la revolucionaria forma de tomar ácido fólico

La clave para tomar los suplementos nutricionales que necesita una mujer embarazada o durante la lactancia se encierra, como las esencias, en un frasco pequeño. Los 100 mililitros que contiene Puleva Mamá, una bebida láctea enriquecida con nutrientes fundamentales, es la alternativa más práctica y natural a las pastillas tradicionales que se prescriben para asegurar la ingesta necesaria de ácido fólico, yodo, Omega 3 DHA, fibra y otros minerales y vitaminas importantes en estas etapas.

1. Es buena para embarazadas y para mamás. La composición de Puleva Mamá está especialmente diseñada para embarazadas, lactantes y mujeres que se planteen ser madres en breve. Es una bebida láctea que ayuda a cubrir los requerimientos extra de vitaminas y minerales, entre otros nutrientes, que tiene la mujer en estas situaciones y aunque sigan una dieta variada y equilibrada. Por ejemplo, asegura el 100% de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, importante para prevenir deformaciones congénitas en el feto. Asimismo, aporta todo el yodo que precisa diariamente, un nutriente esencial para el funcionamiento del sistema nervioso y cognitivo.

2. Antes del embarazo, también. ¿Por qué se recomienda tomar suplementos antes de quedarse embarazada? La razón es preventiva. El ácido fólico es fundamental para la formación del tubo neural, una estructura precursora del sistema nervioso central. “Se cierra muy precozmente, a los 21 días de gestación, y puede ser incluso que la mujer no sepa que está embarazada, por eso es importante que se tome previamente”, apunta María Jesús Cancelo, jefa de Ginecología del Hospital de Guadalajara.

3. Ayuda a satisfacer las necesidades nutricionales. Conseguir un buen estado nutricional durante el embarazo y la lactancia es muy importante tanto para la salud de la madre como del bebé. Los 100 mililitros de cada botella de Puleva Mamá contribuyen a lograrlo ya que, además de ácido fólico y yodo, aportan la mitad de la cantidad diaria recomendada de omega 3 DHA. Este ácido graso es clave en el desarrollo cognitivo, pero el organismo no lo genera por sí mismo, por lo que debe ingerirse a través de la dieta. Por otra parte, contiene el 38% del calcio que necesita una embarazada al día, y además, su fórmula láctea ayuda a la absorción y biodisponibilidad de los nutrientes.

4. Resulta apetecible. El mal sabor y olor de las pastillas de ácido fólico y los problemas para tragarlas son las dificultades que aducen algunas mujeres para seguir el tratamiento. Ese problema se solventa con Puleva Mamá porque tiene un sabor muy parecido a un batido de chocolate. Así, los nutrientes fundamentales durante el embarazo pueden tomarse de la forma más placentera.

Diez razones para que una embarazada se apunte a la revolucionaria forma de tomar ácido fólico

5. Está supervisada por especialistas. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) ha revisado la fórmula de Puleva Mamá para asegurar que cumple con el protocolo de las recomendaciones nutricionales para una mujer embarazada. Según el informe La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante, elaborado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y por las Fundaciones Española e Iberoamericana de Nutrición, la dieta de las embarazadas no cumple actualmente con las guías alimentarias y por ello se recomienda suplementar la alimentación.

6. Tiene poco azúcar añadido. Cada botella contiene 1,50 gramos de azúcar, menos de la mitad de un terrón. ¿Es mucho o poco? Para que te hagas una idea, representa el 3,5% de la cantidad máxima diaria de azúcares recomendada por la OMS para un adulto sano que tome una dieta de 2.000 calorías.

7. La leche, fundamental en la dieta. Es un alimento completo necesario para cualquier persona e imprescindible para las embarazadas por los nutrientes esenciales de alta calidad que aporta, como calcio, vitamina D y vitaminas del grupo B, entre otros. El informe La leche como vehículo de salud en situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante insiste, además, en los “efectos beneficiosos sobre el crecimiento y desarrollo fetal y sobre la salud de la madre y la del bebé”. Sin embargo, como apunta María Jesús Cancelo, hay que tener en cuenta que “ni la leche convencional ni una dieta normal cubren las necesidades nutricionales que tiene la mujer embarazada, que aumentan durante este periodo y también en la lactancia. Por eso hay que recurrir a suplementos”.

8. Una manera sencilla de tomar suplementos. Los requerimientos de algunos micronutrientes claves para el organismo son mayores en una mujer gestante y la manera tradicional de asegurar la ingesta apropiada ha sido a través de suplementos. El documento de las sociedades científicas pone de manifiesto que la leche puede ser un vehículo óptimo y más natural que otros para desarrollar alimentos fortificados que ayuden a tomar la cantidad recomendada de estos nutrientes. En España Puleva ha liderado históricamente su desarrollo.

9. A un precio asequible y fácil de adquirir. El envase de 6 botellas de 100 mililitros de Puleva Mamá cuesta 3,30 euros, según el precio recomendado. Con respecto a las pastillas tiene un precio competitivo: el coste mensual es de 16,50 euros (0,55 euros al día). El ginecólogo es el profesional adecuado para consultar por las características del producto y resolver cualquier duda sobre sus efectos, similares a los de las pastillas. Tiene la ventaja añadida de que está al alcance de la mano, en los supermercados.

10. No necesita frío para conservarse. Se guarda igual que la leche normal, a temperatura ambiente hasta su fecha de caducidad. Eso sí, una vez se ha abierto el envase, debe consumirse al momento. Para tomarla caliente hay que depositar el contenido en un vaso porque la botella no es apta para introducirla en el microondas.

La clave para tomar los suplementos nutricionales que necesita una mujer embarazada o durante la lactancia se encierra, como las esencias, en un frasco pequeño. Los 100 mililitros que contiene Puleva Mamá, una bebida láctea enriquecida con nutrientes fundamentales, es la alternativa más práctica y natural a las pastillas tradicionales que se prescriben para asegurar la ingesta necesaria de ácido fólico, yodo, Omega 3 DHA, fibra y otros minerales y vitaminas importantes en estas etapas.

BuenaVida no se hace responsable ni comparte necesariamente las opiniones y/o datos expresados o difundidos a través de este artículo.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información