Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El año en el que España se acordó del desarrollo sostenible

Cristina Gallach, alta comisionada para la Agenda 2030, analiza lo realizado este curso que acaba para lograr los objetivos comprometidos ante la ONU y avanza lo que está por venir

El año en el que España se acordó del desarrollo sostenible

En poco más de un año, España ha pasado de prácticamente carecer de una hoja de ruta para la implementación de la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible —aprobada en septiembre de 2015— a contar con un organismo, el Alto Comisionado dependiente de Presidencia encargado de impulsar, coordinar y divulgar los trabajos para conseguir los objetivos que en ella se establecen. Cristina Gallach fue la elegida para liderarlo el pasado julio, poco antes de que el país presentara su examen voluntario en el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas en Nueva York.

Para entonces, ya se había elaborado un borrador de Plan de Acción para el Desarrollo Sostenible al que, tras el cambio de Gobierno en junio, se le hicieron profundas modificaciones para presentarlo ante la ONU en julio. El documento contenía el esperado diagnóstico sobre cómo está España respecto a las metas que se fijan en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (como también se conoce a la Agenda 2030) y los pasos a seguir para mejorar las cifras.

Algunos datos dan cuenta del punto de partida de España y el camino a recorrer para ser un país más justo, equitativo, próspero y sostenible en 2030. Un 21,6% de la población está en situación de pobreza o riesgo de exclusión, se gasta un 6,04% del PIB en educación, un 16,9% de la población es obesa, 6,18 personas por cada 100.000 murieron de VIH en hospitales en 2017, un 23% de los españoles fuman diariamente, en los últimos 12 meses el 2,7% de mujeres mayores de 16 han sufrido violencia física o sexual por parte de sus parejas o exparejas... Así hasta los 134 indicadores que contenía el informe estadístico.

La alta comisionada revela que han comenzado a realizar un análisis semanal de la acción de Gobierno para comprobar qué decisiones tienen que ver con la Agenda 2030

Una fotografía de país y muchas promesas. Eso fue lo que se expuso ante la ONU. ¿Cuánto se ha avanzado y cumplido? La creación del Alto Comisionado fue un "cambio estratégico", en opinión de Gallach. El Grupo de Alto Nivel para la implementación de esta agenda internacional creado a finales de 2017 y dependiente del ministerio de Exteriores está todavía pendiente de reforma, aunque hasta la fecha trabaja coordinadamente con la institución que dirige la periodista y ex secretaria general adjunta de las Naciones Unidas.

El equipo de Gallach ha empezado a trabajar en la Estrategia Nacional de desarrollo sostenible 2020-2030 que estará lista en 2019, avanza la alta comisionada. A punto está de arrancar la comisión mixta Congreso-Senado para la coordinación y seguimiento de la estrategia española para alcanzar los ODS, anuncia. El próximo enero tendrán asimismo un borrador para la creación de un Consejo integrado por instituciones públicas y de la sociedad civil expertas en la materia.

Gallach enumera todo este trabajo en marcha para la construcción de las instituciones y organismos que promoverán y vigilarán el cumplimiento de los ODS. Para ello, recuerda la alta comisionada, es necesario disponer de datos fiables. Por eso, ha sido una prioridad lanzar antes de que finalice el año un portal en la página el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre ODS en España. De algunos objetivos, sin embargo, aún no se dispone de los indicadores y están "en elaboración".

Conocidos muchos datos y los retos que quedan por delante, ¿qué se planea hacer? La alta comisionada revela que han comenzado a realizar un análisis semanal de la acción de Gobierno para comprobar qué decisiones tienen que ver con la Agenda 2030. "Nos permite ver en qué ODS se trabaja más y en cuáles menos. Y casar eso con los datos que nos proporciona el INE", explica. Se resiste a confirmar si las conclusiones serán publicas en el futuro para que los ciudadanos puedan conocer si las decisiones políticas están en línea con lo que España se ha comprometido ante la ONU. "Será un reflexión interna", aclara. Tampoco corrobora si las nuevas leyes tendrán un anexo obligatorio en el que se informe de qué objetivos de la Agenda 2030 contribuye a conseguir.

La obsesión de Gallach es, antes de llegar a esa rendición de cuentas, que la gente, las empresas, las universidades, las ONG... conozcan la agenda y la difundan. "Renfe la va a publicitar en sus espacios. Y estamos negociando que haya un anuncio en Nochevieja sobre los ODS", subraya con entusiasmo. También han rehecho la página en Internet del Alto Comisionado que es, además, muy activo en Twitter. Quizá todo esto ayude para que las preguntas que incluirá el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en una de sus próximas encuestas para esclarecer el grado de conocimiento de la población sobre la Agenda 2030 no de un mal resultado.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información