Una comida contra el despilfarro de alimentos

El 24 de noviembre, el 'Zero Food Wasted BCN' dará de comer a 1.000 personas en Barcelona con comidas de reaprovechamiento

“Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos” (Martin Luther King)

 Frutas y vegetales, los alimentos que más se desperdician, en un mercado de Guatemala.
Frutas y vegetales, los alimentos que más se desperdician, en un mercado de Guatemala. Maria Fleischmann World Bank

Como ya hemos denunciado en numerosas ocasiones en este blog, en el mundo se despilfarra un tercio de los alimentos que producimos mientras cerca de 821 millones de personas pasan hambre. Por ello, debemos aplaudir todas aquellas iniciativas que planteen alternativas a este sinsentido.

Una de las iniciativas más originales es la celebración de comidas populares de reaprovechamiento. Es este tipo de comidas, un grupo de voluntarios y voluntarias recoge excedentes alimentarios perfectamente aptos para el consumo en diferentes lugares como mercados municipales o tiendas de alimentación. Hablamos de verduras, hortalizas, fruta, carne o pescado que iban camino del cubo de la basura porque no se habían podido vender –en muchos casos, simplemente porque tenían algún rasguño–, pero cuyo consumo no supone ningún riesgo para la salud. Una vez se han recogido estos excedentes alimentarios se elabora un banquete gratuito abierto a todas aquellas personas que deseen unirse a esta fiesta contra el despilfarro. Y es que en estas comidas no solo se reaprovechan alimentos, sino que se conciencia a todos los comensales sobre el terrible despropósito del desperdicio alimentario. En los últimos años, este concepto se ha popularizado y se han organizado comidas contra el despilfarro en numerosas ciudades de todo el mundo como Londres, Vancouver, Zaragoza o Barcelona.

El próximo 24 de noviembre se celebra en Barcelona el 'Zero Food Wasted BCN', uno de esos banquetes elaborado con alimentos que se iban a desperdiciar. Tiene como objetivo dar de comer a 1.000 personas. Es una iniciativa de la Plataforma Aprofitem els Aliments (PAA), una organización que lleva años en la lucha contra el desperdicio alimentario. Gaby Susana, una de las impulsoras de la PAA, cuenta que, además de disfrutar de una buena y nutritiva comida, también se quiere celebrar la recuperación de unos alimentos que han quedado fuera del circuito comercial por diversos motivos. "El gran protagonista es el ALIMENTO", afirma, "es una experiencia que invita a la reflexión y favorece que las personas estén más receptivas". Esta fiesta es una potente campaña de sensibilización, no solo para el consumidor, sino también para el resto de actores del ciclo alimentario. "Movilizamos chefs, escuelas y gremios de restauración que son grandes referentes de impacto para el ciudadano. Intentamos que estén todos los actores clave de la población y lo logramos entre todas/os, porque todos somos parte del problema y, por tanto, todas/todos somos parte de la solución”.

De hecho, no es la primera vez que la PAA organiza un banquete de este tipo. En el año 2014 celebró el 'Gran Dinar BCN', en el que se sirvieron 4.115 raciones de comida y se rescataron más de 4 toneladas de alimentos. Desde entonces, la PAA ha participado en numerosas fiestas de alimentos recuperados en distintas poblaciones del territorio catalán como Reus, Cornellà de Llobregat, Granollers, Castelldefels, Sabadell, Vic y en varias ocasiones en Barcelona. Tenemos que pensar que cada vez que se recupera una tonelada de alimentos también evitamos un impacto medioambiental: litros de agua, emisiones de CO2, etc. Conviene recordar que tirar comida contamina.

La PAA, asimismo, pretende con estas acciones que las administraciones públicas se impliquen activamente en la lucha contra el desperdicio de alimentos y que se aprueben medidas legislativas como las existentes en países como Francia e Italia. “Les pedimos que empujen para conseguir un marco legal lo más completo posible y que tenga en cuenta el ciclo alimentario de manera íntegra", cuenta Gaby. Para poder buscar las mejores soluciones, reflexiona Gaby, es imprescindible también una diagnosis actualizada y completa. "Hay mucho trabajo por hacer", sostiene, aunque es inasumible para ellos si no consiguen más apoyo económico. "La sostenibilidad económica es nuestro gran obstáculo”.

Así pues, si estás en Barcelona el 24 de noviembre no deberías perderte este banquete solidario. Y si vives en otras poblaciones, quizá puedes ser tú el impulsor de este tipo de comidas contra el despilfarro. Y es que como dijo Martin Luther King: “Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50