Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer videojuego que lucha contra la LGTBIfobia

El educador Álex Rodríguez crea De Fobos y Deimos, un juego de rol con fines terapéuticos que combate la "diversifobia"

Una de las pantallas del juego De Fobos y Deimos.
Una de las pantallas del juego De Fobos y Deimos.

De Fobos y Deimos es un juego de rol a la vez que una herramienta educativa. Es el primer videojuego creado en España para concienciar a jóvenes y adolescentes de la problemática del acoso que sufren las personas LGTBI. "Es un videojuego que ayuda a comportarnos y a posicionarnos en contra de la diversifobia", explica su autor, el psicólogo, educador y orientador social Álex Rodríguez (Bilbao, 1988). Es una llamada de atención contra el bullying LGTBI fóbico.

Álex Rodríguez, autor del videojuego De Fobos y Deimos.
Álex Rodríguez, autor del videojuego De Fobos y Deimos.

El bullying motivado por la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género sigue siendo el mayoritario en España. Estudios llevados a cabo por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) revelan que casi un 60% del alumnado ha sido testigo de ciberacoso hacia estudiantes que han sido identificados con el colectivo LGTBI. Álex Rodríguez lo sufrió de joven en primera persona: "Yo fui víctima de la homofobia por ser homosexual. Recibí burlas, insultos, golpes... aunque ninguno grave". Aquella época coincidió con la muerte por suicidio de Jokin C., un joven de 14 años de Hondarribia (Gipuzkoa) que había sufrido humillaciones, vejaciones y agresiones de otros menores de su entorno.

"Jokin me marcó mucho. Fue un ejemplo y ayudó a despertar muchas conciencias sobre el fenómeno del bullying. Jokin y yo estábamos viviendo situaciones semejantes. Eso me llevó a hacerle un modesto homenaje: el personaje principal del videojuego lleva su nombre", explica Rodríguez: "Al ponerse en la piel de Jokin, los jugadores pueden sentir en sus carnes lo que muchas personas sienten cada día cuando salen a la calle o en su trabajo, porque la LGTBI fobia y la diversifobia intentan destruir nuestro mayor tesoro, la diversidad".

De Fobos y Deimos surgió de la participación de Rodríguez en Gaymer.es, la mayor comunidad de videojugadores LGTBI de habla hispana, y tras inspirarse en la obra de Anna Anthropy, una afamada diseñadora de videojuegos. La aportación del juego de rol creado por el educador bilbaíno radica en las vicisitudes que los personajes deben afrontar para hacer frente a la problemática de la LGTBI fobia. "Los videojugadores se involucran en una historia de fantasía en la que deben tomar decisiones éticas, vivir situaciones emocionales introspectivas y empatizar con un entorno donde existe la diversifobia en las aulas y fuera de ellas", explica el autor, con siete años de experiencia con menores en situación de desprotección.

El juego cuenta con todas las claves de los videojuegos clásicos: misterio, fantasía, aventura, retos, habilidades, conflictos, interacción con otros jugadores. Incluye varios niveles de dificultad, diálogos exclusivos, así como diferentes finales posibles. De Fobos y Deimos ha sido premiado por el Ayuntamiento de Bilbao por "su valor educativo y social". Está dirigido a jóvenes y adolescentes, pero también para responsables educativos de colegios, pues el videojuego está orientado a "ayudar a poner fin a comportamientos de acoso y abuso por la condición de género o de sexo".

Rodríguez ha tratado de deslizar en su trabajo valores como la empatía y la importancia de aceptarse uno a sí mismo: "Tenemos que comprender que no estamos solos, siempre hay personas que están dispuestas a ayudarnos. El principal aprendizaje es que cualquier problema social requiere de la involucración de toda la sociedad", apunta.

De Fobos y Deimos es gratuito -se puede descargar desde la plataforma Steam en Internet-, y actualmente solo disponible para Windows, aunque en un futuro llegará una versión para Apple y Android.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información