X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Meghan Markle viaja sola a Canadá en plena polémica con su familia

La duquesa de Sussex se embarca en un viaje privado a Toronto, donde vivió antes de su boda con el príncipe Enrique

Meghan Markle, duquesa de Sussex, en un partido de polo, el pasado 26 de julio. Getty Images

Por primera vez desde que se convirtiera en la duquesa de Sussex, Meghan Markle, ha viajado sola. Lo ha hecho a Toronto, Canadá, ciudad en la que filmó las siete temporadas de la serie Suits, de la que fue protagonista y cuyo rodaje abandonó hace casi un año para unirse a la familia real británica. Este viaje en solitario, en el que ha aprovechado para visitar a sus amigos, tiene lugar antes del primer viaje oficial de la pareja juntos, en el que los Sussex visitarán Australia, Nueva Zelanda, las Islas Fiji y Tonga.

El viaje de la actriz de 37 años, que tuvo lugar en un vuelo regular, se realizó en la más estricta privacidad. De acuerdo con el portal de noticias sobre la Casa Real Británica Royal Central, el palacio de Kensington dio instrucciones estrictas para que la aerolínea Air Canada protegiera a la actriz para que nadie le tomara fotos ni se le acercara.

El viaje de Markle ocurre días después de que su padre, Thomas Markle, que lanzó su propia línea de ropa para hombres aprovechando la fama que ha adquirido gracias a su hija, concediera una polémica entrevista para The Sun en la que describió a su hija y a la familia real de "cienciólogos" y los calificó de "cultos" y "secretos", y también aseguró hace unas semanas que Meghan está "aterrorizada".

El padre de Markle, de 74 años, no se cansa de hostigar con sus declaraciones a su hija. A finales de julio, en una entrevista a la edición dominical de The Daily Mail, aseguró que no habla con su hija desde hace semanas y que ella le ha cortado la comunicación. "Solía tener un número de teléfono y un número para mandar mensajes a través de sus ayudantes personales de palacio, pero después de decir unas cuantas palabras críticas sobre la familia real y cómo han cambiado a Meghan, han cortado toda comunicación conmigo", afirmó entonces, frustrado por no poder mandarle una tarjeta de felicitación a su hija con motivo de su cumpleaños, celebrado el pasado 4 de agosto. "Quería mandarle una tarjeta. Pero si la mando al palacio de Kesington, o donde sea que viva ahora, será una entre miles. Probablemente nunca la verá", se lamentó.

Enrique y Meghan, duques de Sussex en Frensham, Inglaterra, el pasado 4 de agosto. GTRESONLINE

Markle aseguró también: "Sería más fácil para Meghan si yo muriera. Todo el mundo la llenaría de muestras de cariño. Pero espero que nos reconciliemos. Odiaría morirme sin volver a hablar con Meghan". Y confesó que no se encuentra bien de salud, que ya no es lo que era y que sufre de artritis y problemas cardíacos.

Pero su padre no es el único que arremete contra la duquesa. Su tío Michael Markle, exdiplomático norteamericano de 78 años, afirmó en una entrevista para el Sunday Mirror que estaba sorprendido y decepcionado de que su sobrina no lo hubiese invitado a su boda el pasado mayo. "No entiendo por qué se ha mostrado tan indiferente conmigo. No tiene motivos. Le ayudé mucho y no pedí nada a cambió", afirmó en referencia a que cuando ella tenía 20 años le ayudó a conseguir una beca en la embajada estadounidense en Argentina. "He hecho más por ella que los demás. Probablemente sea el que más ha hecho por ella.", añadió.

La duquesa no solo tiene una relación conflictiva con su padre y con su tío. Su medio hermano, Thomas Jr., un pistolero de 51 años que vive en Oregon, Estados Unidos y que fue arrestado por apuntar con un arma a la cabeza de su novia, escribió una carta a Enrique en la que le advirtió de que su matrimonio era "el error más grande en la historia de las bodas reales". La relación con su hermana tampoco es mejor. Samantha Grant, modelo y actriz de 53 años y que vive en Florida, lleva 10 años sin hablarse con Meghan. Tampoco fue invitada a la boda. Ahora amenaza con acudir a programas de televisión de alcance como Gran Hermano VIP.