Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las desconocidas que impulsan la revolución feminista en Madrid
10 fotos

Las desconocidas que impulsan la revolución feminista en Madrid

Las calles de la capital acogen proyectos de ocio y cultura con el objetivo de transformar la sociedad hacia la igualdad. Sigue el recorrido en 10 rostros de las creadoras de algunas de estas propuestas

  • Alina Zarekaite es la responsable de la librería Mujeres, que en 2018 celebra el 40º aniversario. En los estantes de esta tienda, a escasos metros de la Plaza Mayor de Madrid, solo se encuentran libros escritos por mujeres o ensayos sobre feminismo. A pesar de llevar décadas en la capital, este último año han multiplicado sus clientes: "Cada día viene más gente, sobre todo mujeres, y se está editando muchísimo. Las editoriales se han dado cuenta de que existimos y escribimos y se han lanzado a la carrera", afirma Zarekaite. "Esta librería es un gran #MeToo; todas hemos vivido lo que hay escrito".
    1El gran #MeToo de los libros Alina Zarekaite es la responsable de la librería Mujeres, que en 2018 celebra el 40º aniversario. En los estantes de esta tienda, a escasos metros de la Plaza Mayor de Madrid, solo se encuentran libros escritos por mujeres o ensayos sobre feminismo. A pesar de llevar décadas en la capital, este último año han multiplicado sus clientes: "Cada día viene más gente, sobre todo mujeres, y se está editando muchísimo. Las editoriales se han dado cuenta de que existimos y escribimos y se han lanzado a la carrera", afirma Zarekaite. "Esta librería es un gran #MeToo; todas hemos vivido lo que hay escrito".
  • Miren Elorduy es una de las fundadoras de la librería Mujeres & Compañía, en el barrio madrileño de Ópera. Este establecimiento y espacio de encuentro de mujeres está especializado en literatura infantil y juvenil no sexista. Sin embargo, "no todo lo que se escribe con sello feminista es válido", avisa Elorduy.
    2Dónde las niñas pueden leer heroínas Miren Elorduy es una de las fundadoras de la librería Mujeres & Compañía, en el barrio madrileño de Ópera. Este establecimiento y espacio de encuentro de mujeres está especializado en literatura infantil y juvenil no sexista. Sin embargo, "no todo lo que se escribe con sello feminista es válido", avisa Elorduy.
  • En su bolso nunca faltan una libreta y un bolígrafo. Lola Fernández de Sevilla es la responsable de Helvéticas, una escuela de escritura feminista que llegó a Madrid en 2011. Alrededor de 150 mujeres pasan por los talleres cada año. En las clases, Fernández de Sevilla invita a las participantes a narrar desde la intimidad para descubrir quiénes son. "La escritura es solitaria pero investiga lo más personal y compartirla nos ayuda a transformar la sociedad", sostiene la profesora de escritura.
    3La necesidad de narrar desde lo femenino En su bolso nunca faltan una libreta y un bolígrafo. Lola Fernández de Sevilla es la responsable de Helvéticas, una escuela de escritura feminista que llegó a Madrid en 2011. Alrededor de 150 mujeres pasan por los talleres cada año. En las clases, Fernández de Sevilla invita a las participantes a narrar desde la intimidad para descubrir quiénes son. "La escritura es solitaria pero investiga lo más personal y compartirla nos ayuda a transformar la sociedad", sostiene la profesora de escritura.
  • Olga Carmona pertenece a Autoras de Cómics, un colectivo de dibujantes e ilustradoras que reivindican la presencia femenina en el mundo del tebeo. "Autores, personajes y editores son hombres y eso masculiniza todas las temáticas", explica. Una veintena de mujeres profesionales del noveno arte se reúnen para desarrollar proyectos como la exposición 'Presentes' sobre las grandes mujeres que la historia ha olvidado.
    4El cómic también es cosa de chicas Olga Carmona pertenece a Autoras de Cómics, un colectivo de dibujantes e ilustradoras que reivindican la presencia femenina en el mundo del tebeo. "Autores, personajes y editores son hombres y eso masculiniza todas las temáticas", explica. Una veintena de mujeres profesionales del noveno arte se reúnen para desarrollar proyectos como la exposición 'Presentes' sobre las grandes mujeres que la historia ha olvidado.
  • 'De Espaldas al Patriarcado' es el nombre que la cantautora madrileña Marina Llamas puso al proyecto. "Sabía que quería hablar de feminismo, romper los cánones de la vocalista perfecta, quería denunciar la violencia del patriarcado, pero me daba vergüenza, así que empecé cantando de espaldas al público", recuerda entre risas. El éxito le llegó de forma repentina: "Tocábamos solo en bares o entre conocidos cuando nos empezaron a llamar para conciertos y festivales. Los hombres solían irse de los conciertos. Pero las mujeres venían, nos abrazaban y nos daban las gracias", afirma.
    5Cantar de espaldas al patriarcado 'De Espaldas al Patriarcado' es el nombre que la cantautora madrileña Marina Llamas puso al proyecto. "Sabía que quería hablar de feminismo, romper los cánones de la vocalista perfecta, quería denunciar la violencia del patriarcado, pero me daba vergüenza, así que empecé cantando de espaldas al público", recuerda entre risas. El éxito le llegó de forma repentina: "Tocábamos solo en bares o entre conocidos cuando nos empezaron a llamar para conciertos y festivales. Los hombres solían irse de los conciertos. Pero las mujeres venían, nos abrazaban y nos daban las gracias", afirma.
  • La actriz y dramaturga Eva Parra dirige el proyecto 'El huerto de la Parra'. Pese al nombre, no tiene nada que ver con cultivos. Se compone de varias representaciones teatrales dedicadas al feminismo. A través del humor y el debate, pretende hacer reflexionar sobre el papel de la mujer en la sociedad. Las obras 'Las edades de la mujer' y 'Relatos del amor romántico' son sus proyectos principales.
    6El feminismo se construye en el escenario La actriz y dramaturga Eva Parra dirige el proyecto 'El huerto de la Parra'. Pese al nombre, no tiene nada que ver con cultivos. Se compone de varias representaciones teatrales dedicadas al feminismo. A través del humor y el debate, pretende hacer reflexionar sobre el papel de la mujer en la sociedad. Las obras 'Las edades de la mujer' y 'Relatos del amor romántico' son sus proyectos principales.
  • Valentina Rizzante pertenece al colectivo Sangre Fucsia, que en octubre lanzó un juego de mesa feminista, parecido al Trivial, para llevar la revolución al salón de casa. El juego tiene 1.200 preguntas distribuidas en seis categorías representadas por mujeres icónicas de la historia. 'Feminismos reunidos' ya va por la tercera edición y han recaudado más 70.000 euros a través de un crowdfunding. Se puede adquirir en la librería Traficantes de Sueños, en el barrio de La Latina de Madrid, por 30 euros.
    7El feminismo que se juega con amigos Valentina Rizzante pertenece al colectivo Sangre Fucsia, que en octubre lanzó un juego de mesa feminista, parecido al Trivial, para llevar la revolución al salón de casa. El juego tiene 1.200 preguntas distribuidas en seis categorías representadas por mujeres icónicas de la historia. 'Feminismos reunidos' ya va por la tercera edición y han recaudado más 70.000 euros a través de un crowdfunding. Se puede adquirir en la librería Traficantes de Sueños, en el barrio de La Latina de Madrid, por 30 euros.
  • Sara López es la fundadora de Herstóricas, un colectivo que organiza paseos históricos y feministas por la capital, así como visitas guiadas con visión de género en el Museo del Prado. "Las mujeres somos las mayores consumidoras de cultura y esta no se dirige a nosotras", denuncia López. Herstóricas ha abierto talleres e inicitivas para reescribir la historia dando voz a las mujeres: "No queremos ser meras anécdotas".
    8Recorrer las calles en busca de mujeres Sara López es la fundadora de Herstóricas, un colectivo que organiza paseos históricos y feministas por la capital, así como visitas guiadas con visión de género en el Museo del Prado. "Las mujeres somos las mayores consumidoras de cultura y esta no se dirige a nosotras", denuncia López. Herstóricas ha abierto talleres e inicitivas para reescribir la historia dando voz a las mujeres: "No queremos ser meras anécdotas".
  • En el barrio de Lavapiés de Madrid, Joan Lucía regenta una cafetería que quiere ser un punto de encuentro feminista. Entre cervezas y tazas de café, el consumidor encuentra libros sobre mujeres, pinturas y carteles por la igualdad. Decenas de sujetadores colgados del techo representan cada una de las víctimas de violencia machista del último año. "Madrid necesita espacios seguros para las mujeres", dice Lucía, y asegura que desde este marzo el espacio se llena todos los días.
    9Un café por la igualdad En el barrio de Lavapiés de Madrid, Joan Lucía regenta una cafetería que quiere ser un punto de encuentro feminista. Entre cervezas y tazas de café, el consumidor encuentra libros sobre mujeres, pinturas y carteles por la igualdad. Decenas de sujetadores colgados del techo representan cada una de las víctimas de violencia machista del último año. "Madrid necesita espacios seguros para las mujeres", dice Lucía, y asegura que desde este marzo el espacio se llena todos los días.
  • Sílvia Clavería tiene claro que "las mujeres también son expertas". Esta profesora de Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid fue una de las artífices del movimiento #SíConMujeres, que busca visibilizar a las académicas en las conferencias, las ponencias y en los medios. En el marco del proyecto iniciaron una plataforma en la que académicas y profesionales del sector de las ciencias sociales pudieran inscribirse. Tras tres semanas suman ya 669 expertas inscritas.
    10Las expertas reclaman su voz Sílvia Clavería tiene claro que "las mujeres también son expertas". Esta profesora de Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid fue una de las artífices del movimiento #SíConMujeres, que busca visibilizar a las académicas en las conferencias, las ponencias y en los medios. En el marco del proyecto iniciaron una plataforma en la que académicas y profesionales del sector de las ciencias sociales pudieran inscribirse. Tras tres semanas suman ya 669 expertas inscritas.