Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La misma España, dos planes ODS muy diferentes

La presentación ante la ONU del plan nacional de ODS concita un amplio respaldo social y político

Seseión de trabajo del Foro Político de Alto Nivel de la ONU, responsable del seguimiento de los ODS.
Seseión de trabajo del Foro Político de Alto Nivel de la ONU, responsable del seguimiento de los ODS.

Mañana miércoles se presenta ante el Foro Político de Alto Nivel de la ONU en Nueva York el plan de acción de España para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Nuestro país llega a este foro cuando ha transcurrido ya una quinta parte del período de validez de la Agenda 2030 y después de que 65 naciones del planeta hayan presentado sus propios planes. Sin embargo, las últimas semanas han transformado por completo el estado de ánimo político y social que acompaña este proceso. Del funeral de entonces, al optimismo de hoy:

  • El plan es (mucho) mejor de lo que era. Ya compartimos con ustedes en este blog nuestra candorosa opinión sobre el Borrador Cero circulado por el anterior equipo de gobierno. No les aburro con detalles, pero créanme si les digo que lo que llega ahora a Nueva York es ciencia-ficción en comparación con lo que vimos.
  • En buena medida, el plan es mejor porque alguien en el Consejo de Ministros sabe ahora que “ODS” no es el nombre de alguna capital de Asia central. La agenda del desarrollo sostenible tiene hoy en nuestro país tracción política. Empezando por el Presidente, siguiendo por ministros de referencia como Teresa Ribera y Josep Borrell, y terminando por el fichaje de la nueva Alta Comisionada del gobierno. Cristina Gallach es una mujer capaz, experta en el asunto y zafada en el contexto de sus negociaciones.
  • Vamos a necesitar todo ese entusiasmo y algo más, si hemos de hacer caso a los indicadores que hacía públicos la semana pasada la Red Española de Desarrollo Sostenible y su paraguas internacional SDSN. De acuerdo con el índice que elaboran, España aparece en el puesto 25 de 156 países, pero nuestro país está hundido o muy lejos de las metas establecidas en 13 de los 17 objetivos. Hablaremos más de este asunto en @3500M.
  • Buena parte de estos desafíos están en el informe que una coalición multisectorial de ONG –Futuro en común– presentó también la semana pasada. El informe Una Agenda 2030 transformadora para las personas y el planeta (resumen aquí) sitúa a España frente al espejo, incidiendo en cuatro ejes fundamentales de la Agenda 2030: desigualdad, sostenibilidad, violencia y democracia, e interdependencia global.
  • Precisamente esta coalición se verá con el Gobierno el miércoles por la mañana, justo antes de la presentación formal del plan, para trasladarles el aliento reformista de la sociedad civil española. Con ellos estarán algunos de los gobiernos regionales pioneros en este asunto, como Valencia, País Vasco y Extremadura, además de ayuntamientos. También representantes de ISGlobal, del ItdUPM y de otros centros de conocimiento españoles que han convertido los ODS en una autopista de la innovación para el desarrollo sostenible. La importancia simbólica de este grupo es incuestionable.

Un plan trascendente que no es solo de un gobierno, sino del conjunto de la sociedad española. Hemos establecido un rasero muy alto. Ahora debemos estar a la altura.

Más información