Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Jessica Wade | Física de polímeros

La mujer que añade una científica cada día a la Wikipedia

Jessica Wade escribe una biografía diaria para dar a conocer las mujeres ignoradas de la ciencia

Jessica Wade explica cómo funciona un material semiconductor orgánico. Ampliar foto
Jessica Wade explica cómo funciona un material semiconductor orgánico.

Como la mayoría de las investigadoras de física de Reino Unido, Jessica Wade (Londres, 1988) se educó en un colegio de chicas. Trabaja todos los días para asegurarse de que, cada año, sean más las niñas que eligen carreras de ciencia. Es fundadora y coordinadora de varias asociaciones, colabora con el Instituto de Física británico y da charlas en colegios. Pero Wade tiene otra estrategia sorprendente para aumentar la representación de las mujeres en la ciencia: escribe páginas de Wikipedia sobre científicas. Una cada día.

Wade cursó la carrera y un máster en Imperial College London, donde ahora trabaja en el estudio de la electrónica de polímeros. “Cuando empecé a hacer mi tesis de doctorado era la única chica en el grupo de investigación. Se graduó mi mejor amiga y de repente me resultó muy difícil estar en la universidad que amaba tanto, sin una red de apoyo. Entonces fue cuando me di cuenta de que eso le debe de pasar a todas las mujeres en todos los departamentos, cuando no tienen a esa mejor amiga”, recuerda la joven investigadora.

Crear páginas de Wikipedia sobre científicas “es un movimiento global”, asegura. Su inspiración fue la estudiante de medicina estadounidense Emily Temple-Wood, que empezó a editar la Wikipedia con 12 años. Tras recibir oleadas de comentarios misóginos, por correo y por redes sociales, Temple-Wood decidió “enfocar su ira” de forma constructiva: comenzó a escribir una página de Wikipedia sobre una mujer investigadora por cada mensaje abusivo. En poco tiempo, la joven abanderó un grupo de colaboradores que logró mejorar la calidad de los artículos biográficos sobre científicas por encima de la media de toda la enciclopedia. Ese fenómeno se conoce como el efecto Keilana, en honor al nombre de usuario de Temple-Wood en la red.

Wade ha seguido su ejemplo escribiendo siete entradas nuevas por semana, y ya lleva varios centenares. Rebusca en los archivos de instituciones científicas, pasa horas en Twitter, va a conferencias, todo por encontrar a las mujeres ignoradas de la ciencia, vivas o muertas. Por cada 100 biografías de la Wikipedia en inglés, solo 17 son de mujeres. “Pero ese 17% no es solo para ciencia. En ciencia, donde las mujeres ya de por sí están poco representadas, es mucho peor”, denuncia.

Las biografías de científicas se suelen limitar a enumerar los premios que han recibido, mencionar el hecho de que son mujeres o hablar de sus maridos

“No solo es una realidad triste y discriminatoria, es que además las pocas páginas que existen sobre científicas se suelen limitar a enumerar los premios que han recibido, mencionar el hecho de que son mujeres o hablar de sus maridos. Hay muy poca información sobre sus investigaciones”, explica, irritada. “Y si vas a la página de una disciplina científica donde sabes que una mujer hizo una contribución importante, es muy raro que la mencionen a ella o su contribución. Me cabrea muchísimo”. Además, Wade señala que la Wikipedia es el principal recurso educativo en muchos países con escasa distribución de libros de texto. “No quiero que esa gente tenga una visión tan sesgada”, agrega.

Lo más importante a la hora de crear una biografía nueva es demostrar la notabilidad de la persona, demostrar que “merece” tener una página de Wikipedia. Y suele ser muy difícil. “No puedo hacer una página para mi amiga por hacer la gracia. En la ciencia, normalmente hay que tener un cierto número de publicaciones”, explica. “Mi página la hizo un ingeniero de Imperial College, pero me da mucha vergüenza, ¡yo no tengo suficientes publicaciones para ser notable!”, ríe. Aún así, Wade confiesa querer hacer la biografía de su madre, que también ha sido una gran inspiración en su vida. El único motivo por el que todavía no la ha escrito es para evitar un conflicto de interés, porque en realidad ella cumple todos los requisitos: es investigadora psiquiatra, médico en el Servicio Nacional de Salud (NHS), ha publicado un libro y, claro, es mujer. Su hija dice: “Creo que no lo apreciaba de pequeña, pero ahora le digo a menudo, ‘un día de estos te hago una página de Wikipedia’”.

Las páginas favoritas de Jessica Wade

Kimm Cobb, climatóloga

“Fue mi primera página completa. Apareció en la portada de la Wikipedia”

Susan Goldberg, periodista

“Estuve en una charla de la primera editora de National Geographic, ¡primera en 130 años de la revista, y no tenía página!”

Gladys West, matemática

“Fue la Primera Dama del GPS, y se convirtió en una de las mujeres BBC 100 este año”

Jo Dunkley, astrofísica

“Ganó el premio Rosalind Franklin de la Royal Society. Estaba sentada en su charla ese día pensando lo increíble que era, y un par de años más tarde escribí su página”

En el caso de escritoras y comunicadoras de la ciencia, los criterios de notabilidad son más ambiguos. “A veces creas una página sobre una mujer que contribuye más a la conversación sobre la ciencia que a la investigación directamente, y la gente rápidamente empieza a señalar que no hay notabilidad o que no ha hecho ninguna contribución. Es horrible leer eso”, dice, “sería horrible leer eso sobre tí”.

Precisamente por estos comentarios, Wade procura esperar a la revisión de un editor experimentado de la enciclopedia antes de compartir sus páginas nuevas. “Pero necesitamos más diversidad entre los editores; también ahí hay un sesgo porque casi todos son hombres”, lamenta. Además, la investigadora cree que hay otro problema: “Me he dado cuenta de forma anecdótica, todavía no tengo datos estadísticos, pero parece que esos comentarios aparecen más rápido cuando la mujer no es blanca. Eso realmente me parece terrible”.

Existe un movimiento internacional para mejorar la diversidad en otras versiones de la Wikipedia. “En español creo que el 18% de las biografías son de mujeres. Está algo mejor, pero claro, es una Wikipedia mucho más pequeña [que la inglesa]”. La ventaja, señala, es que hay tan pocos editores en otros idiomas, que es muy fácil empezar y sentirse acogido por la nueva comunidad que está apareciendo. Para todos los que estén considerando sumarse, Wade tiene un consejo: “Una forma muy fácil de empezar a editar la Wikipedia en español es traducir artículos de la versión inglesa que todavía no existen. Eso estaría genial”.

'Wikithon', edición en grupo

Cualquiera puede editar la Wikipedia. No hace falta ni registrar un usuario. Pero como muchos no se animan sin un empujón, Wade organiza wikithons regulares. Son eventos donde la gente de una sala se pone a editar la enciclopedia en grupo, normalmente durante una o dos horas. “Solo necesitas ordenador, una persona que entienda la Wikipedia y un grupo de gente motivada para hacer el bien”, dice la física londinense.

Los wikithons se pueden llevar a cabo en congresos, escuelas de verano o con grupos universitarios, pero funcionan especialmente bien en colegios. “A los profesores les encantan, porque muchas habilidades, como la de consultar fuentes imparciales y hacer una bibliografía, coinciden con material del currículum que quieren enseñar de todas formas”, dice. “Y tienen un efecto increíble sobre la gente joven”, añade: “El discurso suele ser ‘necesitamos más mujeres en la ciencia’, simplemente porque es lo correcto, pero estamos aburridos de oír eso. Si [los alumnos] están conociendo a las mujeres, todos trabajando juntos, realmente aprecian los descubrimientos increíbles que hicieron”.

Más información