X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El bautizo del príncipe Luis de Cambridge será el 9 de julio

El tercer hijo de los duques Guillermo y Catalina será bautizado en el palacio de Saint James

Guillermo, Kate y Luis de Cambridge el 23 de abril, a su salida del hospital. GTRESONLINE

Los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, han anunciado la fecha del bautizo de su tercer hijo, el príncipe Luis. La celebración tendrá lugar el próximo lunes 9 de julio. También han dado a conocer el lugar del bautismo: la Capilla Real del palacio de Saint James, en Londres.

El tercero de los hijos de Guillermo y Kate (quinto en la línea de sucesión al trono británico) nació la mañana del 23 de abril en el hospital St. Mary de Londres, al igual que sus hermanos, Jorge y Carlota. Por el momento se desconoce quienes serán sus padrinos, una información que el palacio de Kensington (residencia oficial de los duques de Cambridge y también de los de Sussex) desvelará más adelante o incluso en el día de la celebración. 

El pequeño sigue así la tradición de sus hermanos y de la familia real: ser bautizado por el arzobispo de Canterbury y hacerlo a los tres meses de edad. Jorge Alejandro Luis —el tercero en la línea de sucesión al trono tras su abuelo, el príncipe Carlos, y su padre, el príncipe Guillermo nació en el mismo hospital que el resto de sus hermanos el 22 de julio de 2013. Su bautizo, al que sólo asistieron 22 personas, se celebró en el palacio de Saint James el 23 de octubre de 2013, y entonces sus padrinos fueron Zara Phillips (prima hermana de Guillermo) y otros seis amigos de la pareja.

Carlota Isabel Diana, la segunda hija de los duques, nació el 2 de mayo en el mismo hospital que sus hermanos y fue bautizada el 5 de julio. Tuvo tres padrinos y dos madrinas, entre ellos Laura Fellowes, hija de una hermana de Diana de Gales. Eso sí: su bautizo fue fuera de Londres y se celebró en Sandringham. Las fotos fueron especialmente llamativas, puesto que fueron tomadas por Mario Testino.