Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Humo y brasas en el centro de Portugal
16 fotos

Humo y brasas en el centro de Portugal

La zona cero de los incendios de 2017 en Portugal no levanta cabeza

  • Las señales de la zona cero de los incendios de Pedrógão Grande, Noudeirinho, continúan calcinadas. Ni el municipio ni los vecinos han recibido ayudas oficiales para recomponer sus vidas.
    1Las señales de la zona cero de los incendios de Pedrógão Grande, Noudeirinho, continúan calcinadas. Ni el municipio ni los vecinos han recibido ayudas oficiales para recomponer sus vidas.
  • Los incendios de Pedrógão Grande, en el centro de Portugal, del 2017 devastaron 10.000 hectáreas. Un año después la zona continúa igual y los vecinos temen que -sin ayudad- se repita la tragedia este verano.
    2Los incendios de Pedrógão Grande, en el centro de Portugal, del 2017 devastaron 10.000 hectáreas. Un año después la zona continúa igual y los vecinos temen que -sin ayudad- se repita la tragedia este verano.
  • Un leñador tala los troncos que quedaron en pie un año después de los incendios de Pedrógão Grande, en los que murieron casi 70 personas.
    3Un leñador tala los troncos que quedaron en pie un año después de los incendios de Pedrógão Grande, en los que murieron casi 70 personas.
  • En la imagen, carretera entre Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pera, cerca de Pedrógão Grande, donde murieron casi 50 personas.
    4En la imagen, carretera entre Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pera, cerca de Pedrógão Grande, donde murieron casi 50 personas.
  • Las empresas madereras proliferan en la zona de Pedrógão Grande para recoger la madera que les vale un año después de los incendios más mortíferos de la historia reciente en Portugal.
    5Las empresas madereras proliferan en la zona de Pedrógão Grande para recoger la madera que les vale un año después de los incendios más mortíferos de la historia reciente en Portugal.
  • En la imagen, Mario, de 75 anos, que se salvo del incendio porque permaneció pegado contra un tanque de agua toda la noche y se resguardó en su casa después.
    6En la imagen, Mario, de 75 anos, que se salvo del incendio porque permaneció pegado contra un tanque de agua toda la noche y se resguardó en su casa después.
  • En la imagen, Sergio Lourenço (derecha), comandante adjunto de los Bomberos Voluntarios de Pedrógão Grande, y Micael Caetano, un voluntario. Ambos trabajaron en la extinción del incendio del año pasado, en el municipio de Pobrais. Lourenço ha sido recientemente galardonado por haber salvado la vida a al menos ocho vecinos.
    7En la imagen, Sergio Lourenço (derecha), comandante adjunto de los Bomberos Voluntarios de Pedrógão Grande, y Micael Caetano, un voluntario. Ambos trabajaron en la extinción del incendio del año pasado, en el municipio de Pobrais. Lourenço ha sido recientemente galardonado por haber salvado la vida a al menos ocho vecinos.
  • En la imagen, senalizacion de entrada al municipio de Nodeirinho.
    8En la imagen, senalizacion de entrada al municipio de Nodeirinho.
  • Depósito de agua en Nodeirinho donde el campesino Mario y su esposa, María Rosa, ambos de 75 años, permanecieron pegados para evitar el calor y las llamas durante el incendio del 17 de junio de 2017.
    9Depósito de agua en Nodeirinho donde el campesino Mario y su esposa, María Rosa, ambos de 75 años, permanecieron pegados para evitar el calor y las llamas durante el incendio del 17 de junio de 2017.
  • Vivienda devastada y con huellas del incendio de junio de 2018 en Nodeirinho.
    10Vivienda devastada y con huellas del incendio de junio de 2018 en Nodeirinho.
  • Imagen aérea de zona quemada por el incendio de junio de 2018 en el termino municipal de Pedrógão Grande (en el centro de Portugal).
    11Imagen aérea de zona quemada por el incendio de junio de 2018 en el termino municipal de Pedrógão Grande (en el centro de Portugal).
  • En la imagen, José Carlos Santos, de 38 años, quien sufrió quemaduras en gran parte de su cuerpo en el incendio del año pasado en Pedrógão Grande. El hombre tiene el 35% del cuerpo quemado y le fue trasplantada piel de sus muslos y su barriga.
    12En la imagen, José Carlos Santos, de 38 años, quien sufrió quemaduras en gran parte de su cuerpo en el incendio del año pasado en Pedrógão Grande. El hombre tiene el 35% del cuerpo quemado y le fue trasplantada piel de sus muslos y su barriga.
  • Tras los incendios de 2017, las empresas madereras han proliferado en el municipio de Pedrógão Grande. De 13.000 hectáreas, 10.000 se quemaron. Los vecinos temen que este verano se calcinen las 3.000 hectáreas que quedan de eucaliptos.
    13Tras los incendios de 2017, las empresas madereras han proliferado en el municipio de Pedrógão Grande. De 13.000 hectáreas, 10.000 se quemaron. Los vecinos temen que este verano se calcinen las 3.000 hectáreas que quedan de eucaliptos.
  • En la imagen, bomberos voluntarios en el cuartel de Pedrógão Grande juegan a las cartas. Temen que este verano sea igual o peor que el anterior en el que casi 70 personas murieron calcinadas y derretidas por las llamas.
    14En la imagen, bomberos voluntarios en el cuartel de Pedrógão Grande juegan a las cartas. Temen que este verano sea igual o peor que el anterior en el que casi 70 personas murieron calcinadas y derretidas por las llamas.
  • Zona calcinada por los incendios de 2017 en Pedrógão Grande (en el centro de Portugal).
    15Zona calcinada por los incendios de 2017 en Pedrógão Grande (en el centro de Portugal).
  • La aldea de Nodeirinho, la zona cero de los incendios de junio de 2017 en Portugal, continúa calcinada y sin ningún tipo de actividad. Los vecinos y las víctimas no han recibido ninguna ayuda oficial para recuperar el entorno.
    16La aldea de Nodeirinho, la zona cero de los incendios de junio de 2017 en Portugal, continúa calcinada y sin ningún tipo de actividad. Los vecinos y las víctimas no han recibido ninguna ayuda oficial para recuperar el entorno.