Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diseño español que es capaz de recitar versos

El dúo de diseñadores Los Díez festejan sus 25 años en la industria con una exposición donde sus objetos clásicos se mezclan con otros que rozan la poesía visual

El banco de hormigón Public de Los Díez facilita el asiento a personas con movilidad reducida.
El banco de hormigón Public de Los Díez facilita el asiento a personas con movilidad reducida.

La crítica de arte estadounidense Rosalind Krauss publicó un ensayo, en 1979, La escultura en el campo expandido, en el que argumentaba que una escultura podría ser todo aquello que ocupara un espacio en un paisaje. Incluso un agujero en el campo tendría la posibilidad de ser tratado como una escultura bajo tierra.

Este mismo concepto, el de un escenario salpicado de objetos e ideas, lo han acoplado los diseñadores madrileños Javier (1966) y José Luis Díez (1968), los díez, a su mayor exposición retrospectiva, Los díez en los campos expandidos, que acoge el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid, hasta el 2 de septiembre. “Hemos querido mostrar los territorios que hemos ido atravesando a lo largo y ancho de nuestra trayectoria, cartografiada a través de los objetos a modo de hitos o mojones”, cuentan.

Librería Virtual producida por MISCel.LàNia.
Librería Virtual producida por MISCel.LàNia.

En este campo bombardeado de iconos del diseño español de los últimos 25 años están ejemplos como su multivendida librería Virtual producida por MISCel.LàNia, el Neobotijo de Bidasoa o los bancos DOVE, producidos por Mago Urban, que ganaron en 2010 el premio de mejor diseño industrial de la AEPD (Asociación Española de Profesionales del Diseño). “Esta es una exposición de tesis, nosotros cuando hacemos un diseño no hacemos artificio, es un diseño que soluciona, correcto, la figura central siempre es el usuario”, explica Javier.

El famoso Neobotijo producido por Bidasoa.
El famoso Neobotijo producido por Bidasoa.

Estos hermanos llevan un cuarto de siglo como uno de los primeros referentes del diseño industrial en España. Son poseedores un Delta de Plata (2005) –el prestigioso premio que lleva entregando desde 1961 ADI-FAD (Asociación de Diseño Industrial del Fomento de las Artes y el Diseño)–, y sus trabajos han sido producidos por firmas como Escofet 1886, Ecoralia, Alpujarreña, BlueMobility, Vilagrasa o Sargadelos, entre otras. Pero es en el diseño de mobiliario urbano donde se sienten más cómodos: “El espacio público suele adorna con mobiliario urbano casi sin criterio, nosotros entendemos que debe ser concebido como un espacio político, lo que queremos es mejorar la vida de la gente”.

Así, su banco de hormigón Public, cuyo diseño era una fusión entre un banco clásico de dos brazos y una butaca, y que facilitaba que personas con movilidad reducida se levantaran o sentaran de él fácilmente, ganó, en 2016, el premio al Diseño para Todas las Personas de la Fundación ONCE dentro de la última Bienal Iberoamericana de Diseño.

'Beso', una de las obras poéticas de Los Díez.
'Beso', una de las obras poéticas de Los Díez.

“Cuando una persona va a una tienda y escoge comprar un producto de diseño, lo hace libremente, pero cuando se trata de diseño urbano, es el usuario el que se lo encuentra de repente, se impone, y por eso hay un plus de responsabilidad”, añade Javier.

El trabajo de los díez, además de en la practicidad, también camina dentro de la poesía visual, y este vértice inspirador de los objetos, en la corriente de Joan Brossa o Nicanor Parra, forma parte de esta exposición comisariada por Juli Capella. “No queremos estar en el club del arte, somos diseñadores”, confiesan. Pero esta línea de trabajo también es seguida por coleccionistas de arte o galerías, y en la muestra conviven instalaciones como Desubicado, una puerta de dos picaportes; su famoso Beso, en el que dos flexos parecen dos enamorados; o su banco Godot, que han conseguido exponer en el exterior del museo y que podría ser un personaje solitario más de la novela de Samuel Beckett.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información